JESUALDO GUERRA UN SANJUANERO EMPRENDEDOR

José Jaime Daza Hinojosa

Mi Crónica Sabatina

Valledupar Diciembre 4 del 2021

Hoy homenaje a un Villero, Sanjuanero: Emprendedor, Proactivo, Trabajador, Cariñoso, Alegre, Espontáneo, Auténtico, ah……. Y fue el primer Reciclador en la mina, no le daba pena, recoger las latas de gaseosa, pues ellas representaban plática, así decía.

JESUALDO GUERRA GUERRA

Nació exactamente en un corregimiento del Municipio de Sanjuan del Cesar La Guajira que se llama Villa del Río, el primero de enero del año 1958; sus padres llevan por nombres: Juan Trinidad Guerra y Julia Dominga Guerra, de este matrimonio nacieron diez hijos: Ilda Mercedes, Imelda María (✟), Aida Elina (✟), Juan Manuel, Julio Cesar (✟), Ena María, Judith (✟), Elis Beatriz, Jesualdo (✟), y Cesar Camilo.

Su infancia la pasó en la Villa su tierra natal, compartiendo con sus padres y hermanos, las delicias de un pueblo sano y acogedor, que se ubica a orillas del rio Cesar, son dos pueblos peculiares y cercanos, en una orilla está Villa del Río y en la otra Corral de Piedras, les tocó a estas hermosas poblaciones convivir con una época de violencia, que enfrentó a varias familias, pero que gracias a Dios, hoy día dichas rencillas han sido superadas.

Como buen campesino mi queridísimo homenajeado de hoy aprendió a trabajar el campo en toda la extensión de la palabra; labró la tierra junto a su padre y recogió los frutos de las siembras de maíz, yuca, ahuyama, frijol, etc., aprendió a ordeñar las vacas, convivió con la cría de gallinas y chivos, en su bonita tierra natal.

La educación primaria, la realizó una parte en la escuela parroquial de Sanjuan del Cesar y otra en un colegio privado que tenía la señora Zenobia Orozco, frente al club de leones del Municipio en mención. Comenzó a trabajar desde los ocho años, algunas veces en un molino de propiedad del señor Leocadio Suarez, donde procesaban maíz y yuca, otras vendiendo caribañolas, empanadas y arepas, siempre produciendo, ese era el objetivo ganar una plática para ayudar a su mamá y satisfacer sus necesidades básicas. Cuando tenía medios viajaba a su tierra todos los días, sino lo hacía solo los fines de semana.

Culminó su primaria en 1974. El bachillerato lo hizo en el colegio el Carmelo, cuando este era dirigido por las hermanas carmelitas; en su juventud le tocó muy duro, fue ayudante de albañilería, vendía carne de ganado, de chivo y de cerdo, para hacerlo utilizaba la parrilla de su bicicletona como le decía, le amarraba una canasta y por toda la ciudad gritaba : bueno y llegó la carne suave y fresca, cuantos kilos quieren pues; este era lo que llaman un ser humano incansable, de esos que no le arrugaba la cara al trabajo.

Arriaba agua en burro para venderle a los habitantes de su natal Villa del Río; y era exclusivo de una señora llamada Aura Soto quien curaba enfermos, tenía muchos pacientes y Jesualdo los proveía de leña, tinto, carne, agua y cualquier otra cosa que requirieran.

Visitaba con frecuencia a una persona en Sanjuan del Cesar que apreció mucho, quien era el abuelo de Meme, la que años más tarde sería su esposa, visitando a este personaje al que todos llamaban papá Pelufo, se conoció con una preciosa joven que apenas tenía trece años; su primo Abrahán Guerra le tiraba puyitas y le insinuaba, compadre Jesualdo a la muchachita le faltan dos aguaceros; y El los esperó, a los quince años cumplidos de tan linda doncella le declaró su amor, se hicieron novios, así estuvieron dos años, cuando Meme cumplió 17 se casaron, decía orgulloso, esta era la mujer que Yo andaba buscando para esposa, reúne todas las cualidades, como se la pedí a Dios me la regaló, el matrimonio se celebró en la iglesia Sanjuan Bautista el 24 de Diciembre de 1984 en la ciudad de Sanjuan del Cesar la Guajira.

Su esposa lleva por nombre: Remedios Beatriz Bermúdez Díaz y de esta unión nacieron cuatro preciosos hijos: Tatiana Beatriz, que es médico pediatra, Cristian Jesús ingeniero de sistemas, Jesús Harvey (mi ahijado) estudio dirección y producción de radio y Televisión y Yesenia Paola es psicóloga.

Gran labor la de mi compadre Jesualdo con muchos esfuerzos y sacrificios sacó adelante a su familia, incluso a pesar que su trabajo estaba en la Guajira se mudó para Barranquilla, para poderle brindar mejor calidad de educación a sus hijos, gracias a Dios estos le respondieron ya todos son profesionales.

Su primer trabajo con una Empresa fue en Puerto Bolívar Habela Hardy se llamaba, inició en servicios generales, trabajó varios años, la lejanía de su hogar, el calor de su familia lo hicieron renunciar, permaneció un tiempo en el rebusque, cuando se estaba amañado, recibe un telegrama de la empresa que había añorado trabajar toda la vida Intercor, decide aceptar e inicia con un turno que le permitía compartir bastante tiempo con su esposa e hijos, el fabuloso turno 4 x 4, el 26 de Noviembre de 1998 ingresa, con este trabajo qué le cambió la vida y pudo hacer realidad muchos sueños que tenía aplazados. Allí llegó Jesualdo a tirarla toda, llenó a la mina de alegría y entusiasmo, le impregnó a su trabajo, ganas dedicación y mucho tesón, pues se dio cuenta que este era el trabajo que había anhelado siempre, para consolidarse y salir adelante. De él obtuvo, la educación para sus cuatro hijos, no compró una sino varias casas, hasta apartamento en Barranquilla Atlántico, también adquirió varios vehículos, el primero fue una camioneta Lariat, la cual estaba afiliada a una cooperativa de transporte, que llevaba pasajeros de Sanjuan a Fonseca y viceversa, en sus días de descanso algunas veces la manejaba, y hacía para los chicles como jocosamente decía.

Cuando Ingresó a la mina tuve el honor de convertirme en uno de sus mejores amigos; tanto así que le bauticé su tercer hijo; desde ese momento entablamos una bonita amistad, éramos confidentes y nos contábamos nuestros proyectos, recuerdo que Yo estaba vendiendo una camioneta Toyota, a la que le decía la Toyotica y me dijo, compadre vamos a negociar, le voy a entregar mi Lairet para que la ponga a viajar de La Junta a Sanjuan y a su Toyotica, Yo la convertiré en una Toyotona, la voy a engallar que no la van a conocer, así fue hicimos negocio, le abone una suma en efectivo y mi queridísimo compadre hizo de mi Toyotica una gran Toyotona, con decirles que era venezolana y la nacionalizó, le consiguió placas colombianas y luego la vendió en Santana Magdalena. A lo largo de su vida contó con la dicha de poseer cinco vehículos, estreno uno marca Tucson, del cual decía con mucho orgullo, Dios si me quiere, ahora ando como rico, si señor estrenando Tucson y soltaba una carcajada, remataba diciendo hay Yiya! esto si es vida si seño como rico, hay mayeeee ! .

Recordaba los tiempos cuando se casó, que sólo tenía presupuesto para una bicicleta, a la que le instaló una parrilla, era una 28 y la bautizó la bicicletona, en ella se transportaba junto a su esposa adorada, paseaban por todas partes y le comentaba, mi vida algún día tendremos carro vas a ver, por ahora seamos felices en nuestra bicicletona, en la parrilla cuando estaba sin recursos fiaba un chivo o un cerdo, lo sacrificaba, amarraba una canasta llena de carne la vendía en un dos por tres, pagaba el compromiso y se ganaba el diario.

El compadre Jesualdo Guerra era especialista en dar consejos, un líder en su familia, a todos orientaba, fue un gran esposo, un padre ejemplar, le gustaban las cosas correctas.

Dentro de sus mejores amigos están Sujait Daza, Juan Cortez, Silver Núñez y sus compadres queridos: José Oñate y el suscrito: José Jaime Daza Hinojosa.

De su trabajo en la mina muchos recuerdan los famosos Tours que hacía con Hermes Acosta ( QEPD) y Habid Bula, por los tres comedores jajaja, en los turnos nocturnos era una nota trabajar cerca de él, pues mantenía a todos los compañeros despiertos, si alguien necesitaba saber la hora, le preguntaban por radio Más Fuer tírese la hora y muy cordialmente cuál locutor de radio respondía : bueno con mucho gusto ya se las voy a dar a nombre de productos Ebel, reciclajes el más fuerte, también a nombre de las cabañas de Dago en Manaure Cesar, de la venta de guineos y plátanos oro verde de don Elmer Ucros, a nombre también de su Delegado 1A en Cootracerrejon, si necesita un préstamo o desea afiliarse hablé con José Jaime Daza Hinojosa, el Juntero futurista, quien lo estará afiliando de inmediato, son exactamente las 10 de la noche y 24 minutos, 10 y 24, ya nos vamos, ya esto se acabó, ahorita vienen los buses, jajajaaa.

En su trabajo en la mina del Cerrejón prácticamente cambió de nombre, nadie lo llamaba Jesualdo, todos le decían el más fuerte y cuando se bajaba de su camión en una línea de listo o en una isla de combustible, gritaba con orgullo! bueno les llegó el más fuerte! Ojo de pava jajajaaa!

Era especialista para narrar cuentos e historias, en cierta ocasión narró la historia de un cura al que llamaban el padre Triaca, y gustó tanto que después de esa narración todos le decían “Triaca”. Tenía pues dos nombres en su trabajo : “El Más Fuerte” y : El Padre Triaca “; pero eso si a él no le daba rabia, más bien disfrutaba, con compañeros de trabajo como Omar Molina, Nistel de Luque, el Pibe Ibarra, La Salla, y muchos más, verseaba con ellos, les sacaba canciones y a él le sacaban, en horas de la madrugada cuando lo atacaban decía : bueno y es verdad que Yo tengo la sangre dulce, todos me quieren atacar, pero no me dejo, tengo repertorio y material, para todo el que se me atraviese.

Uno de los supervisores que lo trató mucho tiempo en la mina Mario Yusti; lo describe como un trabajador alerta, que disfrutaba su trabajo, era una emisora completa, informaba cualquier novedad y hasta la hora daba, dice, el Triaca no utilizaba la media hora de Lunch para dormir, se bajaba de su equipo a conversar o se quedaba en el verseando o hablando de todo un poco por radio. Muchas veces en su segundo día de descanso trabajaba un día extra y allá en el grupo líderes, se retaba con el Guti, operador de Maicao la Guajira a verso limpio, eran unas contiendas de piquería buenísimas; nadie dormía pendiente de ellas, uno de sus compañeros que lo picaba y le hacía eco era Carlos Roberto Urbina, quien falleció desafortunadamente en un accidente de trabajo, se entendía a la perfección con el Más Fuer, terminó Mario diciendo que Jesualdo fue un ejemplo en varios campos, por ejemplo para el buen manejo de sus finanzas, su economía la hizo crecer, nunca despilfarraba el dinero, y no permitía que botaran ni el guarapo de panela, cuando sobraba lo solicitaba para compartirlo con su familia, no lo boten decía que eso vale platica, jajaja.

Jesualdo era de verdad un señor personaje en la mina, calificado como auténtico, inigualable, único en su forma de ser, difícil encontrar trabajadores de ese perfil. Hizo famosa una canción que la tituló “El Perro de mi Tío”, esa ocupó primerísimos lugares durante muchos años en toda el área de la mina, todos los operadores, técnicos y hasta supervisores la solicitaban jajaja. Se caracterizó por su espontaneidad y además muy natural, no le temía al qué dirán, si lo criticaban no le afectaba él iba siempre Pa lante.

También era sentimental aunque no lo aparentaba, cuenta su amigo José Damián que una vez le contó, que amaba a su esposa, que esa era la mujer de toda su vida, a la que quiso desde muchacho, que en cierta oportunidad, que se encontraba trabajando en la pavimentación de una calle en Sanjuan, su novia pasaba por allí, para ir al colegio y lo veía sucio, mojoso, pero que a él no le daba pena, pues estaba trabajando, su novia más bien se ponía orgullosa por verlo tan comprometido con su trabajo; en síntesis un ser des complicado; que no se amilanaba ante nada, emprendedor de raca, mandaca, de armas, tomar, era negociante de todo, comerciaba comidas, boletas, artículos de revista, y jamás andaba limpio, siempre tenía efectivo en su billetera.

EL PRIMER RECICLADOR DEL CERREJON Y DE SANJUAN DEL CESAR LA GUAJIRA:

Hace muchos años cuando a nadie se le ocurría reciclar, él se percató que en Valledupar, los envases de lata de gaseosas los compraban por kilo e inició a recogerlos, todos los días recogía cincuenta y hasta más y los fines de mes que venía a Valledupar a realizar alguna diligencia aprovechaba y los vendía, le decía a su esposa e hijos, este dinero nos sirve para tanquear la Tucson jajaja, vayan aprendiendo!

Es decir tuvo la visión y conciencia que el reciclaje sirve además de librar al planeta de tanta basura, representa unos ingresos adicionales, que de nada caen mal. Luego de un tiempo determinó, que lo producido con sus latas de gaseosa, lo invertiría en uno o varios bultos de plátano y se proveía de guineos, plátanos y verduras, con la venta de sus aluminios, lo criticaban y hasta se las tiraban lejos, la recogía y exhortaba a sus compañeros que por favor no botaran la plata, Yo seguiré reciclando para mis platanitos decía.

ANÉCDOTA:

En cierto viaje que hizo a Maicao, se vinieron con él, dos compañeros de trabajo, entre ellos un supervisor, al bajarse en Sanjuan del Cesar municipio donde residía, le dicen gracias Triaca, y él ni corto ni perezoso les comenta, gracias son las que hacen los macos, el pasaje por favor, que debo tanquear el carro y el combustible está caro señores, bájense del bus jajaja.

Cuando hacía viajes largos se provisionaba de arepas, empanadas, tinto y mucha agua, para no estar parando en la vía.

El 15 de febrero del año 2021, luego de haber superado el Covid 19, las secuelas que le dejó este virus, acabaron con su vida; el diagnóstico médico fue: neumonía severa y paro respiratorio, en la plenitud de sus facultades, muere Jesualdo, una persona que apenas empezaba a recoger el fruto de sus esfuerzos, ya pensionado, acababa de comprar una finca, pero la muerte le hizo una traicionera y mala jugada.

Paz en su tumba queridísimo compadre, Dios sé que lo tiene a su diestra; duele mucho su partida, nos fue imposible despedirnos.

Esta Crónica con mucho cariño para un excelente ser humano, emprendedor, chusco, muy positivo, tenía el signo pesos en la mente, llegó a tener variedad de negocios, generaba empleos, con sus moto taxis, carritos de helado, empeñaba, prestaba, etc., etc, cuando dijeron alcen la mano los qué quieren progresar trabajando honradamente, ahí estaba en primer lugar mi Compadre Jesualdo Guerra Guerra, es este mi homenaje póstumo, describiéndolo tal cual, más que merecido se lo tenía, nos cogió la delantera! hasta Siempre!

Escribió :

BLOG DEL AUTOR: JOSE JAIME DAZA HINOJOSA

“El Juntero Futurista”

Un comentario sobre “JESUALDO GUERRA UN SANJUANERO EMPRENDEDOR

  1. Felicitaciones hermosa crónica , gracias por demostrar ese cariño y aprecio por tus amigos que ya no están y por los que aún viven, es muy reconfortante conocer personas como usted que hace de la vida de los demás una historia. Excelente trabajo Dios lo bendiga 🤗

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.