Festival Internacional Vallenato en la UNAD


Por José Atuesta Mindiola

La Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), durante los días 3, 4 y 5 de diciembre desarrolló de manera virtual el Primer Festival Internacional Universitario de Música Vallenata, que fue liderado por el rector general Jaime Leal Afanador, la directora zonal Caribe, Mardelia Padilla, la decana de Artes y humanidades, Marta Viviana Vargas y el docente Melquisedec Salas.

El Festival le ofrendó un homenaje al maestro de la música vallenata Ovidio Granados. Hubo un foro académico ‘Sucesos del canto vallenato’, y disertaron los investigadores: Abel Medina, Adrián Villamizar, Marina Quintero y Arlein Maria Durán.

En el conversatorio ‘Vida y obra del maestro Ovidio Granados’, participaron los reconocidos músicos: Fernando Dangond Castro, Jesús Miguel Vides, Félix Carrillo y Manuel Vega (rey vallenato, 2020). Los moderadores el periodista William Rosado y José Atuesta.

Ovidio Granados nace en Mariangola (8 de octubre 1941), sus padres Juan Granados Ochoa e Isabel Melo Durán. Su afición por la música se despierta en su infancia cuando ve tocar acordeón a su padre y a sus paisanos Rafael Pitre y Saúl Betín; de ellos aprende sus primeros secretos musicales, pero las grabaciones del maestro Luis Enrique Martínez refrendan el desarrollo su talento y se dedica con disciplina a crear su estilo personal de acordeonero. De Ismael Rudas inicia su aprendizaje como arreglista del instrumento.
En el maestro Ovidio Granados convergen genes de tres familias de músicos. Del lado paterno: su abuelo, Juancito Granados, el famoso juglar de Camperucho, y su abuela, Angela Ochoa, era pariente de Calixto Ochoa. Su abuela materna, Camila Durán era prima de Alejo Durán.

Los cuatro hijos varones de Ovidio con Nimia Córdoba heredan su vena artística: Hugo Carlos, rey vallenato en todas las categorías y rey de reyes. Juan José, rey vallenato. Dos arreglistas de acordeones, Eudes (fallecido en accidente con Juancho Roys) y Ovidio Jr.

De sus nietos, dos tocan acordeón: Jairo Andrés y Hugo Carlos Junior. Tres de sus hermanos son excelentes músicos: Almes, acordeonero, rey vallenato. Adelmo, cajero, acompañante de varios reyes en el Festival; hoy toca con Silvestre Dangond. Leonel es un extraordinario cajero, pero no ha salido del pueblo.

Ovidio Granados en 1965 crea con Braulio Mojica y Luciano Gullo Fragozo el conjunto Los Playoneros del Cesar, y luego el cantautor de Mariangola Miguel Yanet Diaz lo motiva a organizar el conjunto con el proyecto de llegar a los estudios de grabación. Se une el cantautor Rafael “Wicho” Sánchez, y editan su primer disco de larga duración en RCA-Víctor en 1967; después en Sello Fuentes tres discos sencillos y dos de larga duración. Sus canciones más escuchadas son ‘Campesina Ibaguereña’, ‘Penas Negras’, ‘El Cachaquito’, ‘El Mal Herido’, ‘La Muerte de Moralito’, ‘El puente de Mariangola’, ‘La camioneta’, ‘20 años’ y ‘La Bogotana’. Fue la época dorada de Los Playoneros.

Estas canciones son de la estirpe del canto vallenato. En el arte lo que perdura es la calidad. El tiempo es un juez sabio que no sentencia de inmediato, espera que repique el viejo campanario con el sonoro perfume de los recuerdos. Las buenas canciones nunca se envejecen, no son de un día ni de una temporada, conservan la frescura poética de la melodía, y permanecen en los sentimientos y en la memoria colectiva, son como la luz que vibra en las puertas de la aurora.

BLOG DEL AUTOR: José Atuesta Mindiola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .