DÉCIMAS A ADOLFO PACHECO

Por José Atuesta Mindiola

I

En su hamaca se mecía
el gran Adolfo Pacheco,
sintió molestia en el pecho
un dolor lo estremecía;
él muy triste se veía,
sus amigos asustados
creían que estaba golpeado
por la maldita pandemia;
pero por fiesta y bohemia
estaba era enguayabado.

II

Adolfo el magno trovero
ya presenta mejoría,
en los Montes de María
vuelve a cantar el mochuelo.
Su esposa mirando el cielo
le da gracias al Creador,
porque su amado cantor
aún florece en el camino;
entre más viejo más fino
es el jardín del amor.

Atentamente
José Antonio Atuesta Mendiola
Cel: 3015734205

BLOG DEL AUTOR: José Antonio Atuesta Mendiola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .