El talento femenino se apodera del Festival Vallenato

Acordeoneras, cajeras, guacharaqueras y cantantes llegaron desde distintas regiones  para enamorar al público con su talento.

“Aquí está Isabel Sofía con su canto y su tesón, aquí está Isabel Sofía con su canto y su tesón/ aquí estoy en la tarima luciéndome con mi acordeón”.

Con este verso la acordeonera Isabel Sofía Picón Mora, de 14 años, oriunda de Ocaña, Norte de Santander, hizo que las palmas de los espectadores se agitaran tras escucharla interpretar la puya de su autoría Vuelvo al ruedo.

Ella es la favorita del pueblo en la categoría de Acordeonera Menor, la cual se definirá la mañana de este viernes en el centro recreacional La Pedregosa.

Esta admiradora del estilo de ‘El Fuete’, Juancho Rois, y quien ha grabado al lado de la juglaresa Rita Fernández, dice con voz fuerte que el vallenato es un género que históricamente ha estado marcado por el machismo, pero que de a poco las mujeres se han ganado su espacio a punta de talento, es por ello que actualmente crece el número de participantes en categorías como Acordeoneras menores y mayores y también en el concurso de piqueria.

“Desde muy pequeña en mi familia nos ha gustado el vallenato, pero no había un músico que interpretara algún instrumento, Dios me bendijo con este don y lo estoy aprovechando al máximo. El acordeón es un instrumento bastante complicado y también algo pesado, como mujer no aguantaba mucho tiempo tenerlo en mi pecho, pero ya he agarrado más fuerza y sigo adelante porque esto es lo que me apasiona”

“Este es un género bastante machista, pero mi principal apoyo es Dios y mi talento y con eso creo que no me debe importar un poco el resto. El público me apoya mucho, este año por lo menos soy la reina del pueblo y esa es mi mayor satisfacción”, agregó.

No solo brillan con el acordeón, también se destacan en la caja, la guacharaca y el canto. Ejemplo de ello es la cajera Valentina Pabón Almanza, que ha dedicado 11 de sus últimos 17 años a la música.

“La Fundación de la Leyenda Vallenata llegó a mi colegio regalando becas. Yo soñaba con tocar el bajo, pero como en ese tiempo no había clases para ese instrumento me incliné por la caja, con el tiempo aprendí a tocar guacharaca, las congas y el timbal y he hecho de la música mi pasión”.

Ella aprovechó el diálogo con EL HERALDO para enviar un mensaje a quienes hacen música vallenata. “La idea es que las mujeres luchemos unidas por el vallenato, hay muchas agrupaciones que están de moda con esto del vallenato femenino y eso nos inspira. Creo que eso de discriminación entre hombres y mujeres no es válido, todos somos seres humanos y tenemos el mismo talento”.

El periodista y presentador Joaquín Emilio Bulding, quien por más de dos décadas ha estado ligado a los concursos de la categoría menor, es contundente al decir que “lo que prima es el talento y no el sexo”.

Para él, las niñas con el pasar de los años van sumando experiencia y logran sacar notas muy aplomadas. “Uno se asombra, las ve llegar desde los 8 años con el peso del acordeón, pero con su talento su figura se va agigantando. Ellas dejan claro que desde pequeñas se van ganando su espacio a punta de talento, así que a futuro lo que se viene es una camada de mujeres para nuestro folclor”.

Uno de los talentos que mayor admiración ha causado entre los asistentes es el de la bolivarense María Ángela Quintana Arrieta, quien pese a su pequeña figura, es dueña de un vozarrón envidiable y de un estilo único para tocar la guacharaca.

Esta niña de 12 años, oriunda de Arjona, Bolívar por primera vez asiste a un Festival Vallenato y su debut ha sido por lo alto, ya que está acompañando a tres acordeoneros. A ella se le ve escoltada por sus padres corriendo de tarima en tarima, ya que con su talento respalda la presentación de tres acordeoneros, uno en la categoría infantil y una en la categoría Acordeonera Menor.

“Me siento cómoda con todos, tanto hombres y mujeres tienen el mismo talento, yo los acompaño con mi guacharaca y mi voz. Me gusta cerrar mis ojos y cantar con fuerza, es Dios quien se derrama sobre mí y me guía para hacer una buena actuación, yo solo me relajo y me dejo llevar”, explica María Ángela.

Sostiene que en su debut festivalero está dispuesta a gozar, y que valora cada aplauso. “A todos los acordeoneros que he acompañado les he traído suerte, porque pasaron de la primera ronda, eso me tiene contenta. Yo sueño con ser actriz y sé que a través de la música lo podré lograr”.

Por último, cuenta que quien la enseñó a tocar fue el profesor Jaime Arrieta en la Escuela Amigos del Arte. “Las mujeres somos fuertes, estamos llenas de talento y eso lo demostramos aquí en la tierra del vallenato”.

Yilis Hernández, de 17 años, viene de ser la reina de la guacharaca en 2016, 2017 y 2018. Es muy extrovertida y sobresale por sus lentes de sol, cabello corto y labios pintados.

Comenzó a los nueve años en la categoría infantil, ya tiene 17, y es una de las que llena de alegría la categoría juvenil. “Me incliné por la guacharaca porque tengo otros dos hermanos que son músicos, ellos vivían paseando de festival en festival por muchos pueblos, mientras yo me quedaba llorando porque me daba duro que me dejaran sola en casa, entonces le dije a mis padres que quería tocar un instrumento y en la Casa de la Cultura me incliné por la guacharaca, ahí inicio el romance con este instrumento. Ahora viajamos por muchas partes como la familia que somos”, dijo la joven oriunda de Maicao, La Guajira, que hace parte de la Academia de Andrés El Turco Gil.

Hernández acompaña con las notas de su guacharaca al bogotano Jorge Andrés Moreno. “Este año todo ha sido algo distinto, por los protocolos de bioseguridad, pero lo importantes es que volvimos a sentir los aplausos, nos hacían falta, extrañaba estar en tarima y ver las luces de los celulares grabándome”.

Anyhela Hernández es otra de las guacharaqueras que es protagonista en la categoría juvenil, ella aprendió bajo la guía de su madre Víctoria Suárez, que a los 7 años le inculcó esa pasión. “Aquí se disfruta mucho la música, se conocen personas nuevas y se comparte entre colegas, no debe importar si son hombres o mujeres”.

“Siempre está el apoyo, a veces me corrigen, pero es muy lindo ver el respaldo que brindan los hombres y también las mujeres. Yo estoy participando con el conjunto de Eudis Almendrales, nos hemos preparado fuerte, desde el 2019 venimos puliendo cada detalle, íbamos a participar el año pasado, pero la pandemia nos frenó, así que estar en la tarima nos ha llenado de emoción”.

Isabel Sofía Picón Mora

👑

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.