MÚSICOS DE SANTA MARTA, aguantan hambre por culpa de la Alcaldía

“El gremio de músicos y vendedores del balneario de El Rodadero realizaron en la mañana de ayer una marcha pacífica para exigirle al Gobierno Distrital que los dejen trabajar para esta temporada de fin e inicio de año, tras haber establecido el decreto de ordenamiento de playas para controlar la invasión que a diario sufren estas valiosas playas del Distrito en épocas de turismo”. EL INFORMADOR

Estas son noticias que generan tristeza, rabia y dolor. En la capital del Magdalena, tierra donde se dio origen a toda una corriente musical, considerada “Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad”, la cual es conocida con el nombre genérico de VALLENATO, mediante Decreto expedido por la Alcaldía se viene coartando a sus intérpretes el derecho al trabajo. La música ha sido y es por excelencia, una de las profesiones más bellas y sentidas, que lleva alegría al alma.

Anualmente en diversas temporadas llegan a Santa Marta, en plan de recreación y diversión millares de turistas provenientes de diversas regiones de Colombia al igual que del exterior. Los atractivos principales lo constituyen las playas, la gastronomía, las artesanías y sin duda alguna la posibilidad de disfrutar en vivo con la variedad de conjuntos de Acordeón, sus mejores cantos y melodías.

En un País donde las fuentes de trabajo para los sectores populares es cada vez más restringido, muchas personas, especialmente en el Caribe colombiano, han encontrado en la interpretación de los aires propios de esta Región, su fuente de ingresos y forma de sostén familiar. No obstante, de manera inexplicable y violadora de los derechos humanos, la Administración Municipal de esta ciudad, mediante un Decreto Distrital Nº 376 (4 Diciembre 2015), que aún continúa vigente.

¿Será posible tanta indolencia? Mientras los grandes magnates del turismo se les ofrece toda clase de garantías y exenciones, a los humildes trabajadores musicales se les impide devengar con su esfuerzo unos cuantos pesos para sus hogares.

PARRANDA VALLENATA EN EL RODADERO

Un grupo de músicos llegó a las instalaciones de la Alcaldía de Santa Marta, y alzó su voz de protesta para que el Alcalde respondiera a las familias de las personas que trabajan de la música en horas nocturnas en las playas del Distrito de Santa Marta. Este es la petición respetuosa de ese gremio, que no ha tenido respuesta:

“Hoy estamos pasando física hambre por el decreto expedido por la Administración que nos prohíbe trabajar hasta altas horas de la noche y, de esa manera ganarnos el dinero que llevamos a nuestras casas, por qué prohibirnos trabajar, siempre nos hemos ganado la vida cantando en las playas de Santa Marta, con ese oficio hemos sacado adelante a nuestras familias y, ahora por un Decreto expedido por la Alcaldía acabando el año nos prohíbe trabajar perjudicándonos gravemente para épocas como Navidad, fin de año y el nuevo que inicia”.

BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .