EL SIGLO DE LA ALIENACIÓN

Por Donaldo Mendoza

   El artista y escritor payanés Rodrigo Valencia Quijano se refiere, en un artículo que quiero presentar y compartir con los lectores de El Portal Vallenato, a un asunto que parece ser el rasgo característico de nuestro siglo: la alienación. También conocida como enajenación. La enajenación es un serio trastorno mental que saca al individuo de la realidad y lo sitúa en un territorio que le es ajeno, es decir, lo enajena. El escritor payanés lo ejemplifica muy bien con el “día sin IVA”. El escritor Valencia observa, en efecto, cómo contra toda sensatez, multitudes de compradores se lanzan a los centros comerciales a vender barato el tesoro de la salud, para comprar caro todo aquello que el Tuerto López llamaba “cachivaches y chismes”.

   En esta ocasión, la alienación nos recuerda un cuento escrito irónicamente para la mente infantil: “El traje nuevo del emperador”. En esa parábola todos los adultos salen a ver pasar el carruaje donde va el emperador exhibiendo su vestido nuevo, salvo un niño que logró colarse, y al observar al vanidoso soberano, empezó a gritar: “¡Ahí va el rey va desnudo!, ¡el rey va desnudo”. Lo que el niño veía, claro, eran todas las miserias del poder que desfilaban con el emperador. Algo afín ha sucedido con el día sin IVA. Multitudes que se vuelcan a la calle a buscar en los centros comerciales la “cura” para sus desdichas, sus soledades, sus deseos insatisfechos y demás carencias humanas. El maestro Valencia lo ha llamado…

¡IMPRESIONANTE IRRACIONALIDAD!

   ¿Somos seres racionales, aún nos queda pizca de capacidad para pensar y valorar el sentido de la vida y de las cosas?

   ¡Qué barbaridad, qué superfluidad!

El consumismo nos convirtió en cosa, en esclavos de las cosas. Ninguna llenadez copará nuestro ámbito de deseos; seremos eternos cositeros, amantes de lo superfluo, y preferimos la “fiesta” de un día sin IVA pero con el evidente peligro para lesionar la integridad de la existencia en común.

    Televisores, computadores, electrodomésticos y mucho más, si bien son artículos necesarios en este mundo donde cada día perdemos más nuestra capacidad de Ser por preferir el tener, parecen ser los entes paradisíacos que nos sacarán de nuestra inmensa poquedad interior.

    Fiebre de mercado, fiebre de tener, fiebre de adornarnos con alambiques y avalorios para el juego de la felicidad que no llegará. Porque mientras más dependamos de las cosas, nuestra interna entidad espiritual no será más que el trapo para limpiar los brillos de toda esa utilería, que cada día invade y roba más nuestra integridad y libertad.

    Día sin IVA… Trampa para socavar lo que en nosotros ya ha llegado al límite de nuestra alienación… La felicidad de colmar nuestra precariedad material con ventajitas para el bolsillo.

    Nuestra carencia o exceso de dinero indudablemente nos torna en imprudente servidumbre al mundo de las cosas. Y las consecuencias de esta falacia inmensa, feria de vanidades, de comercio y aglomeraciones, sin duda se verá dentro de unos días en este gravísimo momento de pandemia que corona este abismo de los tiempos.

BLOG DEL AUTOR: Donaldo Mendoza

2 comentarios

  • Rodrigo Valencia Q

    Muchas gracias, amigo Donaldo, por la sorpresa y por conjugar conmigo el término alienación en esta publicación nuestra.
    Un abrazo.

    Me gusta

  • Donaldo Mendoza

    Sin duda, será grato para nuestra provincia caribe conocer la prosa y la cultura del artista R. V. Q., quien es, además, uno de los mejores escritores de este Cauca grande.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .