CRÓNICA. VÍCTOR ALCIDES ARRIETA MARTÍNEZ

MI CRÓNICA SABATINA.

Por: José Jaime Daza Hinojosa

Valledupar, 14 de enero del 2023

Hoy, en honor a un Juntero: Trabajador, Responsable, Leal, Comprensivo, Insistente, Puntual, Carismático, Respetuoso, Eficiente, Solidario, ah…. Y las adversidades, las convierte en fortalezas, es un ser humano noble, que lucha continuamente por ser útil, y hacer realidad sus proyectos de vida.

VÍCTOR ALCIDES ARRIETA MARTÍNEZ.

En el rinconcito, más querido de La Guajira, entre lomas y sabanas, un 20 de octubre del año 1976, nació, este joven humilde, pero con muchas ganas de superarse y con ambiciones de escalar y prepararse para de esta manera poder ser útil a la sociedad donde vive, pues su mayor preocupación es servir, es esta su mayor vocación.

Nació en el hogar conformado por Domingo Adalcides Arrieta Acosta, y Olga María Martínez, son sus hermanos: Robinson Luis, Regulo, Reinaldo Jose Mendoza Martínez, y Arnebis Alcides y Claudia Arrieta Martínez.

Su esposa recibe el nombre de: Yanina Contreras Portillo; docente de profesión. Su Primaria la cursó en la escuela rural de varones de su bella tierra natal, y la secundaria en el Colegio Hugues Manuel Lacouture de tan renombrado y querido rinconcito.

Su infancia, dice Víctor, fue muy bonita, le encantaba bañarse en el río, jugar futbol, y también tenía sus deberes, vendía dulces, pescado, yuca, tomate, aguacates, pastelitos, una rifa que se llamaba la diaria, hizo parte de un equipo de futbol, que se llamó: “Los Tremendos”, ganaron varios torneos, el técnico era el activo Gustavo Hinojosa, estuvo en el comité organizador del Festival Folclórico Del Fique, en los años 1995 y 1996, como fiscal, el presidente en ese momento era el inolvidable líder Juntero Juan Pablo Araujo Arias (qdep), junto a su familia se trasladó para Albania La Guajira, donde también se comió las verdes, en sus calles vendió aguacates, patillas, trabajó como mesero en un restaurante, vendía en una tienda, fue mensajero en el complejo carbonífero del Cerrejón, coordinador de la rifa oro, distribuidor de gas propano el guajiro, representante del aguardiente tapa blanca, hizo parte de la fundación del festival de la Integración Minera. Quiere mucho al Municipio de Albania La Guajira, donde dice lleno de orgullo, nacieron sus 5 hijos: Angie, Victoria, Marlys, Leonardo, María Camila y Víctor Alcides Arrieta.

RECONOCIMIENTOS: le pregunto a Víctor si ha recibido alguno y me contesta, uno que jamás olvido, cuando en décimo grado de secundaria fui resaltado como el mejor amigo de todo el plantel, exaltación esta que me llena de mucho orgullo y satisfacción, pues procuro siempre ser un amigo íntegro, y ante todo muy servidor.

Sus mejores amigos, los define como aquellas personas, que siempre están, tanto en los momentos difíciles como en los alegres, admira y respeta a los amigos que le dan un buen consejo cuando lo necesita.

Nos cuenta Víctor, que su recorrido, como líder inicio desde la secundaria, en su alma mater Hugues Manuel Lacouture, desde 1991, apoyó a un candidato a coordinador, Roberto Vega Corzo, se llama, en 1993, resultó elegido coordinador de juventudes, luego en 1994, apoyó a Abadías Córdoba, para la personería estudiantil, en 1995 respaldó a Rosa Romero, y en 1996 salió elegido como personero estudiantil con una votación de más del 80%, de apoyo de todos los estudiantes del Hugues Manuel, en el año 2003 hizo parte de una lista al concejo del Municipio de Albania La Guajira cerrada, en esa ocasión salió elegido solo un concejal de esta lista, luego en el 2008, en una lista abierta sacó la mayor votación.

En el año 2004, trabajó en la UMATA, como técnico agrícola, y en el 2016, ocupó la secretaria de Desarrollo Social; en el año 2018 fue Alcalde encargado del Municipio de Albania La Guajira, durante 36 días. Afirma Víctor que el Municipio de Albania, requiere una transformación social, que le permita avanzar en materia de educación, salud, economía e infraestructura, se lo ha recorrido a lo largo y ancho de su geografía, y ha escuchado de la propia voz de sus habitantes sus necesidades, anhela convertirse en el mandatario de este Municipio, para ejecutar de la mano del pueblo, esa transformación social, para crecer de manera integral.

Le solicité a Víctor, me contará una anécdota y recuerda una cuando niño con su tío Yufo, lo mandaba a prender el carro, de manera imaginaria, y le tocaba hacerlo, lo prendía y hacía como carro con la boca, le insistía, sobrino arranque el carro, y le complacía, cuando se aburría del juego, salía corriendo, para donde su abuela, y su tío, gritándole, sobrino vea tráigame el carro. Otra inolvidable, cuando Diomedes sacó el álbum brindo con el alma, lo celebró en la casa de Luis Alfredo Sierra en La Junta La Guajira, terminaron la parranda en el quiosco de Miguel Mendoza, se acostaron allí, andaba con el Cocha Molina, y se acercaron a la casa de Víctor a que su madre que vendía ropa le fiara dos mudas una para el Cocha y otra para ÉL, su madre se las negó, porque quizás cuando los volvía a ver, apareció su compadre Luis Alfredo y sirvió de fiador, para que de esta manera pudieran cambiarse de ropa los artistas. La música preferida de nuestro invitado, es la de Diomedes Díaz, Beto Zabaleta, Rafael Sierra, y por supuesto las canciones de su tío Marciano Martínez.

Un gran amigo del homenajeado Víctor Arrieta, Emilio Valiente, nos comenta que lo conoce desde hace más de 20 años, da fe de su honestidad, de su entrega por el trabajo, con una alta vocación de servicio a su comunidad, quiere lo mejor para todos, tanto para los campesinos, los indígenas, los afrocolombianos, no tiene distingos de razas ni de costumbres a todos los trata por igual, así se caracteriza, es un ser humano generoso y muy confiable; Para Víctor, no existen barreras, cuando se propone algo, no descansa hasta lograrlo, su mayor satisfacción es servir, y tiene una gran capacidad de gestión, talvez por eso siempre logra los objetivos que se propone, cumple sus citas, muy insistente, es el hombre que convierte las adversidades en fortalezas, y ante todo muy solidario. Le pedí una anécdota, y se acuerda cuando Víctor, era propietario de una tienda, llegó un paisano suyo de La Junta La Guajira, muy querido y conocido, su nombre es Osmando Romero, lo invitó a que trabajara en la tienda, al hombre le gusta mucho tomar, pensó que si le daba trabajo de esta manera lo ayudaría a que no pensara en el alcohol, una vecina era profesora de la escuela nocturna, y se le ocurrió a Víctor matricular a su paisano para que estudiara de noche, desde las 5 pm, Osmando no atendía a nadie, pues estaba pendiente que a las 6 pm debía asistir a clases, a las 9 pm, de esa noche que era viernes, por casualidad, la mamá y el papá de Víctor se sientan al frente de la tienda, pasaron las 9, las 10 y nada que el estudiante de la luciérnaga, así se llamaba el programa aparecía, casi a las 11 pm alcanzan a ver al pando, que venía de banda a banda, Víctor atinó a decir, bueno lo único que sé es que parece que ganó el año, porque viene es festejando, y el amarillo del lápiz mongol le brillaba en la oreja, la intención de Víctor para que el cliente dejara el alcohol no se pudo cumplir, pero cada vez que se ve con ÉL, lo complace, lo quiere mucho, le regala ropa y cualquier enser que necesite.

Por su parte, Junior Mendoza Rico, nos habla de la siguiente manera de su tío Víctor: es un hombre humilde y leal, un líder, que lucha y defiende al Municipio de Albania, da todo por él, muy humanitario, sincero, capaz y responsable. La anécdota que recuerdo, fue una vez que fuimos al corregimiento de los Remedios a jugar un partido de futbol, uno de los compañeros pateo duro el balón y este se fue hacia la calle donde venían unos indígenas en una motocicleta y al pisar el balón se cayeron, no les pasó nada, pero consideraron este hecho como una falta, y en sus leyes wayú, las faltas se pagan con sangre o con dinero, allí se encontraba Víctor, e intervino para que no atentaran contra el muchacho que jugaba futbol, los agraviados solicitaban una alta suma de dinero, nadie cargaba plata, a Víctor se le ocurrió dejarles su anillo de matrimonio, para apaciguar los ánimos que en ese momento estaban bastante exaltados, mientras se solucionaba aquel inusitado problema, se llegó a un acuerdo y se pudo terminar el amistoso partido de futbol, gracias a la oportuna intervención de este líder innato.

Crónica popular y social, la de esta semana, enalteciendo la trayectoria de un ser humano, pulcro, batallador, que se preocupa por el bienestar de su comunidad, le pedimos a Dios, le siga suministrando ese entendimiento y sabiduría que lo caracterizan, y ojalá sus proyectos se cumplan, pues sus objetivos son ayudar y servir, eso lo hace feliz, los grandes días ya vienen paisano, siga construyendo y edificando en beneficio de los necesitados, de esta forma se hace Paz y Patria, un saludo colmado de fraternidad para Ud.

“NO DESGATA EL PODER, LO QUE DESGASTA ES NO TENERLO”

♦♦♦

BLOG DEL AUTOR: José Jaime Daza Hinojosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.