“Ser Rey Vallenato es lo máximo que me ha pasado en la vida”, Julián Mojica

En su visita a las nuevas instalaciones de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata que serán inauguradas en los próximos días, el Rey Vallenato 2018 Julián Mojica Galvis, se mostró muy satisfecho de haber alcanzado este triunfo que le ha cambiado totalmente la vida.

“En estos siete meses me ha ido muy bien. Es una de las mayores bendiciones que me ha regalado Dios, teniendo el reconocimiento a nivel nacional y recibir condecoraciones del Congreso de la República, la Gobernación de Boyacá, la Alcaldía de mi tierra, Paz de Río, donde además me hicieron un monumento, y del Festival Vallenato de Nobsa, Boyacá. Con lo anterior mi carrera ha tomado un mayor impulso”, afirmó el Rey Vallenato.

También recalcó que todos esos momentos que ha vivido y que son de gran trascendencia para su carrera “se deben a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata que es la gran abanderada en la organización del Festival Vallenato. Se refleja el trabajo de un grupo de personas que aman y difunden el vallenato raizal. Sin la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata otra fuera la historia de nuestra música. Hoy y siempre seguiré siendo un soldado del folclor”.

A raíz de esta visita y las palabras de agradecimiento del Rey Vallenato, el presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araújo manifestó: “Es un orgullo ver el crecimiento personal y profesional que los Reyes Vallenatos alcanzan y más allá de organizar el Festival de la Leyenda Vallenata, somos una plataforma para los talentos y el folclor vallenato a nivel nacional e internacional”.

Nuevos logros

Por estos días, El Rey Vallenato Julián Mojica estrena la producción musical ‘Clásicos de Clásicos’ al lado del cantante Enaldo Barrera, ‘Diomedito’, que trae consigo 22 canciones con la particularidad que 13 son en tono menor. “Las canciones en tono menor son poco comunes. En la década del 80 eran muy frecuentes y ahora las traemos con un sonido actual”, anotó Julián Mojica.

También informó que está grabando una producción musical de vallenato puro con reconocidos cantantes y vendrán las cuatro canciones con las que alcanzó el triunfo que interpretará Aldair Velásquez, su compañero en la guacharaca y el canto. “Llevamos tres meses trabajando en ese proyecto y espero entregarlo previo al 52° Festival de la Leyenda Vallenata”.

Finalmente, el Rey Vallenato Julián Mojica comunicó que ha sido invitado por el artista Carlos Vives para acompañarlo el próximo ocho de diciembre en su concierto en Tunja. “He recibido el llamado de Carlos Vives para participar de su gira ‘La Campaña Libertadora’, para regalarle ese detalle musical a todo el departamento de Boyacá. Será de gran alegría estar en ese concierto con el artista samario que tanto le ha dado a la música vallenata”.

El Rey Vallenato 2018 Julián Mojica, dialoga con Rodolfo Molina Araújo y Efraín Quintero Molina, Presidente y Vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, respect
El Rey Vallenato 2018 Julián Mojica, dialoga con Rodolfo Molina Araújo y Efraín Quintero Molina, Presidente y Vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, respectivamente

El rey vallenato Julián Mojica se ganó un monumento en Paz del Río

Por Juan Rincón Vanegas @juanrinconv ♦

⇒El primer día del pasado mes de mayo fue de gran alegría para el departamento de Boyacá, exactamente teniendo como epicentro al municipio de Paz del Río, porque un acordeonero oriundo de esa linda región colombiana los puso en el más alto pedestal. Fue un triunfo diferente en esa tierra acostumbrada a que los ciclistas pongan su bandera en lo más alto de las cumbres del mundo, ahora un acordeonero del folclor vallenato hacía historia a través de paseos, merengues, sones y puyas.

De esa manera, Julián Ricardo Mojica Galvis trazaba su propio sendero de victoria, y como ganador fue recibido en su terruño con todos los honores, pero le faltaba el premio mayor, ese que no esperaba y que lo catapulta en la historia folclórica de Boyacá.

“No esperaba que me hicieran un monumento y lo pusieran en mi tierra Paz del Río. Ha sido algo grandioso, y desde hoy en adelante cada nota de mi acordeón llevará el sello de Boyacá”, comenzó diciendo el actual Rey Vallenato Profesional.

Ese sonoro triunfo en la Capital Mundial del Vallenato Julián lo venía buscando desde hace varios años, y en la última ocasión en la que había participado quedó en el segundo puesto. “Lograr el triunfo estaba cerca, pero me tocó esperar porque llegó la versión Rey de Reyes, donde se presentan los que han ganado en ocasiones anteriores. Eso me sirvió para ensayar durante un año más”, dice Julián Mojica.

Hazaña musical

Su anhelado sueño se cumplió, teniendo como antecedente que Pablo, su señor padre, le enseñó el amor por el vallenato a través de los notas de los acordeones. Además, siguiendo el ejemplo de su tío Jorge ‘Chapete’ Mojica, quien concursó en la categoría de acordeón aficionado en el Festival de la Leyenda Vallenata en los años 1971, 1973 y 1981.

Al unir esos recuerdos, el actual Rey Vallenato Profesional anota: “Jorge, mi tío, ocupó el segundo puesto en acordeón aficionado en el festival del año 81. Esa es la mayor influencia, unida a la de mi papá que siempre ha vivido enamorado de la música vallenata. De esa manera, cuando empecé había mucha música en mi casa, y eso me llevó a ser un profesional en representación de mi familia”.

Entonces, Julián hace un paseo por su historia que ha sido llena de esfuerzos, pero nunca ha claudicado ante las adversidades, sino que los triunfos han servido para escalar posiciones y ubicarse en el primer lugar del folclor.

“Nada ha sido fácil, pero con confianza, fe y amor al he sumado satisfacciones como la lograda este año en Valledupar, y al lado del cantante Enaldo Barrera ‘Diomedito’, con quien voy a entregar una producción musical de clásicos vallenatos en tono menor”.

Enseguida, el Rey Vallenato se remite a la noche del sonoro triunfo, y recuerda esas escenas cuando interpretó en la tarima ‘Colacho’ Mendoza, del Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’, el merengue ‘Carmen Bracho’ (Lorenzo Morales); el paseo ‘La visita’ (Julio De la Ossa); la puya ‘La destreza’ (Aldair Velásquez) y el son ‘El vallenato’ (Julio Oñate Martínez), teniendo el acompañamiento del cajero Aníbal Alfaro Simanca y del guacharaquero Aldair Velásquez Arias.

Al terminar de recordar ese episodio, relata: “Ser coronado Rey Vallenato significa un nuevo comienzo en mi vida. Lograr esa corona es cumplir el sueño que tenía siendo muy niño. Me inicié en este arte tocando acordeón desde los siete años, por el cual me preparé, por el cual luché, por el cual sufrí, por el cual me esmeré. Alcanzar esta meta es una de las bendiciones más grandes que Dios ha puesto en mi vida. La felicidad es mi compañera permanente desde esa noche”.

No paró de hablar de su hazaña musical que lo hizo ganar muchos honores, reconocimientos y hasta un monumento en su tierra. “Gané un Festival Vallenato excelente. Me lo han manifestado muchas personas, que tuve el gusto de ganar el mejor festival de toda la historia, por todo lo que significó, y especialmente, en homenaje a un personaje mundial como lo es Carlos Vives. El reconocimiento para la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata que hace este bello y magnifico certamen”.

Monumento de Julián Mojica
Monumento de Julián Mojica

Monumento para el Rey

El encargado de elaborar el monumento fue el artista plástico Neíl Avella González, quien desde su taller en Duitama, Boyacá, puso en marcha esa tarea encomendada por el gobernador de Boyacá y la alcaldesa de Paz del Río.

“Lo hice en un mes, tiempo récord, con tres personas más que trabajamos día y noche. El material es resina poliéster, tiene un peso de 50 kilos y está en escala natural”, dijo el escultor de la obra.

De inmediato, entregó mayores detalles: “Comenzamos a trabajar y convocamos a Julián Mojica en dos ocasiones para que viera su obra y emitiera su concepto. Él, se emocionó mucho viendo su figura, pero su novia, Jeimmy Ayala Martínez, hacía sugerencias sobre la boca, la nariz y la cara, asunto que atendimos para lograr la perfección”.

El monumento fue ubicado en el parque principal ‘Jorge Eliécer Gaitán’, en ese municipio de tradición minera ubicado en la provincia de Valderrama y que cuenta con cinco mil habitantes. A los nacidos en Paz del Rio se les conoce como ‘Parricenses’.

La obra se logró gracias a los aportes entregados por el gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya y la alcaldesa de Paz del Río, María Elena Ortiz Nova, quienes destacaron el logro de un hijo del departamento quien a base de acordeón los puso de fiesta y como ejemplo para todos.

“Es el primer Rey Vallenato Profesional de nuestra tierra, y ese es un gran acontecimiento que hay que destacar. No podía pasar desapercibido. Con ese monumento queda constancia que un hijo de Paz del Río figura en el álbum del mundo vallenato”, dijo la alcaldesa María Elena Ortiz.

Julián Mojica tiene su propio monumento por haberse coronado como Rey Vallenato-1
Julián Mojica tiene su propio monumento por haberse coronado como Rey Vallenato

Las gracias del Rey Vallenato

Ante tantos honores recibidos, el Rey Vallenato se remitió a darles los agradecimientos al gobernador de Boyacá y a la alcaldesa de Paz del Río por ese regio monumento, y también a los que han contribuido con sus triunfos. “Gracias a todos, prometo ser fiel al legado recibido y que la música vallenata siga triunfante a través de las notas de mi acordeón”.

JUANRINCON-PNG-200BLOG DEL AUTOR:  Juan Rincón Vanegas

“Me siento dichoso de dejar el nombre del folclor en alto”: Julián Mojica

Un nuevo reconocimiento le fue entregado al rey vallenato Julián Mojica Galvis después de ganar la corona en el Festival de la Leyenda Vallenata 2018.

En esta ocasión, el Senado de la República le otorgó la Orden en el grado de Caballero a Julián Mojica, acto en el que también fue reconocido el rey vallenato de la categoría Aficionado, Ronal Torres.

Esta fue una iniciativa del senador Jorge Hernando Pedraza, un integrante del partido Conservador.

“He condecorado a Julián Mojica con la Orden Congreso de Colombia en el Grado de Caballero y a Ronal Torres con una mención de reconocimiento del Congreso de Colombia por haber sido reyes vallenatos del 51 Festival de la Leyenda Vallenata 2018, ambos oriundos del Departamento de Boyacá”, declaró Pedraza en su cuenta de Twitter.

Mojica, ganador en la categoría Profesional, y Torres, en Aficionado, se han convertido en dos grandes exponentes y defensores del vallenato luego de alcanzar sus coronas. Este último recibió en días pasados la oportunidad de grabar una canción por parte de la compañía Sony Music.

“Me siento dichoso de dejar el nombre del folclor en alto, el de mi departamento de Boyacá. Estoy muy agradecido con el senador Jorge Hernando Pedraza y el pueblo que me ha apoyado, ahora hay que seguir trabajando y buscando las oportunidades para llevar el vallenato a lo más alto”, declaró Julián Mojica.

Los reyes vallenatos 2018 también recibieron un pergamino de reconocimiento del presidente electo Iván Duque y su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, donde se comprometen con los autores y compositores de Colombia a través de un proyecto que busca promover el mejoramiento de las condiciones de vida de quienes por medio de las expresiones del talento hacen patria y contribuyen a la cohesión de la nacionalidad.

Por Carlos Mario Jiménez | EL PILÓN
Carlos.jimenez@elpilon.com.co

El Rey Vallenato Julián Mojica, adelantó el aguinaldo boyacense

EntrevistaPor Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

Con toda la calma después de haber sido elegido como Rey Vallenato del 51° Festival de la Leyenda Vallenata apareció Julián Ricardo Mojica Galvis, para contar en detalle todo lo vivido del 27 al 30 de abril cuando sumó la victoria más grande en el campo del folclor vallenato.

Este boyacense de 34 años y nacido en Paz del Río, compañero musical de Enaldo Barrera ‘Diomedito’, emitió sus conceptos referentes a este suceso que comenzó a cambiar su vida.

Julián Mojica Galvis, Rey Vallenato 2018
Julián Mojica Galvis, Rey Vallenato 2018

¿Qué significa haber sido coronado como Rey del Festival de la Leyenda Vallenata?

Para mi ser coronado Rey Vallenato significa un nuevo comienzo en mi vida. Llegar a ser coronado es cumplir el sueño que tenía desde niño, desde que inicié en este arte tocando acordeón desde los siete años, por el cual me preparé, por el cual luché, por el cual sufrí, por el cual me esmeré. Alcanzar esta meta es una de las bendiciones más grandes que Dios ha puesto en mi vida. La felicidad es mi compañera desde esa noche.

¿Por cuántos años buscó la corona profesional?

La estuve buscando desde el año 2010. Recuerdo que llegué por recomendación de Carlos Mario Zabaleta, el cantante que me acompañaba en ese momento. Él, me motivó y fue en un Festival histórico para mí porque, sin nunca haberme presentado en esta categoría ni en aficionado, de primerazo, llegué a la gran final en la que ocupe el tercer puesto. De hecho, la presentación en la final fue muy buena y la gente alcanzó a comentar, que tal vez si yo hubiese tenido más cancha, me hubiera ido mucho mejor.

Eso me obligó a no bajar la guardia, antes por el contrario a decir que si en el primer festival llegué a la final y al tercer lugar, tenía que seguir intentándolo hasta que Dios me diera la bendición y así lo hice hasta el 2018, haciendo una parada el año pasado por ser Rey de Reyes.

Siempre tuve la fe, las ganas, la disciplina de hacer una buena preparación antes del festival. Siempre la gente quedaba contenta, la gente que me apoyaba, el pueblo que me seguía, los comentarios fueron positivos.

¿Cómo fue la preparación para llegar a esta instancia de ser el nuevo Rey Vallenato?

Siempre que me iba a presentar desde el mes de enero empezaba a ensayar y venir a Valledupar, mis acompañantes siempre estuvieron acá y los fui rotando. Trataba de parrandear, de escuchar a otros acordeoneros y otros Reyes Vallenatos, a los cuales yo seguía y pensaba que tenían las cualidades perfectas para impregnarme y tomar cosas de ellos y lograr el toque perfecto que necesitaba para llegar a consolidar el título.

Puedo decir que mi preparación ha sido de ocho años que me presenté; la experiencia que te deja año tras año es lo que te va formando como acordeonero y lo que te va enseñando cuál es el camino correcto; cómo se toca en el festival, cómo se va labrando todo para poder llegar hasta el final.

Usted habla de Reyes Vallenatos que admira. ¿Cuáles son?

Principalmente un Rey Vallenato que tuvo mucho que ver este año en mi preparación fue Almes Granados. Lo admiro profundamente porque es un rey que toca melodioso, bastante raizal, y quienes manejamos otras tendencias del vallenato, al llegar a tocar en el Festival Vallenato tenemos que adaptarnos a un toque perfecto y ese me lo da sin duda alguna seguir a este maestro.

Otro Rey Vallenato a quien admiro mucho es a Julián Rojas, es un tipo muy sagaz en una puya o cuando hay que descrestar al público. De ellos dos busque un hibrido, más el estilo mío.

¿Cómo le parecieron los contendores de la final?

Buenísimos, no fue una final fácil, sabía cuándo leyeron los finalistas que todos teníamos las mismas posibilidades de ganar. No menosprecie a ninguno porque finalmente lo que te da cancha en el Festival Vallenato, es la experiencia de avanzar en las rondas, la experiencia de tocar finales. No es lo mismo tocar en la primera ronda, que tocar en el Parque de la Leyenda Vallenata con más de 20 mil personas. Todos habíamos pasado por ese curso, porque el que menos tenia finales había estado en dos. Yo, tenía cuatro finales encima, tenía dos terceros lugares y un segundo, pero los otros cuatro, tenían una hoja de vida folclórica parecida. Lo único que le pedí a Dios en ese momento fue que me diera la concentración, la serenidad para tocar, para hacer una muy buena presentación y que fuera su voluntad y así fue.

El segundo lugar de Javier Matta, fue un gran contrincante, todos cuatro, tuvieron méritos para estar ahí y puedo decir que no fue una final fácil.

¿Cómo asimiló el sistema de balotas cuando usted llevaba sus temas preparados y de repente le tocó cambiar una de las canciones?

Muy bien, y seguramente para el año si lo mantienen, van a rotar el repertorio, para que no se mecanicen los mismos temas porque pierde la gracia. ¿En qué me parece bien?, en que obliga a los acordeoneros, sobre todo a los nuevos que escuchen música y aprendan del folclor y un repertorio más amplio, no simplemente las mismas cuatro canciones que traen desde la primera ronda.

¿Cómo le pareció este festival?

Excelente. Me lo han manifestado muchas personas, que me diera el gusto de ganar el mejor festival de toda la historia, por todo lo que significó y especialmente en homenaje a un personaje mundial como lo es Carlos Vives. Es algo increíble la cantidad de gente que me ha llamado y me escribe, me piden entrevistas. Al mismo Carlos Vives lo vi comprometido todo el tiempo. Fue doble bendición de Dios haber ganado el Festival Vallenato y haberlo hecho en esta versión.

Dios me tenía el premio para este año y agradezco a mis compañeros, el cajero Aníbal Alfaro y el guacharaquero Aldair Velásquez, quienes se la jugaron conmigo. Lo he dicho y lo sostengo, el acordeón es mi vida entera. En el 2016 ocupé el segundo puesto y eso me sirvió de estímulo para buscar la corona.

¿Qué aspira a realizar en su año de reinado?

Primero, promocionar bastante. Esta es una oportunidad de que el mundo entero sepa que hay un boyacense con corazón vallenato, que ama profundamente esta tierra, esta cultura y esta música. Que se siga promocionando y conociendo el nombre de Julián Mojica, el nuevo Rey Vallenato. Eso lo haremos de la mano de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, también estaremos en alguna agenda de promoción y acompañándolos, y en lo que esté a mi alcance de proponer para poder seguir divulgando y difundiendo el vallenato tradicional.

¿Cuál es el aire vallenato que mejor domina?

Para ser Rey Vallenato hay que dominar los cuatro aires. Volviendo a la final, no creo que hubiera un finalista que tuviera debilidad en algún aire. Todos estaban muy completos. De pronto la puya, es la que da la facilidad de conectarse mejor con el público, por el show mediático, porque la gente le gusta los solos de la puya, porque cautivan al público y generan aplausos.

¿Cómo analiza el trabajo de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata?

Muy bueno en todo. Destaco la labor social de la Escuela Rafael Escalona, con estudiantes de escasos recursos económicos. Esto garantiza cultivar en ellos el folclor porque serán los futuros competidores; aparte de defender el vallenato tradicional es una labor que finalmente es la única entidad a nivel nacional que lo sigue haciendo y año tras año el Festival Vallenato ha demostrado que crece más y más. También la Fundación realiza un festival que está a la altura de muchos festivales internacionales, y que lo haga defendiendo el vallenato tradicional me parece excelente.

Soberano recibimiento en su tierra Paz del Río. ¿Un resumen de esa experiencia?

Mis paisanos estaban felices. Que recibimiento extraordinario. Además, recibí una condecoración del gobierno departamental que le dio el mayor valor a esta gesta folclórica.. Segunda vez que hay un Rey Vallenato Profesional del interior del país y primera vez que es de Boyacá. Esta es una gran alegría para el pueblo boyacense. Muy merecida.

¿En estos momentos está grabando clásicos vallenatos?

Tengo la fortuna de hacer agrupación con un gran cantante, Enaldo Barrera, ‘Diomedito’, y venimos trabajando en un CD de clásicos, la gran mayoría en tono menor, porque decidimos rescatar esa tendencia de tocar que hoy por hoy no se hace. No se encuentra una agrupación que grabe en tono menor y entonces quisimos hacerlo a través de algunos clásicos grabados entre los años 80 y 90.

El Rey Vallenato Julián Mojica y Enaldo Barrrera 'Diomedito'
El Rey Vallenato Julián Mojica y Enaldo Barrrera ‘Diomedito’

La idea nació de ‘Diomedito’ y lo respaldé. A final del año pasado empezamos a grabar, paramos por mi preparación al Festival Vallenato y ya estamos retomando la grabación. A más tardar en un mes la producción musical estará lista.

Vienen canciones de los compositores Diomedes Díaz, Náfer Durán, Roberto Calderón, Aníbal Velásquez, Calixto Ochoa, Carlos Huertas, Adolfo Pacheco, Mateo Torres, Rosendo Romero, Lenín Alfonso Bueno, Crispín Eduardo Rodríguez, José Alfonso ‘Chiche’ Maestre, Luis Egurrola, Pedro García Díaz, José Barros, Juan Manuel Pérez, Ubaldo Díaz Martínez, Ángel Alfonso Molina y Leopoldo Turizo.

¿Cree que con su triunfo se adelantó el aguinaldo boyacense?

Tiene razón. Es un triunfo para todos los boyacenses y doble porque también tenemos Rey Aficionado. El aguinaldo boyacense va a estar mejor que todos los años porque tendrá a dos Reyes Vallenatos compartiendo con los asistentes a este bello acto. Será un Señor Aguinaldo envuelto con vallenatos. Sigo emocionado con este soberano triunfo.

JUANRINCON-PNG-200BLOG DE JUAN:  Juan Rincón Vanegas

La otra faceta del rey vallenato

Así como se apasiona y entrega su alma cada vez que toca el acordeón, lo cual le dio el mérito de coronarse como rey vallenato 2018 en la categoría Profesional, Julián Mojica Galvis también conserva ese amor por la música clásica, que le dejó su estudios universitarios y el paso por dos orquestas filarmónicas.

Él es maestro en Músico, egresado de la Universidad Distrital de Bogotá, donde aprendió interpretar diferentes instrumentos de cuerda. Hizo parte de la Orquesta Filarmónica de Colombia en la capital del país con el maestro Raúl Rosera, en el marco de un formato que implementa con vallenato sinfónico, donde hace el montaje y llama a un acordeonero, entre los que estuvo en el pasado tocando acordeón, así como lo está en la actualidad el actual rey aficionado, Ronald Torres Salamanca. Con el violonchelo tocó en la Universidad del Bosque en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia, mientras que cursaba sus estudios de pregrado.

“Fui integrante de diferentes orquestas sinfónicas cuando era estudiante, pero definitivamente mi pasión es el acordeón. Prácticamente esto quedó allí reposado; tengo los conocimientos aprendidos, pero la verdad casi no los práctico porque mi tiempo lo ocupo en ejecutar el principal instrumento del folclor vallenato”, manifestó.

Tras su experiencia musical, explicó que “los instrumentos de cuerda si no se mantienen un estudio encima de ellos, lo más seguro es que te cueste volverlo a tocar, puesto que la afinación no es constante porque no son temperados; es decir, no tiene trastes como una guitarra (o rayitas que la separa). Ni el violín, ni el violonchelo, ni el contrabajo tienen eso, es el palo liso. La afinación se define por la técnica de la mano; con mover un poco más allá o un poco menos la afinación se pierde. Son instrumentos muy complejos, no es como el acordeón que se toca el mismo botón y siempre dará la nota; allá toca medir la mano todo el tiempo. Es un instrumento de cuerda flotada que implica muchas horas de estudio diariamente para lograr la perfección”.

Al indagarle si el acordeón o el violonchelo es más complejo, dijo que “son instrumentos muy diferentes; a mí se me hace más difícil el violonchelo, pero tocar el acordeón también tiene su grado de complejidad, mucho más si se quiere tocar el vallenato autentico porque para tocarlo bien hay que aprender sus técnicas e historias”.

Según Mojica Galvis, la música clásica aportó mucho en su vida porque la formación académica hizo aportes a su interpretación, los cuales formaron y definieron el estilo que presenta en cada escenario donde se presenta, argumentando que “la forma en que toco acordeón es bastante organizada por lo mismo, entendiendo que el folclor no sabes cómo explicarlos; al tener los conocimientos musicales desde la academia pude entender eso de una forma global”.

Su experiencia en el Festival

El rey vallenato 2018 considera que el Festival es un evento aparte de la académico. “Lo tomé desde lo empírico y soy músico que inició empíricamente. Cuando crecí fue que me profesionalicé. Para tocar bien el vallenato lo académico se deja a un lado y se debe dejar llevar por el corazón y por la experiencia de otras personas; en mi caso con Almes Granados y Julián Rojas, quienes me instruyeron sobre sus técnicas cada vez que venía a Valledupar”, precisó.

Toca acordeón desde los 7 años, lo cual define como una felicidad inmensa. Su triunfo en el Festival aún lo está asimilado. “Da alegría de ver cuántas personas se han unido a esto y cómo comparten mi felicidad; son muchos los mensajes y llamadas que lo ratifican. Nadie quedó descontento, me pareció increíble ver como el público del Parque de la Leyenda Vallenata aplaudía cuando se dio a concomer el fallo”, acotó.

A futuro su agenda a seguir es promocionar y divulgar el título en la Costa Caribe y en el interior, aprovechando que vive en Bogotá. Luego se pondrá de acuerdo con la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata para hacer las actividades de promoción pertinentes.

Actualmente hace pareja musical con Enaldo Barrera, más conocido como ‘Diomedito’, con quien está haciendo un CD que se proyecta salir en dos meses, seguramente grabará otro trabajo con sus compañeros de Festival.

Su sueño de vivir en Valledupar

Aseguró que le encanta Valledupar y que si fuera por sus gustos se quedaría viviendo en la capital del Cesar, pero tiene por residencia Bogotá por ser la zona donde más toca con su agrupación; está confiado en que las cosas cambien de ahora en adelante tras su título de rey del Festival de la Leyenda Vallenata. De ser así se vendría a vivir en la Costa, teniendo en cuenta que es más tranquila y que tiene un ritmo de vida más relajada.

Su equipo ganador

Este músico oriundo de Paz de Río, Boyacá subraya que en las competencias y en la gran final del máximo evento de acordeones tuvo la fortuna de estar acompañado con el maestro Aníbal Alfaro, de Las Piedras, Bolívar, que completa cinco coronas; y con Aldair Velasquez, en la guacharaca, procedente de Valledupar. “El estar con ellos fue supremamente importante porque finalmente somos un equipo ganador; no solo fui yo solo, si no los hubiera tenido no hubiera ganado. El triunfo es de todos”, puntualizó.

“No fue una final fácil, no me enfrenté a acordeoneros novatos”

A más 820 kilómetros de Valledupar está ubicado el municipio Paz de Río, Boyacá. En ese pequeño poblado de unos 5.000 habitantes, nació Julián Ricardo Mojica Galvis, el nuevo rey vallenato.

Comenzó a tocar el acordeón a sus 8 años, gracias al reflejo de su padre. Su carrera musical se ha hecho a través del profesionalismo. Es maestro en Artes Musicales, con énfasis en violonchelo, de la facultad de Artes de la Universidad Distrital en Bogotá. Acompañó en grabaciones a Carlos Mario Zabaleta y actualmente es compañero de Enaldo Barrera, ‘Diomedito’.

En una noche que comenzó para él, a las 10:58, cuando subió a la tarima Colacho Mendoza acompañado por Aníbal Alfaro, en la caja, y por Aldair Velásquez Arias, en la guacharaca, Mojica comprendió que la perseverancia fue una de las claves para quedarse con la corona que buscaba desde 2010.

*En 2010 llegó un ‘boyaco’ al Festival Vallenato, no ganó pero consiguió un tercer puesto. ¿Cómo recuerda esa experiencia?

Hoy que cumplo este sueño, porque tú sabes de la carrera para conseguir este título en el Festival Vallenato, le debo mucho a José Montenegro y a ‘JJ’ Murgas porque creyeron en mí en ese primer festival; era un muchacho desconocido que llegó a la final y también se robó muchos corazones. Así también pasaron varios acompañantes de los que me siento orgulloso, cada uno vino a aportar algo en mí para que hoy en día se haya hecho realidad esta corona.

*El nuevo rey Aficionado es Ronal Torres Salamanca, de Duitama, otro territorio de Boyacá. ¿Por qué ese departamento es apegado al acordeón?

Queremos y sentimos el vallenato como propio, tenemos un festival en Nobsa, eso ha generado un sinnúmero de acordeoneros como Ronal Torres, Hernando Celis que murió hace algunos años, mi tío Jorge Mojica que fue segundo en Aficionado en 1981; este es el resultado del trabajo de muchas personas que quieren y aman el vallenato en Boyacá.

*En las rondas eliminatorias fue pasivo respecto a otras particiones de años atrás. En la final sorprendió. ¿Lo hizo adrede o el concurso lo llevó a eso?

Conseguimos la mejor calificación en todas las rondas, siempre el puntaje perfecto. El concurso estuvo muy apretado porque muchos acordeoneros tuvieron ese puntaje perfecto y yo tenía claro que llegar a la final estaba Omar Hernández, Javier Matta, ‘Ponchito’ Monsalvo, De la Valle (Rodolfo) y yo, en últimas dije que estaba entre muy buenos acordeoneros y creo que la bendición de Dios la pondrían donde él dispusiera, porque cualquiera que ganara era bueno. A mí me tocó, hice las cosas bien, pero eso no significa que mis compañeros no las hayan hecho así. Admiro y respeto a cada uno porque no fue una final fácil, no me enfrenté a acordeoneros novatos; todos tenían finales, experiencia igual que yo.

*¿El triunfo de Alberto Jamaica y de usted le quita ese tinte de regionalista al Festival Vallenato?

Definitivamente sí, no puedo decir que este festival es regionalista porque en primera participación fui finalista y la gente de pronto a veces se molestaba en otras partes, decía: “Tenías que ganar. El Festival Vallenato es regionalista”, yo les decía que si fuera regionalista yo nunca llegaba a una final. El Festival es una competencia muy difícil para los acordeoneros, que avances de una ronda a otra es un mérito grande porque es el nivel más alto que hay. No me parece para nada regionalista y hoy se corrobora porque tenemos rey vallenato en las categorías Profesional y Aficionado.

*La quinta final fue la vencida…

Cinco finales en los que alcancé dos terceros lugares y un segundo.

*¿Dónde estuvo la clave para ganar?

Creo que la propia experiencia y obviamente el equipo que me acompañó. Dos personas seguras, uno con experiencia avanzada como lo es Aníbal Alfaro, y una sangre nueva que tiene todo el talento por delante que se llama Aldair Velásquez. Es muy importante tener un buen cantante en el grupo, Aldair motivó mucho mi acordeón.

*¿Qué hará a partir de ahora que es rey vallenato?

No me puedo anticipar, primero celebrar y disfrutarlo, segundo ponerme de acuerdo con la Fundación para llevar el vallenato a todos los rincones del país donde necesiten que yo esté y de mi parte ver cómo puedo, por lo menos en mi departamento y en el interior del país, seguir sembrando semillas para que más niños amen más esta música, que aprendan a tocar acordeón. El vallenato nunca morirá porque el Festival Vallenato es importantísimo.

*¿Cómo avanza el proyecto con Enaldo Barrera, ‘Diomedito’?

Vamos bien, estamos haciendo un CD precisamente en Valledupar, grabando clásicos y ya lo retomaremos con el título de rey, porque no podemos descuidar la parte comercial.

*¿Cuáles sus mensaje para los acordeoneros que vienen haciendo carrera y no han logrado la corona de rey?

A todos mi profunda admiración. Hoy me tocó a mí, seguramente hay que perseverar, seguir haciendo las cosas bien y sé que llegará el momento para todos. Que no tiren la toalla, que se motiven porque seguramente serán reyes vallenatos.

Por Carlos Mario Jiménez / El Pilón
Carlos.jimenez@elpilon.com.co

JULIÁN-MOJICA-ENALDO-BARRERA
Enaldo Barrera, ‘Diomedito’, es el actual compañero de Julián Mojica.