TRES POEMAS DEL PRÓXIMO LIBRO ‘EPIFANÍA DE LA MEMORIA’ DE JOSE ATUESTA MINDIOLA.

“Si tengo que definir la poesía. Hay algo mucho más importante: algo que nos animaría no sólo a seguir ensayando la poesía, sino a disfrutarla y a sentir lo que sabemos sobre ella”. (Jorge Luís Borges)

///
UN DISFRAZ PARA MI NIETO
(José Atuesta Mindiola).

Vas para una fiesta de disfraces,
efímera fantasía de rasgos ocultos
¿Qué tal un disfraz de profesor?
Misionero de la ruta venerable
donde la luz aviva la conciencia

O puede ser de bailador de ballet
Diagrama de acordes sonoros
magnifico ritual de sinfonía
estética asonancia del cuerpo
en el ritmo ligero de los pies

Te vestiré de poeta para que vivas
en la eternidad de la metáfora
epifanía vegetal en ronda de sol
por el viento verde en surtidores de agua
y la luna risueña por los cantos infantiles

Tal vez de pintor y sus colores
El blanco, arco iris dormido
el azul, cenit del mar y del cielo
y de arreboles, un ángulo
en la vecina distancia del ocaso

Si deseas, el disfraz de payaso
actor infalible de la risa
O el vestido del Ángel que te guarda
que ve la luz invisible, que te aleja
de asedios y tribulaciones

Jamás te disfrazaré de torero o cazador
No quiero que tus sueños ni tus manos
se profanen con sangre de la muerte
Ni que la multitud en triste paradoja
festeje la arrogancia victimaria

Tampoco un disfraz de guerrero
amante de sombras y laberintos
escurridizo a la belleza del arte
obsesivo, vanidoso de las armas
irascible al abismo de la soberbia

////

EL GATO MAX.
(José Atuesta Mindiola)

El gato titán de acrobacias
ingrávido camina boca arriba
seguro de sus aventuras

Flexible astuto saltarín
el instinto silvestre felino
no acicala el filo de sus dientes

La soledad no profana su vigilia
pensativo se inventa compañía
juega persiguiendo los fantasmas

Su cola espanta la sombra de la noche
su mirada es dueña de la luz, y su cuerpo
se adapta al molde de los sueños

Atisba en la distancia
el aroma de los pasos de su amo
y conquista los ojos de la casa

////

RETRATOS DE ÁRBOLES PAISANOS
(José Atuesta Mindiola)

Los árboles no son pecadores
sueñan la muerte en la vejez
lejos de ustorios arboricidas
Cuando el día abre sus ventanas
imponentes brindan sus colores
que duermen el silencio de la sombra

El campano, árbol de lluvia o samán
gigante sombrero de sabanas
verano banquete del ganado
Peregüetano guardián de los ríos
sus ramas abanican su cauce
y sus flores son lienzos de nieve

La ceiba, bosquejo de cetáceo
de alta y voluminosa silueta
su estancia, el lugar de la sequía
El higuito, rostro de ermitaños
barbas colgantes sus raíces
y de flores tristes por sus falsos frutos

Caracolí, de excelsa estatura
su fruto, un corazón de harina
en la mesa antigua de la comarca
El cañaguate con sus lazos de sol
por instante esconde el arco iris
Detenerse en el florido cañaguate
es levitar en la magia de la luz

////

BLOG DEL AUTOR: José Atuesta Mindiola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .