GABRIEL GUTIÉRREZ un juntero emprendedor y crEativo

MI CRÓNICA SABATINA

Por Jose Jaime Daza Hinojosa

Hoy, homenaje a un paisano emprendedor, pujante y creativo: JULIO GABRIEL GUTIÉRREZ LACOUTURE

Nació en La Junta- Guajira, un 18 de marzo de 1909 y murió el 6 de abril del 2013 en Valledupar- Cesar.
Sus padres fueron: Julio Lacouture Mendoza y Esterlina Gutiérrez. Se casó con Arcadia Maestre Sierra y tuvo con ella 6 hijos: María Teresa, Lilia Ester, Mireya Josefina, Luis Gabriel, Betty Rosa y Gustavo Francisco.

Comenzó desde muy temprana edad a trabajar, iniciando con una mula y llegó más tarde a tener una recua de estos animales con los que viajaba desde La Junta hasta Riohacha, Chiriguaná, Valledupar, entre otras poblaciones con las que hacía negocios comerciales de todo tipo.

En 1946 viajó a Santa Marta, compró su primer camión y lo convirtió en Mixto colocándole dos bancas con capacidad para ocho pasajeros y una carrocería grande la cual le cabían hasta 10 vacas paridas. En aquella época no existía carretera de San Juan a La Junta y fue pionero para construirla, ya en 1953 en el gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla y un alcalde de San Juan conocido popularmente como el teniente Cuadros se hizo realidad el carreteable San Juan – La Junta, con su camión mixto, se dio a conocer con personas de todas partes que viajaban, algunas de Maracaibo – Venezuela, Riohacha, Valledupar, Chiriguaná, Plato, Santa Marta y Barranquilla.

El primer conductor que tuvo se llamó Florentino Mendoza de La Peña- Guajira, y luego adquiere otro camión que bautizó “Lilia María”, que lo manejó nada menos que un muchacho que lo acompañaba en sus viajes llamado Félix Joaquín Sierra Acosta; después de eso, los choferes fueron de San Juan Del César- Guajira.

Decía Don Julio Gabriel, que él nunca tuvo vacaciones, viajaba permanentemente y de Riohacha llevó muchas veces piedras de amolar, machetes, azadones y picos a la región del Difícil- Magdalena, donde cambiaba estos artículos por ganado cebú, que su cuñado Alejandro Maestre le ayudaba a escoger y negociar.

Colocó una tienda en La Junta que era la más surtida de la región y allí vendía: puntillas, grapas, zinc, cemento y hasta acordeones; la tienda se llamó “La tienda de Caña”.

Compraba todos los cueros de la región y los procesaba en una curtiembre que tenían sus hermanos Pedro Joaquin y Salomón, lo mismo que el Sr Antenor Gutierrez; muchos de estos elementos los llevaba a Barranquilla y se los vendía a unos turcos famosos hoy en día: Los Char.Fue el primero en traer el cemento a La Junta y construyó la primera casa de material con ladrillos, eternit, ventanas de hierros y piso, fue una novedad, pues todas las casas en esa época, eran de Bahareque, barro y techos de paja.Fue pionero en llevar nevera y lámparas de petróleo al pueblo, lo mismo que la primera planta de energía eléctrica que trabajaba con gasolina y que abastecía de luz a la cantina vieja de su propiedad, a la tienda de mi tío Óscar Daza Mendoza y a muchos familiares más. Se conoció con Roberto Pavajeau Monsalvo, Vallenato, que era Odontologo de profesión, y con Él, recorrió varios pueblos prestándoles el servicio de transporte en sus mulas, de esta forma aprendió a sacar dientes y muelas convirtiéndose en el primer dentista de La Junta y sus alrededores.Cuándo se casó con Cañita, Ella contrató un profesor del colegio de los curas que había en La Sierrita, y encerraba a su esposo Gabriel en un cuarto a recibir clases, así aprendió a leer y a escribir.En 1950 le compró a Leandro Sierra una parcela denominada Totumo picao, tenía 10 hectáreas y le costó $1.000, hoy se llama “La Esmeralda” y la explota su hijo menor: Gustavo Gutierrez Maestre “El Arquitecto de moda”.En Carrizal, tierra de poetas, compró 20 hectáreas, entre planas y cerros, luego la fue extendiendo hasta el cerro El Higuerón, y su hombre de confianza para cercar y hacer los lienzos era Rafael María Díaz, el papá del cacique.

Todos sus nietos le decían papá En y hasta Yo sin serlo, era una persona muy jovial, carismática y de muy buen sentido del humor, recuerdo muchas anécdotas suyas y apuntes picarescos que lo caracterizaban, como una vez que iba para San Juan y su nieto Eduardo José le dijo: “Papá En ahí viene un carro” y él le contesta: “ Y aquí va otro”, su nieto Fabio Luis le pregunta: “ Papá En, ¿qué hora es?” Y él le contesta: “Adiviná pa’ ve”, “No ombe ¿qué hora es?” Insistió el nieto, y él replica: “ La misma de ayer a esta hora” ; -“Papá En, esa es mucha vaca buena ¿no?” – “¿sí? ¿Qué te regaló? Jajaja.Fue muy enamorador, y en cierta ocasión en Carrizal, coincidió con Diomedes, cada uno con una novia, y le dice jocosamente al Cacique: “ Diomedes, besá tú allá, que yo beso acá”. En cierta ocasión, me cuenta su nieto Ñemo Daza que le fió una vaca a un señor llamado Gustavo de Corral de piedras y a pesar que su gran amigo Jaír Vivas lo previno que no hiciera negocios con él, accedió y no había manera que dicho señor le pagara la vaca, un día cualquiera le dijeron que Gustavo había muerto de un infarto y aseveró en seguida: “ Ya me pagó la vaca” jajaja, “ pues, Él está muerto y yo estoy vivo” .Don Gabriel fue el presidente del sexto festival folclórico del Fique y le dedicó todo el tiempo en aquel momento a dicha organización, puso a disposición su camioneta Ford roja 078 al certamen, conducida por el primo Luis Alfredo Sierra “ el hombre que sopla las F 100” y lo decía a boca llena: “ El mejor festival del Fique, fue el sexto, el que organicé Yo”.Tuvo varias camionetas Toyota, pero dos que quiso mucho fueron: “La Única” y “La Toyo”, siempre las identificaba con un nombre, en una ocasión compró un Toyota azul de agencia y viajó con él a Montería, cuándo regresó, muchos vecinos como Santo Martínez, Lucho y Galo Gutierrez se acercaron a saludarle y a preguntarle cómo le había ido y Él, orgulloso, respondió: “recorrimos cinco departamentos y nadie se dio pa’ pasar a Ñemo (su nieto, que iba manejando) ese es mucho Toyota azul que engancha”.Qué gran persona fue Don Julio Gabriel Gutierrez, muy querido en La Junta, quizás por eso muchos nos sentíamos nietos de Él y le decíamos cariñosamente Papá En.Paz en su tumba.Con mucho afecto y cariño, escribió: José Jaime Daza Hinojosa “El Juntero Futurista”.

BLOG DEL AUTOR: Jose Jaime Daza Hinojosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .