“Nunca se pone el monumento de una persona en el suelo”: Jorge Maestre

Conozca las diferencias entre monumento, escultura y busto. Además de las críticas que han generado algunas esculturas en Valledupar.

En cada glorieta y lugares emblemáticos de Valledupar se pueden observar distintos monumentos en homenaje a su cultura, historia y personajes destacados de la región, entre ellos están: ‘La pilonera Mayor’, ‘La revolución en marcha’, ‘Hernando de Santana’, ‘El Cacique Upar’, ‘Los Gallos, ‘Los Poporos’, ‘Los Músicos’, ‘Pedazo de Acordeón’, ‘María Mulata’, y otros. Según el escultor Jorge Maestre, los primeros monumentos que tuvo Valledupar fueron la Virgen que está ubicada en el parque de Las Madres y un Alfonso López que estaba situado en la plaza y hoy está en el aeropuerto.

JORGE-MAESTRE

Posteriormente Maestre hizo la Sirena Vallenata en el mandato de Rodolfo Campo Soto, luego elaboró al fundador de Valledupar Hernando de Santana en el gobierno de Jhony Pérez y continuó con Los Músicos en la administración de Miguel Meza Valera.

Actualmente la ciudad cuenta con nuevas esculturas en honor a los representantes más destacados de la música vallenata, las cuales han desatado críticas pero también han sido objeto de turismo.

El PILÓN se comunicó con Jorge Maestre, maestro de Artes Plásticas, fundador de la Escuela de Bellas Artes y precursor de los monumentos en la capital cesarense, para que le explicara a la comunidad cuáles son las diferencias entre monumento, escultura y busto, además de aclarar porque las esculturas de los músicos no entran a la categoría de monumento.

La escultura es la figura. El monumento es todo con pedestal y escultura. La escultura es la persona y la escultura en un pedestal ya se convierte en un monumento”. De igual forma indicó que un monumento viene de monumental: “Es grande, gigante, que por lo general está instalada por un pedestal que hace que sea aún más grande para que se haga más grandioso”.

Por otra parte informó que los bustos se hacen sobre un pedestal muy pequeño, las caras son pequeñas y por lo general son casi del tamaño de la persona. Se elaboran en un tamaño de 60 o 70 centímetros para ubicarlas en lugares cerrados, en entradas o parques muy pequeños.

El creador de por lo menos 13 monumentos en Valledupar, y otros en el departamento del Cesar, también se refirió a los ‘homenajes’ que le han hecho a Diomedes Díaz, Peter Manjarrés, Kaleth Morales e Iván Villazón: “Lo que hicieron con Diomedes, Kaleth, Peter, Villazón es casi una ofensa porque en vez de ensalzarlos y homenajearlos lo que hicieron fue ponerlos por el suelo. Nunca se le hace un monumento a una persona y ponerla en el suelo porque ya no es un monumento”.

De este modo puso el ejemplo de la escultura del cantante Diomedes Díaz, ya que considera que no debió ser puesto en una silla de madera porque este material no es eterno y los monumentos se elaboran para que perduren: “Eterno el bronce, el hierro, mármol, piedra, son materiales eternos porque se supone que el monumento debe durar para siempre, no es que entre 50 o 100 años ya no exista y ya no es un homenaje”.

Asimismo manifestó que otro de los errores que se han cometido en la elaboración de monumentos es el color, puesto que no se deben pintar de dorado porque refleja mucho la luz del sol y las facciones o componentes físicos de las no se ven muy bien. Por eso, los monumentos se oscurecen para captar los rasgos reales y a nivel mundial los escultores usan el color pardo, el café o el negro en sus representaciones. “El bronce en su estado natural es una aleación de aluminio de cobre con estaño y cuando se produce esa aleación el bronce tiene el color del cobre que es rojo pero cuando se le agrega el estaño se vuelve amarilloso y el bronce es amarillo y si se brilla y se pule brilla como el oro”.

Frente a esto, Maestre recordó que La Sirena Vallenata, su primer monumento hecho en la ciudad fue pintado de color dorado porque tenía la connotación de trofeo: “A mi casa llegó el CPV en ese entonces era Colombia Ramírez e Ismael Calderón, llegaron porque necesitaban un trofeo y querían una flor de cañahuate y dije que necesitan algo que tuviera que ver con la literatura, la narrativa y les dije que hiciéramos el mito de la Sirena”. También comentó que luego de realizar el trofeo el exalcalde Rodolfo Campo Soto le propuso hacerla a escala ampliada.

Por otro lado se refirió a la toma de fotografías por parte de la comunidad en los monumentos: “No se hacen esculturas para que la gente se tome fotos, se hace y después la gente se toma la foto si quiere. Pero no se hacen monumentos para que la gente se tome foto, ya eso cae en la categoría de muñeco de feria. No es la concepción”.

Según el artista en Valledupar se han cometido una serie de errores con las esculturas, ya que muchas no se parecen en la anatomía, en el ropaje y los rasgos de los homenajeados “en mi opinión deberían retirar esos cosos y ponerlos en un parquesito para que sean de pare como en Estados Unidos para que la gente se tome foto”.

Luz Andrea Gómez Brito / EL PILÓN
luzandreagomezb@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .