¿Y QUÉ DE LOS 450 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE OCAÑA?

• (Del 14 de diciembre de 1572 al mismo día y mes del año 2.020).
COMENTA: CARLOS MENESES REYES.

La Ley 1987 de 2.019, por medio de la cual la Nación se asocia y rinde público homenaje al municipio de Ocaña en el departamento Norte de Santander con motivo de la celebración de los cuatrocientos cincuenta años de su fundación y se dictan otras disposiciones, conforme a las anteriores precisiones, en sus 11 artículos deja el sinsabor de la esperanza fallida.
LEY N0. 1987 de 30 de julio de 2.019. “POR MEDIO DE LA CUAL LA NACIÓN SE ASOCIA Y RINDE PÚBLICO HOMENAJE AL MUNICIPIO DE OCAÑA EN EL DEPARTAMENTO NORTE DE SANTANDER CON MOTIVO DE LA CELEBRACIÓN DE LOS CUATROCIENTOS CINCUENTA (450) AÑOS , DE SU FUNDACION Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES” .

Me adelanto en afirmar que ante tanta indiferencia y no consultarse otros textos e intercambiar los ponentes experiencias, por aniversarios parecidos de otras ciudades, todo está por hacerse.

La Ley firmada por el bachiller Masías- experto en las “jugaditas” contra la oposición -y firmada por su secretario Gregorio Eljach Pacheco, imbombo, que se hace pasar por “ocañero”, consta de 11 artículos. Es un mamotreto, como tal, trasto grande y de poca utilidad. También un esperpento: siendo su incongruente e imprecisa redacción una grotesca y ridícula muestra de desconsideración a Ocaña.

De su contenido se desprende toda una “jugada” de ofensivas supresiones a aspiraciones concretas de los (las) ocañeros y que se materializarían en una Ley Especial- que a diferencia de Honores- implicaría el reconocimiento de obras materiales y de infraestructura acorde el sostenimiento ecológico ( entre otras, obras de infraestructura municipal en aporte a vías, descongestión visual y auditiva del Centro de la ciudad, parques ecológicos, resumideros, arborización, conservación de flora y fauna autóctonas y malecón en el río Tejo, que atraviesa la ciudad, etc. etc.)

Se sabe que los proyectos de ley los redactan los ponentes; en este caso le correspondió a un representante a la Cámara por Ocaña, que en observación de técnica legislativa deja mucho que desear.

Tan mal redactada la Ley (incongruencia) que el artículo 2°, no menciona los “grupos sociales” a que alude el artículo 4 ídem. No hay biografías para grupos sociales. Transcribo: “Deberá incluirse una biografía especial de las personas y los grupos sociales que se mencionan en el artículo 2° de la presente Ley”.

Vacía e ininteligible en el numeral 6 del artículo 2°, como reconocimiento “a la noble misión que cumplieron las siguientes personas”: “6. Sus habitantes (subrayo) que han contribuido al desarrollo histórico, cultural y social del municipio”. Habitantes alude al que habita una casa. No a personas proactivas.

La Ley dispone adelantar “una investigación sobre la historia extensa del municipio de Ocaña con el mayor rigor histórico-científico”. Pleonasmo lo de “historia” con lo de rigor “histórico”. Explicable por que la tal investigación seria una Monografía de contenido científico o periodístico y no una historia extensa del municipio de Ocaña. Un reto de eficiencia, precisamente para la referencia histórica y el no concurso de instituciones académicas a tono y disciplina para el rigor histórico- científico, a que alude la Ley.

Resulta válido que no aparezcan en la ley o se haga mención a personas físicas vivas, destacadas en la intelectualidad, profesiones, artes, deportes etc; pero irrita el que no se promueva la participación de esa pléyade de personalidades en certamen alguno literario, teatral, de contribución a alto nivel de aportes de estudios relacionadas con disciplinas científicas de profesionales diversos, con conferencias, debates, mesas redondas, de conciertos clásicos, de eventos deportivos, exposiciones y ferias de lo lúdico y creativo; en esa productiva región de intelectualidad, particular idiosincrasia y libre pensamiento de las bellas artes y las letras, de reconocida trayectoria y procedencia regional y nacional.

La única entidad que se habría de beneficiar, sería la Universidad Francisco de Paula Santander; adelantando las inversiones necesarias en reparaciones locativas en las adecuaciones físicas de sus instalaciones (Artículo 6°). Quedando súpitos ante la no alusión a desarrollos académicos, de inversión en investigación científica en el área agropecuaria, cual vocación dinámica en esa región campesina.

Las emblemáticas instituciones ocañeras que no cobija en su beneficio la malhadada Ley de Honores, son: 1. El Templo de San Francisco y su complejo histórico. 2. La Biblioteca Pública Municipal “Páez Courvel”. 3. La Empresa Social del Estado Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña. 4. El Colegio José Eusebio Caro. 5. La Escuela Adolfo Milanés.

El Artículo 5°. Ceremonia de honores a la ciudad de Ocaña y reconocimiento cultural. Se autoriza al Gobierno nacional para que, en conjunto con el Congreso de la República, rinda honores a la ciudad de Ocaña el día 14 de diciembre de 2020, mediante una programación histórica y cultural especial. Esta deberá ser oficializada un año antes de la conmemoración de las efemérides de la hidalga ciudad bajo la coordinación del Ministerio de Cultura.

Para evitar que lo especial del programa sea un tradicional Te Deum, la sociedad civil debe volcar una lluvia de iniciativas al Comité Programático o Temático, que ya ha sido constituido, para que sea efectivamente un Acto Público Oficial de dimensión nacional.

Como atrás se indicó el artículo 6°, favorece las mejoras de la Universidad Francisco de Paula Santander- Ocaña.

El artículo 7°. Declara como Patrimonio Arquitectónico Educativo y Cultural de la Nación a la Institución Educativa José Eusebio Caro y la Escuela Modelo Adolfo Milanés ubicadas en Ocaña.

Para que esa disposición no sea letra muerta se requiere de veeduría ciudadana para que los entes de control y ejecución la apliquen a discreción. También que la Mesa o Comité Temático proponga una aplicación concreta. Igualmente, presentarle iniciativas a la Mesa o Comité Temático, al respecto.

Artículo 8°. Promoción especial. En el año 2.020 se declarará en Colombia al municipio de Ocaña como “Destino turístico cultural, religioso e histórico delos colombianos”. Se autoriza al Ministerio de Comercio Industria y Turismo, para:

1. Crear un programa de promoción especial mediante el cual se invite a los colombianos para que visiten el municipio de Ocaña y su área turística y cultural.
2. Reactivar la Ruta Turística de “La Gran Convención” creada por el Ministerio de Cultura e integrada por los municipios de El Carmen, Rio de Oro (Cesar),Ocaña, La Playa de Belén y Abrego.
3. Recuperar el camino de herradura hacia el Santuario del Agua de la Virgen a través de “FONTUR” priorizado en el estudio de destinos turísticos del Norte de Santander.

Para que lo así dispuesto se cumpla, se requiere de veeduría ciudadana e iniciativas tanto de la Mesa Temática como a la Mesa o Comité, al respecto.

La Verdad sea dicha y cruda, aunque con aflicción lo diga: en tanto continúe el conflicto armado interno, in crescendo, en la provincia de Ocaña y El Catatumbo, ese supuesto de hecho de la norma carece de soporte y no se cumplirá.

El Artículo 9°, alude a la creación de una estampilla alusiva a los 450 años.

El Artículo 10°. Se autoriza al Gobierno nacional efectuar los traslados, créditos y contracréditos, convenios interadministrativos entre la nación y el departamento de Norte de Santander y/o el municipio de Ocaña.

El Artículo 11° alude a la vigencia y cumplimento de la Ley.

Ante la galopante corrupción municipal imperante en Ocaña, todos los gastos e inversiones se manejaran directamente desde Bogotá. Esto al parecer es una de las pocas dinámicas de esa atribulada Ley, en que lo del gasto lo centra en el Ministerio de Cultura. Entendible que no significa un cargo adicional al presupuesto del Ministerio, sino a lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley en comento.

En fin, para que la Celebración no quede en despropósitos y disparates, corresponde a las organizaciones sociales y populares, impulsar la Veeduría Ciudadana para que las entidades integrantes de la Mesa Temática o Comité Temático, diligencie los Programas Específicos de Celebración, mensualmente y a partir de este mes de febrero de 2.020. Además se requiere de la dinámica e iniciativas de presentar a la Mesa Temática.

El Comité Temático o Mesa Temática para celebrar los 450 Años de Fundación de la ciudad de Ocaña, lo conforman:
1. Diócesis de Ocaña
2. Cámara de Comercio
3. Universidad Francisco de Paula Santander Ocaña
4. BBVA
5. Davivienda
6. Comultrasan
7. Crediservir
8. Banco Agrario
9. SENA
10. Cooperativa de Caficultores del Catatumbo
11. Asociación Juan C. Pacheco
12. Vigías del Patrimonio Cultural
13. Academia de Historia de Ocaña
14. FESC
15. Fundación Cine Leonelda
16. Fundación Don Bosco
17. Apuestas Cúcuta 75

Como se observa no hace parte de ella ninguna persona física, representativa de la ciudadanía ocañera; siendo de gran importancia que el Ministerio de Cultura proceda a perfeccionar ese aspecto incluyendo un mínimo tres personalidades raizales de Ocaña, para hacer parte de dicha representatividad.

La celebración de los 450 Años de Fundación de la ciudad de Ocaña, no alude solo al casco urbano, involucra a toda la Provincia de Ocaña, en su participación y conmemoración.

Bogotá. DC, 01 de febrero de 2.020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .