RECORDANDO A LA RECTORA LUZ FANNY RESTREPO BUENO

Por José Atuesta Mindiola

Parafraseando al escritor Jorge Luis Borges: “El nombre es arquetipo de la cosa. En las letras de ‘rosa’ está la rosa y en la palabra ‘Nilo’ todo el Nilo con sus aguas y su historia”, pienso que en el nombre de Luz Fanny está la esencia de las virtudes de su condición humana. Nace en Belén de Umbría: sonoro nombre bíblico y belleza vegetal, de exuberante sombra. Tal vez sus padres Justo Pastor Restrepo y Elvia Rosa Bueno, iluminados por alguna revelación divina, deciden bautizarla con este maravilloso nombre. Luz, radiante claridad, camino de esperanza. Y Fanny, es una variante de francisca, y significa franqueza, sensibilidad y armonía.

Desde su nacimiento (6 de diciembre 1953) fue bendecida por Dios y por el nombre. En la escuela siempre fue una estudiante iluminada por la responsabilidad con sus deberes y obligaciones, y descubre la experiencia formadora de la lectura y la lógica de los números y las ecuaciones. En el tiempo libre de su juventud fue bailarina de ballet, por eso conservaba esa figura estilizada de silueta moviéndose con la sinfonía del viento. Su cuerpo tenía la levedad de la música. Se gradúa Licenciada en Física y Matemáticas por la Universidad Tecnológica de Pereira y desde esa ciudad llega a Valledupar, con su esposo, también licenciado, Helio Fabio Mejía y conforman una pareja luminosa de la educación.

Desde 1987 estuvo vinculada a la docencia en el departamento del Cesar. Trabaja en la Normal de Manaure, y a través de una comisión no remunerada se va para Bucaramanga a realizar estudios de Especialización en Física en la Universidad Industrial de Santander. Regresa a Valledupar y ejerce de catedrática de la Universidad Popular del Cesar y docente del Colegio Alfonso López (1995-2010). En enero de 2011 por concurso fue nombrada Coordinadora Académica del Instituto Técnico Industrial Pedro Castro Monsalvo ( Instpecam), Y desde agosto de 2015 rectora, también por concurso, de la Institución Educativa de Aguas Blancas, corregimiento de Valledupar. El 25 de noviembre de 2016, llena se esperanza y de sueños de trabajo, pero su cuerpo fue vencido por las saetas ocultas de un cáncer.

En Luz Fanny, como todos los docentes, su misión pedagógica era converger en un mismo camino y amar la orilla de la sed, esa sed de conocer los secretos del agua y las bondades de la vida y la capacidad ilimitada de aprender. Pero como mujer guardaba en su interior la presencia de la mujer –colibrí, renovando las flores de los sueños juveniles. Con su experiencia y vocación pedagógica descubre que somos aprendices de la vida y visitantes recientes del conocimiento.

De las diversas cualidades de la docente Luz Fanny Restrepo Bueno, resaltamos su lenguaje siempre amable, su ecuanimidad en sus decisiones, la seguridad en fundamentar sus argumentos, y el dominio para armonizar la inteligencia racional y la inteligencia emocional. En las instituciones donde laboró la recordarán por su eficiente labor formativa, sus excelentes relaciones humanas y su capacidad inagotable de trabajo.

BLOG DEL AUTOR: José Atuesta Mindiola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .