Nuevas!

CINE Y VALLENATO: UN ENCUENTRO IMPOSTERGABLE

Abel Medina Sierra

Cuando la magia audiovisual del cine Mexicano redimió de la abulia y paralizó de encantamiento los pueblos de Latinoamérica, se abrió una puerta para que la música del país azteca colonizara el gusto preferente y se anidara en lo más profundo de la identidad latina donde aún se arraiga con firmeza. El celuloide fue el poderoso medio masivo que catapultó hacía la idolatría a cantantes populares como Pedro Infante, Miguel Aceves Mejía, Antonio Aguilar, Flor Silvestre, Cornelio Reyna entre muchos más. También estrellas de la balada en la Argentina de los años 70´s visionaron en la pantalla gigante una vitrina para venderse internacionalmente como lo hicieron Palito Ortega y Leonard Fabio.

 Ni se diga de Holliwood, hoy muchos ni siquiera recuerdan que grandes figuras estelares de la alfombra roja llegaron al cine desde su trayectoria como intérpretes musicales: Will Smith, Ice T, Jennifer López son buenos ejemplos. En fin, el cine se convirtió en el andamio para que el pueblo graduara de ídolo a un cantante popular.

En lo que respecta a Colombia, existen no muchos referentes de intérpretes que han explotado el cine como una manera de llegar al público. Se pude decir que no hay artista nacional que deba algo de su éxito por el uso del cine como medio de promoción. En ese caso, el mérito se lo lleva la televisión que nos vendió a Carlos Vives, Moisés Angulo, Julio César Meza entre otros. En el caso de Carlos Vives, tuvo un rol secundario en el filme “La estrategia del caracol” en los años 80´s pero fue una participación que pasó desapercibida. Sería con la serie “Escalona” y su paso como intérprete de rock al vallenato que pudo instalarse en los patios de la fama internacional.
Para el caso específico y concreto del vallenato y su relación con el cine, el panorama no es distinto. Los ejemplos son escasísimos: una participación del acordeonero Orangel “Pangue” Maestre como protagonista en la película “La boda del acordeonista” de ´Pacho Bottia que le generó buenos comentarios de la crítica a mediados de los 80´s. En el 2011, el compositor Marciano Martínez protagonizó el filme “Los viajes del viento” de Ciro Guerra. Su rol le sirvió para nominaciones a nivel nacional. Sin embargo, los productores los buscaron más como actores naturales que por su fama como músicos vallenatos. En 1983, en pleno despunte del éxito de Diomedes Díaz, se publicitó mucho la película nacional “Ay hombe” de Carlos Mayolo que en su publicidad mostraba al nuevo ídolo del vallenato. Las salas se llenaron pero en realidad el Cacique de la Junta no actuaba en la trama sino que al final salía una escena en la que anima una caseta junto al acordeón consagrado de Colacho Mendoza. Sin embargo, el éxito comercial de esta película fue una muestra que los ídolos del vallenato venden si la intención de los productores y directores es llegar al corazón alegre del pueblo.
En los últimos años varios artistas vallenatos han dado muestras que son una generación mediática que ya tiene la madurez para ser figuras de la pantalla y la actuación. Silvestre Dangond se convirtió en el primer cantante vallenato en convertirse en presentador de un programa en horario triple A de un canal nacional privado. Lo mismo ocurre actualmente con Alejandro Palacios quien ya había sido actor y protagonista de novelas de alto rating. Sorprende ver a Rafael Santos actuando en la telenovela “Rafael Orozco: el ídolo” y recientemente escogido para representar a Iván René Valenciano en la serie “La selección”. Se suman nombres de Betico Villa, Juan Mario de la Espriella, Karol Márquez y la actuación en algunos capítulos de Jorgito Celedón en la telenovela “Dónde carajos estará Umaña”.
Lo anterior deja entrever que es el momento propicio para el encuentro del cine y el vallenato, un nuevo escenario que de seguro llevaría el mensaje caliente de nuestra música por los caminos de la trasnacionalización. ¿Se imagina usted a Silvestre Dangond, los chicos de la Kavras.com o Peter Manjarrés en la pantalla?, una manera de elevar al pueblo al lenguaje distinto y creativo del cine, con buenos argumentos y no solo para promocionar una canción. Al país audiovisual siempre le han gustado las series musicales en especial si tienen como contexto el Caribe colombiano, es de entender que el cine musical puede calar bien hondo en los jóvenes. Esto puede ser una utopía si tropieza con los gustos supuestamente “refinados” que es una manera de decir “excluyentes” de quienes se dedican a la difícil tarea de hacer cine en Colombia. Cine y vallenato esperan por una impostergable cita.

abel_medina_sierra_200Abel Medina Sierra

Tomado de: http://abelmedinasierra.blogspot.ca/
medinaabelantonio@gmail.com

Acerca de portalvallenato (16183 Artículos)
Gestor Cultural

1 Comentario en CINE Y VALLENATO: UN ENCUENTRO IMPOSTERGABLE

  1. Ignacio Cantillo Vásquez // diciembre 20, 2016 en 6:51 pm // Responder

    Excelente artículo hecho por una de las personas que ha dedicado gran parte de su vida a estudiar la música vallenata, entendida ésta como el medio a través del cual y, por muchos años, una región ha venido contando sus vivencias de una forma creativa, alegre y trascendente, sin más pretensiones que la de estimular el alma de las personas sensibles. Muchas gracias a Abel y que Dios lo siga inspirando para persistir en su loable propósito.

    Ignacio Cantillo Vásquez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: