Reyes Vallenatos que se fueron: pero dejaron un grato legado

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Cincuenta y dos (52) versiones del Festival de la Leyenda Vallenata han transcurrido, desde aquel 27 de Abril de 1968, cuando se llevó a cabo el primer concurso de este género en la ciudad de Valledupar, capital del Departamento del Cesar, por iniciativa del ex– presidente de la República Alfonso López Michelsen, de la distinguida matrona Consuelo Araujo Noguera y del compositor Rafael Escalona Martínez.

La ciudad de los Santos Reyes del Valle de Upar, pasó desde entonces a convertirse en el escenario apropiado, para que grandes figuras de la música ejecutada con Acordeón, Caja y Guacharaca, pudiesen ser conocidas en ámbitos diferentes a la Región Caribe colombiana.
Desde ese entonces, todos los años de manera sagrada, acuden a ese santuario miles de turistas, provenientes muy diversos lugares de la geografía colombiana y mundial también, para ser testigos directos de las competencias que allí se llevan a cabo, con el propósito de escoger a los mejores intérpretes de Sones, Paseos, Merengues y Puyas, siguiendo las huellas de los grandes Juglares que sentaron las bases musicales, de lo que hoy en día se ha vuelto un patrimonio de nuestra Nación.

El Festival Vallenato, sin lugar a dudas, se convirtió en la plataforma de lanzamiento de muy destacados artistas, pues se incentivaron los mismos en las arduas y duras competencias, que fueron enfrentando para vencer a sus respectivos contendores y ser objetos de honores que los dieron a conocer.

Algunos de ellos, tras haber sembrado con su estilo interpretativo la semilla que otros habrían de continuar, partieron de este mundo y, por ese bello legado que nos dejaron, hoy en día los cantos que ellos crearon, se han convertido en íconos que se anclaron en muchas de las mentes y corazones, que gustan de lo clásico y tradicional.
Vamos a hacer remembranza de cada uno de los Reyes Vallenatos que triunfaron en franca lid, en un sentido homenaje a su memoria, que por siempre ha de perdurar. Los que tuvimos la oportunidad excepcional de conocerlos y escucharlos cantar o tocar, estaremos para siempre agradecidos, volviendo a recordar a las legendarias figuras, quienes nos proveyeron de alegrías con sus canciones, que nunca desaparecerán.
Sus cuerpos están sepultados pero su Espíritu a lo alto regresó, tal como reza el texto sagrado:

“El polvo vuelve a la Tierra, como era, y el Espíritu vuelve a Dios que lo dio” (Eclesiastés 12: 7).

GILBERTO ALEJANDRO DURÁN DÍAZ

El Paso (Cesar) 9 febrero 1919 – Montería (Córdoba) 15 noviembre 1989.
Cantante, compositor y acordeonista, considerado como uno de los máximos exponentes del folclor vallenato al lado de Rafael Escalona, Leandro Díaz y Emiliano Zuleta Baquero, un 30 de abril de 1968 en la Plaza ‘Alfonso López’ de la capital del Cesar, se coronó como el Primer Rey, durante el Festival de la Leyenda Vallenata, en medio de una abrumadora aclamación de parte del público presente.
En 1987, veinte años después se presentó nuevamente a concursar cuando en el Festival se elegiría al Rey de Reyes, pero fue derrotado en la final por Nicolás “Colacho” Mendoza.

Exploró una gran variedad de ritmos como Puyas, Porros, Cumbias, Paseos, Sones y Merengues, lo que le valió el apelativo de Rey Negro del Acordeón. Su extensa obra de más de 500 composiciones es fiel reflejo del pueblo y de la cultura vallenatos, pero de igual modo se erigió como un gran intérprete de compositores famosos, tales como Rafael Escalona, Leandro Díaz, Tobías Enrique Pumarejo, Juancho Polo Valencia, Julio Erazo, etcétera, a cuyas composiciones el “Negro Alejo” les estampó su sello de autenticidad.

RON CON LIMÓN (Porro – Cumbé)

EVANGELINA (Merengue)

NICOLÁS ELÍAS MENDOZA DAZA

Caracolí, San Juan del Cesar (Guajira), 15 abril 1936 – Valledupar (Cesar), 27 septiembre 2003
‘Colacho’, como era conocido popularmente, fue considerado uno de los mejores Acordeonistas de todos los tiempos, con una extensa trayectoria. Obtuvo la corona de Rey Vallenato profesional en 1969, durante el segundo Festival y posteriormente en 1987 se coronó como el Primer Rey de Reyes. Según Gabriel García Márquez fué el mejor intérprete de las canciones de Escalona.

Al consagrarse ‘Rey de Reyes’ durante el XX Festival de la Leyenda Vallenata, demostró ser un auténtico intérprete del vallenato clásico. Su nota perdurable y original le sirvió para enaltecer sus capacidades y acompañar a los más consagrados vocalistas del género vallenato: “Poncho” Zuleta, Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Silvio Brito e Ivo Luis Díaz. De “Colacho” se decía, que era como el buen vino: que entre más “viejo”, más añejo y entre más añejo más sabroso.
Pese a sus notorios atributos y destreza musical, se creó contra él cierta animadversión por el hecho de ser el músico preferido de los altos sectores sociales de Valledupar. ‘Colacho’ en su sencillez y por esa forma caballerosa de proceder, solo respondía con melodiosas notas extraídas de su fuelle, como un gallardo señor y como músico de mucha altura y calidad.

DESPEDIDA (Paseo)

NI GUAYABITO (Merengue)

CALIXTO DE JESÚS OCHOA CAMPO

Valencia de Jesús – Valledupar (Cesar), 14 agosto 1934 – Sincelejo (Sucre), 18 noviembre 2015
Se coronó Rey vallenato en el III Festival de la Leyenda Vallenata, que se llevó a cabo en 1970, en reñida competencia con personajes de la talla de Náfer Durán, Andrés Landero y Emiliano Zuleta Díaz. En 1961 fue fundador de la famosa agrupación ‘Los Corraleros de Majagual’, junto con Alfredo Gutiérrez, Eliseo Herrera, César Castro, Lucho Pérez y Chico Cervantes, entre otros.
Se destacó como compositor, cantante y acordeonista, tanto de los aires musicales del Valle de Upar como de la subregión sabanera. El contenido jocoso y picaresco de sus temas, a la par con los dedicados a las damas, siempre le acompañó.
Su obra ha sido interpretada por famosos conjuntos, tales como los Hermanos Zuleta, Jorge Oñate, Diomedes Díaz y los Corraleros de Majagual, entre otros. En el plano internacional sus composiciones tuvieron amplia difusión con artistas de la talla de Franck Pourcel, Wilfrido Vargas y Paul Mauriat.

AMORCITO CONSENTIDO (Paseo)

PUYA REGIONAL

ALBERTO LUIS PACHECO BALMACEDA

Barranquilla (Atlántico), 23 junio 1935 – Valledupar (Cesar), 29 de septiembre 1983.
Destacado y polifacético Acordeonista, compositor y cantante. En su desarrollo musical contribuyó el hecho de haber formado parte del Ballet Folclórico de Delia Zapata Olivella, con quién recorrió varios países del mundo al igual que con el Ballet de Colombia de Sonia Osorio, con los cuales se destacó, dada la variedad de ritmos que él sabía ejecutar.
Fue elegido Rey durante el IV Festival de la Leyenda Vallenata, el 1° de mayo de 1971, tras ardua competencia librada frente a Luis Enrique Martínez, el ‘Pollo Vallenato’, quien era el favorito de la afición. Sus antecedentes musicales aunados a una interpretación bien ajustada a los cánones tradicionales, le otorgaron ese primer lugar.

Una de las características que hicieron a Alberto Pacheco un músico de reconocido talento y creatividad, fue el hecho de ser intérprete de muchísimos ritmos y aires tropicales, lo cual constituyó una ventaja por doquiera que se presentaba.
Como músico, tuvo las agrupaciones: Alberto Pacheco y su Conjunto; Los Cumbiamberos de Pacheco, al igual que Alberto Pacheco y su Trío vallenato. Acompañó las agrupaciones Bovea y sus Vallenatos y Los Campesinos del Magdalena, entre otras.

LA SIERRITA (Puya)

A MI NO ME CONSUELA NADIE (Paseo)

LUIS ENRIQUE MARTÍNEZ ARGOTE

Fonseca (Guajira), 24 febrero 1922 – Santa Marta (Magdalena), 25 marzo 1995.

Apodado “El pollo vallenato” fue un gran intérprete del Acordeón diatónico, cantante y compositor. Tocaba maracas o el redoblante, cuando realizaba presentaciones en fiestas o las llamadas “colitas”.
A los 13 años de edad se radicó en Fundación (Magdalena), donde recibió la influencia musical de Francisco “Pacho” Rada Batista y otros músicos provincianos, con quienes anduvo en presentaciones por diversos lugares de la región.
El 30 de abril de 1973 resultó ganador de la categoría profesional en el Festival Vallenato. Poseedor de un estilo claro e inconfundible al ejecutar los aires autóctonos y tradicionales, desarrolló habilidades en la ejecución de pitos y bajos, que marcaron una generación, que se ha identificado como una tendencia que le ha seguido con orgullo.
Confesó haber aprendido su arte con otros maestros conocidos, cuando dijo “Yo tengo de las dos escuelas – se refiere al definir su estilo – porque aprendí el Son del maestro “Pacho Rada”; el Paseo lo aprendí oyendo a músicos como Lorenzo Morales, Emilianito Zuleta y Chico Bolaños.

ALCIRITA (Merengue)

ZUNILDA (Paseo)

JULIO ENRIQUE DE LA OSSA DOMÍNGUEZ

Chochó (Sucre), 20 julio 1936 – Montería (Córdoba), 28 septiembre 1998
Se coronó Rey el 30 de abril de 1975, siendo sus adversarios Ovidio Granados, Cesar Castro y Beto Rada. Grabó más de 32 Larga Duración. Fue un artista integral que ejecutaba con maestría y versatilidad los aires tradicionales de la música de Acordeón de las subregiones culturales vallenata y sabanera del Caribe colombiano.
Fue Rey Sabanero en la decimotercera edición del Festival Sabanero del Acordeón en Sincelejo y Rey de Acordeonistas en el Festival de la Leyenda del Hombre Caimán en Plato (Magdalena). Su talento le permitió ser un eximio compositor. Su creatividad e inspiración le llegaban repentinamente, asociado a hechos ocurridos en el trasegar de su vida artística de un pueblo a otro o en su vida cotidiana y familiar.
Desde la edad de los 14 años se inició en el arte de la música como maraquero en la banda de Chochó. Luego se decidió por la ejecución del Acordeón, con el cual tuvo éxitos resonantes, los cuales fueron interpretados luego por otras agrupaciones.
Es de anotar que Julio De la Ossa tuvo un estilo interpretativo muy peculiar, en el cual confluían los sonidos vallenatos y los sabaneros con mucha naturalidad.

LA COLEGIALA (Paseo)

LA MARGENTINA (Paseo)

RAFAEL ANTONIO SALAS MENDOZA

El Plan (Guajira), 17 septiembre 1952 – Valledupar (Cesar), 20 abril 2011
Hijo del legendario ‘Toño’ Salas y sobrino del juglar vallenato Emiliano Zuleta Baquero, se destacó por su amor hacia la música Vallenata, la cual aprendió a través de su padre y su tío. ‘Rafa’ como lo llamaban, recorrió todas las categorías, destacándose por sus actuaciones porque ocupó posiciones muy destacadas.
Grabó con varios vocalistas y sus mejores interpretaciones las hizo al lado del desaparecido cantante Armando Moscote, considerado el Rey de la Canción Inédita. Siempre fue muy solicitado para animar grandes parrandas, dado que era lo que más le agradaba, pues hacía gala de sus dotes musicales.
RAFAEL ANTONIO SALAS MENDOZA, dejó como ejemplo su impronta de humildad, gentileza, serenidad, actitud ponderada que fue motivo de alegría y complacencia, pues su presencia en distintos escenarios con su acordeón, sus canciones y su canto, vino a demostrar su casta y sus deseos de ser vocero de la auténtica música vallenata.

PARRANDERO ENAMORADO (Merengue) * Con Armando Moscote

EL SENTIDO DE MI VIDA (Paseo) * Con Armando Moscote

ELBERTO DE JESÚS LÓPEZ GUTIÉRREZ

La Paz (Cesar), 28 diciembre 1950 – Valledupar (Cesar), 22 junio 2007
Elberto De Jesús el popular ‘Debe’ López, el distinguido miembro de la dinastía de los López, es uno de los 14 hijos del viejo Pablo Rafael López Gutiérrez y el décimo tercer Rey Vallenato coronado en 1980.
Su época más brillante como intérprete del Vallenato la tuvo al lado del cantante Diomedes Díaz, con quien grabó ‘la Ventana Marroncita’ de grata recordación. Cuando obtuvo el galardón de Rey Vallenato, era la primera vez que se presentaba en el Festival, motivo por el cual algunos amigos le apodaron ‘Tiro Fijo’.
Hermano de los Reyes Vallenatos Miguel y Alfonso López, al igual que del famoso cajero Pablo López e igualmente tío de los también Reyes Vallenatos Navim López y Álvaro López, toda una dinastía de gran valor.
En 1993 ganó el Festival de Acordeones en Barrancabermeja. En 1974 grabó con Poncho Pérez, Freddy Andrade, Julio Daza y con el Cacique de La Junta Diomedes Díaz.

LA MUJER ES PARTE DÉBIL (Paseo rápido) * Con Diomedes Díaz

ABORRÉCEME (Paseo) * Con Freddy Andrade

JULIO CESAR ROJAS BUENDÍA

San Juan Nepomuceno (Bolívar), 29 julio 1959 – Barranquilla (Atl), 20 junio 2016
Antes de ser el décimo sexto Rey Vallenato en 1983, había ocupado los segundo y tercer lugares en 1980 y 1982, respectivamente, en la misma categoría profesional. En 1983, le siguieron: en el segundo lugar Ovidio Granados y en el tercero, Emilio Oviedo. También compitió, entre otros, contra Nafer Durán, Orangel ‘Pangue’ Maestre y Egidio Cuadrado, quienes en los años siguientes serían coronados Reyes Vallenatos.
Su segunda corona la obtuvo en 1994, en el XXVII Festival, en ese año el segundo lugar fue para Ciro Meza Reales y el tercero para Freddy Sierra, Rey Vallenato más adelante. La primera vez que vino al festival fue para acompañar con el acordeón a Octavio Daza cuando participó en la canción inédita con ” Río Badillo” y ganó.
Fue el Acordeonista preferido de Gabriel García Márquez, quien le pedía que amenizara sus parrandas cuando el Nobel se encontraba en Colombia. También fue alabado por Alejandro Durán, por su manera de tocar el Son.
La discografía de Julio Rojas se resume en 20 producciones al lado de artistas de la talla de: Gustavo Bula, Lizardo Bustillo, Ricardo Maestre, Miguel Herrera, Joaco Pertuz, Luis Vence, ‘Lucho’ Flores, Enaldo Barrera, Marcos Díaz y ‘Poncho Zuleta.

OLVÍDAME (Paseo rápido) * Con ‘Poncho’ Zuleta

PENA Y DOLOR (Son) * Con Ricardo Maestre

ALBERTO CONSTANTINO RADA OSPINO

El Difícil (Magdalena), 18 agosto 1941 – Valledupar (Cesar), 30 noviembre 2019
Hijo del Rey Vitalicio Francisco “Pacho” Rada, aprendió a tocar acordeón desde los ocho años de edad, siempre se le consideró como un músico integral, porque además de tocar Acordeón, cantaba y compuso más de 500 temas en diversos ritmos.
Triunfador en diversos festivales profesionales, como el de Arjona (Bolívar), Villanueva (Guajira), en Barrancabermeja, Carmen de Bolívar, El Banco, Plato, El Difícil y Fundación (Magdalena), entre otros.
Se desempeñó como Profesor de música de la Casa de la Cultura de Valledupar y también creó su propia escuela llamada como su padre “Francisco Rada Batista”.
‘Beto’ Rada, conocido como ‘El gallo negro’ fue el más incansable de los Acordeonistas profesionales, brillando por su autenticidad, con la cual obtuvo en 1993 la corona de Rey Vallenato. A los pocos días de alzarse con la anhelada victoria compuso una canción en la que plasmó su testimonio de haber escrito su nombre con letras de oro en la historia del Festival de la Leyenda Vallenata.
“Se oyeron versos bonitos de mi memoria/quedó mi nota plasmada en el pedestal/y con mi nombre y mi apellido/pasé a la historia del festival”.

EL GALLO NEGRO (Paseo)

LA CAJA NEGRA (Paseo) * Con su hijo Cheche Rada

BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .