DEPARTAMENTO “SUR CARIBE”

Por Donaldo Mendoza

   De nuevo ponen sobre la mesa la idea de crear el departamento Sur Caribe, esta vez sin el mapa físico del territorio acompañando la noticia (El Pilón, 30/01/2021), que comprendería nueve municipios del Cesar y otros nueve de departamentos limítrofes, con capital Aguachica. Un departamento sin mapa encaja muy bien en esa filosofía popular de “alegrías de borracho”, para significar cualquier proyecto que muere casi en el mismo momento de nacer. No obstante, la idea llama la atención, por varias razones.

   Seguramente no arreglaría nada, pero aumentaría la burocracia; y los pueblos, excepto la ilusoria capital, seguirían igual que hoy: con un deficiente servicio de agua potable, incluyendo Aguachica; noches de tiniebla por falta de alumbrado público; “hospitales” con nivel de puesto de salud veredal, como el de Agustín Codazzi, tercer municipio del Cesar (que no haría parte del nuevo). En fin, no hay un solo municipio cesarense con las necesidades básicas resueltas.  

   Cuando se creó el Cesar (1967), Valledupar era un municipio de 40 mil habitantes, hoy su población frisa los 500 mil. Aguachica cuenta con más de 90 mil, y probablemente le iría bien en condición de capital, en razón de su estratégica ubicación geográfica: lejos de Valledupar, cerca de Bucaramanga y más cerca aún del río Magdalena, factores todos que le ayudan a dinamizar su economía. Y a propósito del censo poblacional, hay un fenómeno que pocas personas advierten: a Codazzi el DANE (2018) le mezquinó los 50 mil habitantes, y a Aguachica los 100 mil, para negarles el derecho a mayores transferencias por parte del Estado.

   Volviendo al departamento Sur Caribe, el resto de municipios pasarían a ser víctimas del centralismo de Aguachica, como hoy ocurre en el Cesar. Ese es el destino que se les tiene señalado. Pero algo bueno tiene la noticia: le habla al oído al Gobernador, a los Diputados y Representantes del Cesar, por su notable indiferencia ante las duras necesidades de los municipios. No asumen liderazgo alguno. Que de noche los pueblos estén en tiniebla, incluyendo Aguachica, no les importa; que la gente en casi todos los pueblos sufre por falta de agua, no les importa; que un alcalde pone en alquiler parte de un “hospital” para evitar que desaparezca, no les importa; la salud de las personas, poco les importa; que cunda la miseria y la pobreza, les tiene sin cuidado; si la economía informal ronda el 70%, no les preocupa…   

   De tomar fuerza la idea de fundar el departamento Sur Caribe, valdría la pena que los dirigentes cívicos de los 18 municipios comprometidos se sentaran a considerar su conveniencia. Porque si es para prolongar su actual abandono, para qué arriesgarse en semejante aventura. Y el gobernador, los diputados y los representantes del Cesar, a ver si justifican los buenos sueldos, con sus respectivas arandelas, y asumen el rol para el que fueron elegidos: servir a las comunidades.

BLOG DEL AUTOR: Donaldo Mendoza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .