La viejoteca de alejo (6°):Recuerdos tropicales añejos

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

1) TE BUSCO (Bolero)
Canta: Matilde Díaz
Interpreta: Lucho Bermúdez y su Orquesta

El Bolero es un género musical bailable de tiempo lento, que nació en Cuba a fines del siglo XIX como un heredero del Bolero español, pero con sus propias características musicales. En el Bolero tradicional es total la fusión de factores hispanos y afrocubanos, que aparecen tanto en la melodía como en el acompañamiento de la Guitarra. En cuanto al ritmo, el Bolero guarda una estrecha relación con el Danzón y la Habanera, aunque su baile es más parecido al Son.

El Bolero típico surgió alrededor de 1840; se acepta que el primer Bolero fue Tristezas, escrito por el cubano José Pepe Sánchez en Santiago de Cuba en 1883. Esa pieza dio origen formal a este género, con el acompañamiento musical denominado «clásico», de guitarras y percusión.

Una de las voces femeninas que le dio relevancia musical al Bolero, fue la colombiana Matilde Díaz, quien nació en San Bernardo (Cundinamarca) pero creció en Icononzo (Tolima) donde comenzó su amor por la música.

Llegó a Bogotá en 1940 con 14 años y en 1943 se conectó con Emilio Sierra, quien se dedicó a instruirla en el canto y luego encontró un espacio para ella en Radio Cristal.

A los 20 años se convirtió en la nueva voz femenina de la Orquesta del Caribe, bajo la dirección del Maestro Lucho Bermúdez, siendo la primera mujer en participar en una Orquesta profesional en Colombia.

En 1946 Matilde viaja con el Maestro a la Argentina, donde graban un disco que presentaría la música colombiana, para toda la audiencia latinoamericana.

A su regreso a Colombia en 1947, el talento que exhibe Matilde se torna ejemplo para otras damas, que también desempeñaban carreras artísticas. En 1948 se radican en Medellín, hasta 1962 e inician allí un tentador contrato, ofrecido por la Voz de Antioquia. El maestro Bermúdez vincula músicos como Luis Uribe Bueno, Antonio María Peñalosa y el pianista Ramón Ropaín.

Matilde y Lucho viajan a Cuba en 1952, y se presentan en la radio con la Orquesta de Bebo Valdés, bajo la dirección de Lucho Bermúdez y realizan diversas grabaciones con sus músicos. De este período quedaron en la memoria musical de la isla, composiciones del Maestro Lucho, las cuales fueron grabadas luego por la Sonora Matancera. De Cuba, viajan a México, donde realizan una serie de grabaciones interpretadas por Matilde Díaz como voz femenina.

Indudablemente, Lucho y Matilde, conformaron un dúo musical excepcional en toda Colombia y con gran nivel en América Latina: él componía de manera magistral y ella interpretaba con sentimiento y voz inigualable. Matilde se hizo leyenda en la música latina y la canción tropical que puso a bailar al continente. Murió de un cáncer fulminante el 8 de marzo del año 2002, en la ciudad de Bogotá, día en que se celebra el Día Internacional de la Mujer.

2) CHACHACHÁ CON PACHANGA (Pachanga)
Interpreta: Randy Carlos y su Orquesta

La Pachanga es una mezcla de Son montuno y Merengue. El uso del término para referirse a este género musical comenzó en Cuba en 1959. Este tipo de música tiene un estilo fiestero y movido, con letras burlonas y pícaras, tal como lo describía Celia Cruz:

“La Pachanga es un Chachachá más libre, más abierto, más proclive a pasos diferentes y, por ende, más popular por ser más bailable”.

La Pachanga se convirtió en el número uno de las listas nacionales de la Radio cubana y rápidamente se difundió por todo el Caribe. Al momento de la Revolución cubana en 1959, era la música más conocida allí. Ernesto ”Che” Guevara expresó acerca de la ideología de la revolución: “Este es un socialismo con Pachanga”. El premio Nobel Gabriel García Márquez, en su primera visita a La Habana dijo que Cuba era “una pachanga fenomenal”

La Pachanga llegó a Nueva York, por medio de Orquestas de Charangas como la Orquesta Aragón; igualmente la Charanga de José Fajardo y sus Estrellas. A principios de 1960, en Nueva York y la Costa Este de Estados Unidos, la Pachanga superó en popularidad al Chachachá.

El Chachachá es un género musical cubano, así como un estilo de baile popular, el cual se desarrolló a partir del danzón-mambo a comienzos de los años cincuenta, y llegó a adquirir gran popularidad por todo el mundo. El Chachachá fue presentado desde sus inicios al público, a través del formato instrumental propio de la Charanga: una agrupación musical típicamente cubana, compuesta por una flauta, cuerdas, piano, bajo y la percusión.

Uno de los exponentes que innovó con este género, fue el venezolano Randy Carlos, cantante y guitarrista, quien tuvo su agrupación en Nueva York. Entre los años 1960 y 1961 grabó dos discos clásicos, donde incluyó por vez primera Pachangas en su repertorio, con su estilo muy particular y refinado.

3) ASÍ ES MI ORIENTE
Interpreta: Dúo Los Compadres de Cuba

El Dúo Los Compadres se formó a finales de 1940, cuando el inventor de la guitarra armónica de siete (7) cuerdas, Francisco Repilado (‘Compay Segundo’) decidió unir sus talentos con su primo, el Guitarrista y vocalista Lorenzo Hierrezuelo (‘Compay Primo’), creando entre ambos, un auténtico estilo, basado en las tradiciones musicales de su natal provincia de Oriente.

A mediados de los años 50, se integra al grupo, en lugar de ‘Compay Segundo’ un joven conocido como Reynaldo Hierrezuelo, primo de Lorenzo, quien hace las veces de Tresero y vocalista secundario, el cual con sus soneos espontáneos y picarescos, enraizados en la tradición poética española, genera una mayor dinámica, lo cual conlleva a que ´Los Compadres’ se conviertan en el Dúo de guitarra más popular en la historia del Caribe.

Los Compadres se caracterizaron por una fina mezcla de voces y su manera particular de interpretación del Son al estilo de los guajiros de oriente. El Dúo constituyó todo un fenómeno musical, realizando giras frecuentes por Cuba,
República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Venezuela y Perú, entre otros países.

En su extensa trayectoria musical, Reinaldo Hierrezuelo también fundó el legendario Cuarteto Patria; se unió a La Sonora Matancera y actúo junto con Celia Cruz y Benny Moré. Famoso por su habilidad como silbador, esta le valió el apodo de “la flauta humana”. En 1960 viajó a Nueva York con Miguelito Cuní y debutó con el conjunto de Arsenio Rodríguez.

A fines de la década de 1990, Reinaldo funda junto a otros cinco músicos ‘La Vieja Trova Santiaguera’, con la cual graba varios discos y luego se despide de los escenarios internacionales durante una gira con un álbum titulado ‘El balcón del adiós’. En el 2011 los organizadores del premio Cuba-disco le concedieron el Premio de Honor por la obra meritoria de toda una vida.

4) PLAYA BLANCA
Interpreta: Lisandro Meza y su Conjunto

Nació en El Piñal (Sucre) en 1939; con el correr del tiempo se convirtió en un polifacético ejecutante, que aprendió a interpretar muy bien diversos instrumentos, tales como el acordeón, el piano, la guitarra, el bajo, el tiple, el cuatro, la tumbadora, la caja y la gaita. Además de lo anterior se le suma el ser un destacado compositor de los aires de la sabana sucreña y cordobesa. Sus primeros pinitos fueron con Los Vallenatos del Magdalena y Aníbal Velásquez, al igual que con el conjunto Carrizal.

Acompañó con la Guacharaca a Alejandro Durán, pero definitivamente logró el estrellato cuando participó en el afamado grupo de Los Corraleros de Majagual, donde fue una de sus principales figuras. En 1965 Lisandro Mesa formaliza su propia Agrupación, y de este modo comienza a amenizar bailes, conciertos y fiestas tradicionales.

En 1978, obtiene el título de Rey Sabanero del Acordeón, durante el evento llevado a cabo en Sincelejo (Sucre). Con su música Lisandro Meza ha conquistado nuevas fronteras, tras giras exitosas por países como Ecuador, Chile, Perú, Centroamérica, México y los Estados Unidos.

En 1969, durante el transcurso del II Festival Vallenato, se enfrentó en el duelo final, al acordeonero guajiro Nicolás ‘Colacho’ Mendoza. Aunque la decisión del jurado fue unánime en favor de ‘Colacho’, el público presente en la Plaza Alfonso López Pumarejo de Valledupar, aclamó al vencido. No tuvo laureles, pero si un remoquete que lo ha acompañado a lo largo de su historia musical: ‘Rey sin corona’.

Al tiempo que compartió escenarios con los Corraleros de Majagual, formalizó su Agrupación, desempeñándose como director y arreglista. Desde allí ha venido dando a la luz, páginas memorables, abarcando la cumbia, el porro, merengues, paseítos, guarachas, vallenatos y otros géneros, producto de su polifacética creatividad.

Lisandro Mesa se ha convertido en un auténtico referente para la colonia hispana en Estados Unidos y un ídolo para los sonideros mexicanos. Aunque es un baluarte de la música tropical colombiana, su actividad musical se ha sustraído a los países del norte, donde está considerado como el patriarca indiscutible de la Cumbia.

5) LA RAMA DEL TAMARINDO
Interpreta: Juan Piña y su Orquesta

Juan Piña Valderrama, nació en San Marcos, (Sucre) un 18 de junio de 1951. Conocido como Juan Piña, es un cantante y compositor reconocido por sus grandes dotes artísticas, múltiples grabaciones con diferentes formatos musicales. Ha sido ganador con su Orquesta ‘La Revelación’, del Congo de Oro del carnaval de Barranquilla en varias oportunidades e igualmente recibió el Grammy Latino, en la categoría Mejor Cumbia y Vallenato.

Se inició siendo muy niño en la Orquesta ‘Juan Piña y sus Muchachos’, creada por su padre en 1962. Hizo parte de la Orquesta de Los Hermanos Martelo; luego acompañó al Binomio de Oro, en condición de corista. Forma su propia agrupación Vallenata y después, asociado con su hermano Carlos, fundan la Orquesta denominada ‘La Revelación’.

Con su aguda y potente voz, ha contribuido a hacer universal la música sabanera y la música vallenata, con magníficos acordeoneros tales como Jesualdo Bolaños, Juancho Rois, Ismael Rudas, Julián Rojas, Pangue Maestre e igualmente como corista en algunas grabaciones emblemáticas de Joe Arroyo. También, como un gran exponente de la tradición musical de su tierra, formó parte proyecto de salsa brava, denominado ‘Colombia All Stars’.

Sin lugar a dudas, a la hora de hacer un recuento de los grandes artistas caribeños, que han amenizado la variedad de fiestas por toda Colombia con su música durante años, el nombre de Juan Piña Valderrama figura entre los primeros.

Su carrera profesional como solista, empezó a descollar en principio cuando el mundo vallenato, cobró una popularidad inusitada, lo que permitió que su carrera profesional tomase mayor relevancia. Como resultado de ello, se le abrieron las puertas para realizar un sinnúmero de grabaciones en sellos independientes, dándose el lujo de invitar estrellas del sonido tropical internacional, como la dominicana Milly Quezada, el boricua Andy Montañez, así como el venezolano Vladimir.

6) RICHIE’S JALA JALA (Salsa)
Interpreta: Richie Ray & Bobby Cruz

Ricardo Maldonado Morales, más conocido como Richie Ray (nombre artístico), nació en el condado de Brooklyn, Nueva York, de padres puertorriqueños. Su padre fue un consumado guitarrista en su ciudad natal, Bayamón fue quien lo influenció para que tomase clases y comenzó a tocar el piano a los siete años. Además, se convirtió en compositor y arreglista de diversos géneros de música latina que fueron populares en aquella época la Guajira, el Cha-cha-chá, el Bolero y otros.

Su asociación con el cantante Bobby Cruz, inició cinco años después. Esta combinación fue el comienzo de uno de los dúos más grandes de salsa en la industria de la música latina. La famosa pareja grabó algunos de sus mejores trabajos durante el período que estuvieron con la etiqueta de Fonseca.

Este Dúo Dinámico obtuvo el título de ‘Los Reyes de la Salsa’, tras una inolvidable presentación en el Coliseo Roberto Clemente en San Juan (Puerto Rico). Durante un período de doce horas continuas, 24 grupos compitieron por el ansiado título, saliendo triunfantes Richie & Bobby. Como producto de ello, los contratos comenzaron a surgir, las solicitudes de entrevistas y apariciones en radio y televisión, e incluso en películas.

Este fenomenal Dúo, luego de decidirse a laborar juntos, como la Orquesta de Richie Ray & Bobby Cruz, inicia una de las etapas más productivas de su ascendente carrera profesional, cuando en los hoteles de veraneo, optaron por ofrecer algo diferente y novedoso, a la música que hasta esos momentos se ejecutaba por parte de grandes exponentes de los ritmos afro-caribeños. Fue allí cuando entraron en la escena Richie Ray & Bobby Cruz, pues eran considerados los artistas del momento.

Ellos en su música, intercalaban elementos de diferentes estilos. Sus influencias iban desde la música afrocubana, al jazz, incluyendo toques de rock and roll y con influencia también de la música clásica. Dos años después de la creación de la Orquesta (1965), graban su primer Larga Duración (LP), titulado ‘Richie Ray arrives’. Es a partir de ese suceso, cuando comienza a considerárseles como los ‘Reyes de la Salsa’, título con el cual son conocidos desde entonces.

Cuando Bobby comenzó a cantar, tuvo la asesoría de su amigo Rafael ‘Chivirico’ Dávila y, de allí en adelante se dio a conocer como una estrella de la Salsa, aunque muchos músicos de la música tropical caribe, no gustaban de ese término o expresión, pues aducían que ‘la Salsa era lo que se colocaba encima de los espaguetis’.

7) JUANITA MOREL (Merengue Dominicano)
Canta: Óscar D’ León
Interpreta: Conjunto Quisqueya

En la historia del Merengue Dominicano, sin lugar a dudas, una de las agrupaciones más emblemáticas de todos los tiempos, ha sido el Conjunto Quisqueya. Se inició a finales de la década de los 70 y cuenta con una lista de reconocidos temas que, aún suenan en la radio y que se han convertido en verdaderos himnos durante épocas como la Navidad.

A pesar de que sus integrantes son todos dominicanos, curiosamente el proyecto inició en Puerto Rico. Estos chicos llamaron la atención en donde se presentaban, no solo por la forma de ejecutar sus temas, sino por su particular estilo al vestir, con enterizos ajustados y de brillantes colores, los cuales estuvieron de moda en la década de los 80. De igual forma se caracterizaron por sus movimientos pélvicos en las coreografías, lo cual era visto como muy atrevido para aquel entonces. Lo que comenzó como un vacilón de amigos, cuando cursaban estudios en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, llevó a estos dominicanos a hacer historia con el género musical de su tierra natal, con un estilo pícaro y bailable, dándose a conocer como Conjunto Quisqueya. Lo que empezó como un relajo entre ellos para beber y conocer chicas, sería algo que habrían de convertir en realidad.

Si bien las letras y los pegajosos ritmos que interpretaban fueron claves para que el Conjunto Quisqueya calara hondo entre su fanaticada, también contribuyeron a tener éxito sus bailes provocativos, por sus característicos movimientos de cintura.

En cierta ocasión decidieron invitar al gran sonero Óscar De León, para que cantase temas merengueros a su lado, y este sin quedarse atrás, realizó toda una exhibición de baile y de contorsiones, provocando un contagio inusitado entre los presentes, pues la forma graciosa y espontánea del artista venezolano agradó a músicos y público en general, cuando vocalizó un Merengue dominicano tradicional: Juanita Morel.

BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .