Aves y acordeones abrieron el Carnaval de las Artes

El artista plástico italiano Enrico Mitrovich junto a miembros de la danza El Imperio de las Aves. Jesús Rico

La décimo cuarta edición de esta fiesta fue inaugurada con la muestra del italiano Enrico Mitrovich y el vallenato de Isabel Picón, considerada una niña prodigio del acordeón.

Para el artista plástico italiano Enrico Mitrovich, cada pájaro que pinta “es un libro” cuya historia debe ser creada por la persona que lo mira. En El sueño de Mitrovich, la instalación que dio apertura este jueves al XIV Carnaval Internacional de las Artes, hay alrededor de diez mil aves que se posan sobre las paredes y el techo de una muestra, exhibida en la Alianza Francesa, que “se convierte en una gran biblioteca” de cardenales.

“Esta instalación debe entenderse como un todo (…) una gran biblioteca de pájaros que tiene una unidad, pero que está constituida en singular. Cada pájaro es como un libro”, explicó Mitrovich, quien llegó desde las villas palladianas de Vicenza. Dicho de otra forma: aunque el visitante pueda apreciar las alas de miles de aves, en cada obra está retratada siempre la misma ave y siempre con la misma posición. “Son una y a la vez muchas”, dijo el artista.

Esta obsesión, que a la vez es un sueño –el de liberarlos o condenarlos a permanecer ahí–, comenzó a plasmarse en pequeños papeles hace 25 años, luego de que Mitrovich quisiera “darle vida” a este pájaro cargado de simbologías y significados en la historia del arte.

“Por pura pasión he frecuentado los museos en Italia que exponen arte antiguo y he notado cómo ha sido pintado este pájaro con el pasar de los siglos. Empecé a pensar cómo un artista contemporáneo podría reinterpretar al cardenal, que en muchas culturas representa el alma”, dijo Mitrovich durante una entrevista con el escritor colombiano Efraim Medina.

De ahí que lo reprodujera miles de veces, con colores de fondo y técnicas distintas, pero nunca olvidando su rostro teñido de rojo. Una fascinación que lo ha llevado a creer y decir que dejará de pintar cardenales el día que uno de ellos vuele.

La acordeonista Isabel Sofía Picó, de 12 años.

Vuelo internacional

La fiesta que propone la reflexión como espectáculo también abrió las puertas a Un curador de México y tres expositores internacionales, muestra fotográfica en la que Alantl Molina, fotógrafo y artista visual, presenta un acercamiento a Japón a través de tres lentes invitados. La exposición recorre Los ritos de Marcio Takeda (São Paulo, 1994), Los detalles de Luis Okamoto (Lima, 1964), y Dobles exposiciones de Taeko Nomiya (Ciudad de México, 1990).

“En este lado del mundo los japoneses son vistos como alienígenas difíciles de comprender, a pesar de que hay mucha migración de japoneses en América Latina. Pensé que si tomábamos tres fotógrafos latinoamericanos que fuesen de origen japonés, estos podían ser intermediarios y mostrarnos que Japón sí es comprensible. La idea de esta exposición es mostrar lo ficticio que son las barreras que creamos”, explicó Molina en conversación con Guillermo Martínez Celis.

Para eso, Takeda, Okamoto y Nomiya viajaron a Tokio, con cámara en mano, y buscaron esa imagen del Japón que los relatos familiares sembraron en ellos. El resultado de esa travesía son fotos de una capital tan cosmopolita y diversa como Londres o Nueva York, lejos del cliché de los jardines impecables, los robots y el anime.

“Tal vez lo que nosotros consideramos como sumamente japonés es solo nuestra idea de japonés. Esas construcciones son nuestras, no son de la naturaleza. La identidad está construida y no hay una sola forma de definir México y Colombia, ni tampoco Japón”, destacó Molina.

El artista visual Alantl Molina en su exposición.

Al ritmo del acordeón

El vuelo internacional que propuso emprender el Carnaval de las Artes en su primer día cerró su jornada de la mañana en el corazón nuestro y al ritmo de acordeón. Lo hizo con el vallenato de Isabel Sofía Picón, de 12 años, considerada una niña prodigio de este instrumento.

Isabel, nacida en el corregimiento de Aguas Claras, en Ocaña, interpretó –con el respaldo de Óscar Díaz y su conjunto– canciones como Anhelos y Matilde Lina, con una sensibilidad y destreza que encantó al público en medio de miles de cardenales.

Durante una entrevista con el escritor y periodista Óscar Montes, la pequeña acordeonista habló y opinó de “este género musical tan machista”, en que las mujeres son vistas más bien como musas e inspiradoras y no como intérpretes. “Pero las mujeres nos estamos haciendo espacio”, dijo Isabel entre los aplausos.

“Cuando tenía siete años un señor me dijo que las mujeres no servían para eso y que no iba a llegar a nada (…) Me dio impotencia pero luego dije: tengo que demostrar que podamos ganar cualquier festival vallenato”, dijo Isabel, quien ha sido virreina y reina del Festival Vallenato y que en una de sus canciones canta: “Yo soy Isabel Sofía, una talento pal acordeón… cuando estoy en la tarima no le temo al contendor. ¿Dónde están esos pollos, los que dicen que tocan? … que se las tiran de bravos y los revuelco con mi nota”.

Por:  IVONNE ARROYO / @IVONNEARROYOM/ El Heraldo

Carlos Vives: vallenato, Junior y mucho Carnaval

El artista cerró a Barranquilla con su gira Campaña Libertadora. La reina Carolina Segebre anunció su presencia en el Carnaval 2019.

Amas, Cantas y Bailas. Así como estaban distribuidas las localidades, el artista samario Carlos Vives hizo un recorrido por su extenso repertorio musical en un emotivo concierto que se vivió en noche del viernes en el Centro de Eventos y Exposiciones del Caribe Puerta de Oro.

La presentación de más de dos horas hizo parte de su ‘Campaña Libertadora’, la gira por Colombia con la que el cantante cierra su Vives Tour tras eléxito en Europa, algunos países latinoamericanos y seis ciudades de Colombia.

A eso de las 9:30 de la noche Carlos Vives arribó a la tarima ondeando la bandera de Barranquilla al son de Pa Mayte, un clásico de 1995, que una vez más puso a bailar, cantar y a amar a los fanáticos de ese vallenato mezclado con pop, coctel único creado por Vives que lo catapultó como uno de los talentos de la industria musical latina.

“Ahí llego yo, llego yo y ahí vamo’ a ve’, vamo’ a ve’ como es gozar, como es gozar”, cantaba el samario en su atronadora llegada que caldeó el ambiente de inmediato con su característico sabor caribe que lo identifica en el mundo.

Déjame entrar fue la segunda canción que interpretó el artista, teniendo como telón el monumento la Ventana al Mundo.

Le siguieron temas como La cartera, Pescaíto, Los niños olvidados, La bicicleta, El amor de mi tierra, Carito, Bailar contigo, Nota de amor, Tengo tiempo entre muchos otros. El cantautor hizo un recorrido musical que incluyó temas raizales que encantaron a Colombia con los Clásicos de la Provincia pasando por Fruta fresca, El rock de mi pueblo, Corazón profundo, Más corazón profundo y Vives, su último trabajo discográfico.

El artista , además, dio un duro discurso ecológico acerca del cuidado del medio ambiente, el uso de plásticos y el calentamiento global.

“Barranquilla es la ciudad del río, somos negros, somos indios, somos europeos pero sobre todo somos anfibios. La Ciénaga Grande y el río son lo mismo, la Ciénaga es el brazo del Magdalena que se interrumpió por una carretera mal hecha. El plástico de un solo uso, la basura que tiras hace mucho daño a lo que nos rodea. Vives en el delta del Río Grande de la Magdalena, no tenemos otro lugar, este es nuestro lugar, no es una herencia de nuestros antepasados, es un préstamo para nuestros nietos”, manifestó, ante un estallido de aplausos del público.

Carnaval

Con la gaita del músico barranquillero Tato Marenco, una corte de negros congos, marimondas y disfraces se tomó el escenario con la canción Décimas. “Buenas noches Carolina, la provincia te saluda”, una fotografía de la reina del Carnaval de Barranquilla, Carolina Segebre Abudinén apareció en pantalla y de inmediato la soberana llegó en persona en medio del baile y los aplausos, para acompañar el coro “Y la ciudad de New Orleans se parece a Barranquilla”.

reina
La reina del Carnaval 2019, Carolina Segebre, subió al escenario con el rey momo de los niños César De la Hoz. La soberana le impuso el turbante de la danza del congo al cantante samario Carlos Vives. Jesús Rico y Luis Miguel Charris

Tras poner sobre la cabeza de Carlos Vives el turbante de la danza del congo, la soberana decretó que “Carlos Alberto Vives cantará en su coronación”. Él, aceptó la “orden” ante el honorable público.

egidio-cuadrado-vallenato
Egidio Cuadrado, acordeonero de Vives.

Sorpresas

Al sonar Volví a nacer una pareja subió al escenario, y ante la mirada de los asistentes sellaron un noviazgo de siete años para unir sus vidas con el vínculo del matrimonio, acompasados por el sonido de los instrumentos y la voz de Vives.

“Quiero casarme contigo, quedarme a tu lado, ser el bendecido por tu amor”, canto el enamorado mientras ponía en el dedo de su novia el anillo de compromiso.

La gran sorpresa de la noche fue la colaboración especial de Diego Torres. El artista argentino entró al show cantando Color esperanza y más tarde, después de bromas e imitaciones del acento costeño que Diego afirmó “conocer muy bien” interpretaron al unísono Un poquito, canción realizada por el dúo y lanzada en julio.

Carlos Vives cerró con broche de oro luego de presentarse con una camiseta mitad Junior, mitad Unión Magdalena, que en su espalda llevaba la frase “Orgullo costeño”. Finalizó con un vestuario a lo Simón Bolívar agradeciendo a Barranquilla una relación de cariño y apoyo incondicional en su extensa carrera artística.

POR: KERYL BRODMEIER | EL HERALDO

Con canción Juventino Ojito y Linica promocionan a Barranquilla para Marca Colombia

Por: zonacero.com

El tema se llama ‘Vida hay una sola’ y contó con la producción de Iván Benavides.
Desde hace varios meses el músico y compositor Juventino Ojito y la cantante Linica están trabajando en el tema ‘Vida hay una sola’, que fue estrenada este mes por Marca Colombia, como una de las piezas que impulsará el turismo de Barranquilla en el exterior.

“Todo el proyecto es una producción de Marca Colombia para promover la imagen de Barranquilla a nivel nacional e internacional y es una canción alusiva a la ciudad que fue compuesta en conjunto con Iván Benavides. Ellos hicieron un comité y nos llamaron a nosotros. También revisaron con un filtro las hojas de vida de otros artistas del Carnaval y vieron que Linica había sido nombrada como artista revelación en el Festival de Orquestas pasado y la llamaron. Me senté con Iván y empezamos a producir”, dijo a Zona Cero Ojito.

La canción y el video pertenecen a la más reciente campaña que une a la música y al turismo de Colombia, desarrollada por ProColombia: Titulada Colombia es Sabrosura.

“Esta canción pertenece a una de las varias piezas para promocionar a Colombia y ellos querían resaltar el sonido de una orquesta al estilo de Pacho Galán y de Lucho Bermúdez y esa fue la idea”.

La campaña presenta 13 videos musicales, cada uno con destacados artistas colombianos que representan géneros y estilos de toda la diversidad musical del país.

El video fue estrenado este fin de semana por la revista Billboard, a través de una destacada reseña que escribió la editora de este medio internacional Leila Cobo.

“En Billboard conocieron nuestra trayectoria por medio de nuestra nominación el Grammy y Leila ha estado siempre muy atenta a nuestra trayectoria. Estamos orgullosos de hacer parte de este proyecto”, destacó el músico.

El video muestra hermosas postales de Barranquilla con sus lugares más emblemáticos como la Intendencia Fluvial, el Edificio de la Aduana, Las Flores, La Catedral, La Cueva, el Castillo de Salgar, entre otros paisajes.

“Realizamos este video en una forma muy rápida el julio 22 de julio y quedó con imágenes muy bellas”, recalcó el director de Son Mokaná.

Esta semana el tema ‘Vida hay una sola’ será lanzado en todas las plataformas de Marca Colombia a nivel nacional e internacional.

 “Estamos muy contentos con el resultado de esta producción porque resume la imagen turística de Barranquilla”, concluyó Ojito.

lina_m_roblesLina M. Robles

Carnaval y acordeón para despedir los Centroamericanos

El 3 de agosto se realizará la clausura de los juegos con la voz de Silvestre Dangond y un ‘show’ en honor a la fiesta más importante del Caribe.

Barranquilla cerrará los Juegos Centroamericanos y del Caribe de la misma forma en la que les dio inicio: por lo alto.

Las justas han ocupado un puesto de privilegio en la agenda de la ciudad. Escenarios llenos, boletería agotada y una fiesta pluricultural quedan como saldo del magno evento que tendrá su colofón el próximo 3 de agosto.

La celebración más importante del Caribe, el Carnaval de Barranquilla, será protagonista de un cierre que se iniciará a las 8:00 de la noche y culminará con un concierto del artista vallenato Silvestre Dangond, quien en el majestuoso Estadio Metropolitano Roberto Meléndez le dará un hasta luego a esta cumbre de la habilidad, talento y deporte que por segunda vez en la historia tuvo su sede en Barranquilla, 72 años después.

“La clausura tendrá una puesta en escena del Carnaval de Barranquilla donde se hará una semblanza de la Batalla de Flores”, explicó Victor Ariza, director general de la inauguración de los juegos ‘Barranquilla 2132’ y que repetirá honores en la clausura con su empresa Performa, ganadora de la licitación para los espectáculos de inicio y cierre de los Juegos Centroamericanos.

“El evento estará marcado por un protocolo deportivo en el que entran las delegaciones con un movimiento que se llama ‘arriar las banderas’. Terminada esta parte se dará la muestra de Carnaval y el cierre lo tendrá la música de Silvestre Dangond. El espectáculo tendrá la misma producción técnica en cuanto a iluminación y pantallas, va a ser un show de tecnología muy bonito”, agregó el empresario.

Las boletas ya están disponibles en Tuboleta en las tribunas sur, occidental alta y baja, y oriental alta y baja.

El montaje coreográfico estará a cargo de Mónica Lindo y en él primará la alegría, fiesta y colorido de las canestolendas.

“Será una ceremonia más sencilla que la inauguración, pero aún estamos trabajando en los detalles del evento”, enfatizó Lindo.

La reina del Carnaval, Valeria Abuchaibe Rosales,tendrá en la clausura de los Juegos Centroamericanos y del Caribe su última gran aparición como soberana de la fiesta de los barranquilleros.

Aunque todavía están ultimándose detalles de lo que será este evento final de los juegos, Valeria aparecerá en escena varias veces, con vestuarios típicos, pomposos y elaborados personificando en el Metropolitano su propio papel, el de la reina del centenario de esta figura.

“Me siento feliz de haber hecho parte de esto y de que justo en mi reinado se hayan realizado estos juegos. No he parado, la ciudad se ha estado moviendo”, expresó Abuchaibe con la voz entrecortada por los sentimientos encontrados que le genera despedirse de su reinado.

“Vivo por la cultura y nuestra fiesta, estoy enamorada de mi ciudad y de mi gente, me encantaría que les guste lo que voy a hacer en la clausura. Esperé tanto por cumplir este sueño, el Carnaval de la sabrosura fue muy alegre y tuve un reinado muy especial. Valió la pena al 100 por ciento”.

El Heraldo

El sueño de Barranquilla se hizo realidad, ¡comenzó la fiesta! (+Video)

Por Raúl Alejandro Del Pino Salfrán, Enviado especial |Prensa Latina

Barranquilla, Colombia 20 jul (PL) Una colorida gala inaugural a la altura de las expectativas creadas por semanas marcó hoy aquí el comienzo oficial de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El estadio Metropolitano acogió un espectáculo único en la historia de esta urbe, cuyo eje central estuvo basado en la obra literaria Barranquilla 2132 del escritor colombiano José Antonio Osorio, que emula una sociedad futurista que debía ser salvada por el sabor, color y alegría de los ‘curramberos’.

A medida que iba avanzando la festividad, luces e imágenes mediante la tecnología se adueñaron cada vez más del escenario deportivo y no faltaron las fascinantes baterías de fuegos artificiales. La música también estuvo presente con los géneros rock y chandé, lo que provocó el jolgorio del público. Tampoco faltó el sabor del carnaval barranquillero, uno de los más afamados del planeta.

Las notas del himno de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, el de la Odecabe y el de Barranquilla se hicieron escuchar. Más tarde el alcalde de la ciudad, Alejandro Char, el titular de de la organización deportiva centrocaribeña, Steve Stoute, y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, enunciaron sus respectivos discursos protocolarios.

En la ceremonia participaron diferentes íconos de la cultura y el deporte colombiano, con papeles protagónicos para la ex Miss Universo Paulina Vega y el beisbolista Edgar Rentería, este último responsable de encender el pebetero que iluminará los juegos hasta el 3 de agosto.

El colofón de la noche llegó con Shakira, quien cerró la gala con tres de sus éxitos musicales más reciente que desataron la locura de los más de 30 mil presentes en la casa de la selección nacional de fútbol colombiana.

De esta forma Barranquilla-2018 dejó de ser un sueño para convertirse en una realidad que, lamentablemente, se irá más rápido de lo que nos podremos imaginar.

Este viernes la cita multideportiva pondrá en liza los primeros 26 juegos de medallas, con destaque para la natación, el taekwondo y las pesas, con cinco o más cetros cada uno.

tgj/rps
Tomado de Juegos Centroamericanos y del Caribe

La magia de una escenografía rodante

Estas es una de las carrozas elaboradas por Álvaro De la Hoz y su equipo de trabajo, las cuales serán entregadas a distintas empresas privadas. Christian Mercado
Estas es una de las carrozas elaboradas por Álvaro De la Hoz y su equipo de trabajo, las cuales serán entregadas a distintas empresas privadas. Christian Mercado

Artesanos y  diseñadores se reúnen dos veces al año para dar rienda suelta a su imaginación y elaborar las monumentales carrozas que desfilan en el Carnaval.

“Mi mayor inspiración a la hora de elaborar las carrozas es el saber que lo estoy haciendo en pro al legado del Carnaval de Barranquilla”, considera Álvaro De la Hoz, artesano de 38 años, mientras pega sutilmente el ojo de uno de los diversos toritos de Carnaval que decoran y engalanan una  carroza que desfilará en el recorrido más importante de las fiestas carnestolendas: la Batalla de Flores. Seguir leyendo «La magia de una escenografía rodante»