ESTEBAN CUELLO GUTIÉRREZ UN CIENTIFICO JUNTERO

MI CRÓNICA SABATINA

Por José Jaime Daza Hinojosa

Hoy homenaje a un Juntero médico de profesión, Activo, Mesurado, y muy Servidor:
Esteban Cuello Gutiérrez

Nació en La Junta- Guajira el 26 de octubre del año 1925. Sus padres fueron: Manuel Esteban Cuello Gutiérrez y Margarita Gutiérrez Daza, fue el menor entre sus 10 hermanos: Julio Alberto, Óscar, Bernardo, Sara, Margot, Manuel Germán, Moisés, Delio y Armando de padre y Madre, de Padre: Rosa Elvira, Luis y Joaquín, sí sr, el famoso Joaquín Sierra era hermano de padre de mi invitado de hoy.

Su primaria la estudió en San Juan Del Cesar, el bachillerato lo hizo en el Liceo Celedón de Santa Marta, el mismo donde estudió Rafael Escalona y al que le compusiera “El hambre del Liceo”.
Su carrera profesional la hizo en la prestigiosa Universidad Javeriana de Bogotá. Culminó sus estudios en el año 1953 y se graduó el 18 de octubre de 1955, con su tesis que fue declarada “Meritoria” basada en Artritis Reumatoide: Diagnóstico y tratamiento, he aquí pues a un Juntero con una tesis Laureada nada menos que de la gran Universidad Javeriana.
Se casó con la distinguida dama Vallenata Sonia Campo Soto en el año 1966, de esta unión nacieron cuatro hijos: Óscar, Esteban, Diana y Mónica, todos profesionales y emprendedores como sus padres.
Nuestro homenajeado de hoy todavía vive, gracias a Dios y es de gran satisfacción realizar esta crónica en su honor, pues a pesar de que por su edad sufre quebrantos de salud, aún lo tenemos representando a esa gran dinastía Cuello Gutiérrez, de esos 10 hermanos es el único que sobrevive, rogamos a Dios nos lo preste por muchos años más.
En el año de 1955, a mediados del siglo XlX, llegó a Valledupar nuestro ilustre invitado de hoy, junto a otros cuatro prestigiosos médicos, ellos son: Alcides Martínez Calderón, Manuel y Rafael Gutiérrez Acosta y Cristóbal Celedón Ramírez. Estos científicos de la medicina reemplazaron al doctor Maya, al Dr. Valle Mesa, el famoso Dr. Toscano y otro destacado: el Dr. De Ávila, era la época que todo se hacía con las manos, los medicamentos se preparaban en las droguerías o farmacias y los aparatos de rayos x y demás instrumentos quirúrgicos eran escasos y precarios.

Desempeñó el cargo de jefe de programas especiales a nivel departamental (en el Cesar) hasta el año de 1972. Por ser un excelente estudiante y profesional de la medicina estuvo de becario en la clínica SHAIO de Bogotá. Fundó los servicios médicos de Comfenalco en el departamento del Cesar, fue miembro de la junta directiva del hospital Rosario Pumarejo de López donde prestó sus servicios como médico durante 15 años en forma gratuita, también fue fundador de la sociedad médico-quirúrgica del Cesar, fue fundador de la liga antituberculosa del Cesar (LAC) y su asesor permanente, miembro fundador de la liga de lucha contra la epilepsia, miembro del comité departamental de la Cruz Roja del Cesar y director de su banco de sangre, socio fundador de Asmedas: Asociación de Médicos Javerianos (capítulo Cesar), miembro de la junta directiva del Club Valledupar en varios periodos y su presidente en el año de 1981, miembro del colegio médico del Magdalena y socio-fundador, Vicepresidente y presidente encargado del colegio Bilingüe de Valledupar, miembro del club de leones de Valledupar Monarca y su presidente durante cuatro periodos, vicegobernador del distrito F12 en dos periodos y Cheurón de 50 años en reconocimiento moral de carácter internacional,

Escribió crónicas y artículos de opinión en el periódico El Pilón de Valledupar cuando tenía 78 años, la gobernación del César le otorgó la medalla al mérito: “Cacique Upar” en categoría oro en diciembre de 1988 en el gobierno del liberal Alfredo Araujo Castro, La asociación de terapeutas respiratorios del Cesar y La Guajira declaran a mi invitado de hoy Dr. Esteban Cuello Gutiérrez como el padre de la neumología del Cesar y La Guajira en el año de 1993, la asociación de voluntarias del Cesar “Abocetar” le entregó una placa en reconocimiento a su valioso trabajo voluntario en diciembre de 1997, el club Valledupar le dio la dignidad de “Socio honorario” en el año de 1988, escribió el libro: “El Ocaso de mi aldea” en el año 2005, recibió un homenaje por parte de Asmedas Cesar, el colegio médico del Cesar y la sociedad médico científico del Cesar el 11 de diciembre del año 2007, fue declarado socio honorable del club de leones de Valledupar Monarca el 12 de junio del 2008, por su parte Fedegan y el concejo de la orden de honor de la ganadería Colombiana le otorgan “ La gran cruz al liderazgo ganadero” y en septiembre 30 del 2009; en año 2013, el 14 de diciembre, la cámara de comercio lo designó en la categoría de distinciones especiales, gestión médico sobresaliente y le entrega el reconocimiento “Mérito empresarial Julio Villazón Baquero III versión”; por haber trabajado por la erradicación de la tuberculosis recibe la condecoración por parte del ministro de la salud, es galardonado con la medalla: “Lorencita Villegas”.
Nuestro ilustre invitado trabajó como docente en la escuela industrial de Valledupar, en la cátedra de anatomía-fisiología e higiene, en aquella época su salario era de 200 pesos mensuales, durante 11 años, al cabo de los cuales se retira con un salario de 500 pesos.

En el año 2019, fue condecorado por la cámara de comercio como “ciudadano ejemplar”.
El Dr. Esteban Cuello Gutiérrez fue de los primeros médicos neumólogos que pisó Valledupar y realizó innumerables tratamientos a pacientes con tuberculosis y todo lo relacionado con vías respiratorias en general. Su trayectoria en esa rama lo convirtió en una autoridad respetable, no solamente en Valledupar y el Cesar, si no a nivel nacional.
Se hizo querer de todo el mundo y su casa los fines de semana y hasta los que no lo eran, se convertía en un pequeño Mercado donde campesinos de todas partes del municipio y del departamento le traían: pavos, chivos, gallinas, sacos de yuca, ahuyama, mazorcas y todo esto como agradecimiento por el buen trato y acertados tratamientos que aplicaba. Además, jamás fue apegado al dinero y para El, lo más importante fue la salud de sus pacientes, no se preocupaba por la parte económica, eso pasaba a un segundo plano.
Fue elegido concejal de Valledupar en una ocasión que le picó el interés por la política, salió con puros votos de opinión, pues contaba con un gran séquito de compadres y ahijados.

La verdad que es un orgullo para La Junta contar con un hijo de estos kilates y para mi familia es supremamente satisfactorio tener a este primo tan galardonado, que naciendo sin poseer grandes capitales, se hizo por su entereza e inteligencia, pudiendo llegar a convertirse en un prestigioso médico, nada menos que de la Universidad Javeriana y logra al poco tiempo especializarse en neumología, es así como llega a ser pionero en Valledupar y el Cesar de tan importante rama de la medicina dedicada a las vías respiratorias, se consagró en ello y atendía a todos los pacientes que padecían de asma, tuberculosis y hasta epilepsia. ¡Qué gran recorrido en la medicina hace el primo Esteban! Galenos como él requiere la sociedad actual, pues el interés de hoy es el deseo desaforado del dinero, y los pacientes y sus enfermedades pasan a un segundo y hasta tercer plano.

He querido brindar esta crónica a este excepcional profesional y ruego a Dios nos lo preste por muchos años más, son de ese tipo de personas que uno quisiera que nunca murieran, pues harán mucha falta a la sociedad. Muchas bendiciones para usted Dr. Esteban y para toda su bonita familia.
Escribió: José Jaime Daza Hinojosa

BLOG DEL AUTOR: José Jaime Daza Hinojosa
“El Juntero Futurista “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .