Nuevas!

Felipe Paternina & “Mañe” Bustillo: 2 gigantes del folclor

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi
Email. alejandro.gdep@gmail.com

“De plácemes se halla el mundo del folclor, con la sabia decisión adoptada por dos grandes intérpretes de la música de Acordeón, a saber:
– Felipe Paternina (Acordeonista)
– Manuel “Mañe” Bustillo (Cantante).

Estos dos grandes valores oriundos de Corozal (Sucre) y Cartagena (Bolívar), respectivamente, es decir de pura estirpe sabanera, tras haber transitado al lado de otros compañeros de fórmula, un día decidieron conformar una dupla musical, que está dando de hablar en medio de todas aquellas personas que no hemos renunciado jamás a aquellas historias reales cantadas por todos nuestros juglares, que fueron forjando durante años un estilo muy peculiar, para expresar en cantos y versos muy espontáneos, el sentir de los pueblos del Caribe colombiano.

Y cómo nació todo ello, se preguntarán algunos ?

Debemos empezar anotando que aquellos hombres que dieron comienzo a lo que hoy conocemos como folclor vallenato y sabanero, no eran hombres letrados ni de ciencia, sino humildes trabajadores ligados en gran parte a las faenas rurales o personas cuyas actividades cotidianas, fueron dando a luz a sencillos mensajes, los cuales, con el correr de los años, fueron brotando y dando forma a expresiones muy ligadas a sus costumbres, las cuales se fueron traduciendo en relatos e historias alusivas al paisaje, a los amigos, al entorno que les rodeaba, a su tierra, a un chisme o tomaduras de pelo, a un problema que les afectara, a un amor o al desamor, etcétera.

Fue de este modo cómo en la Región Caribe colombiana se fueron configurando unas características bastante particulares, para que la música y los cánticos de los llamados “Juglares”, diesen un paso adelante a través del surgimiento en pueblos y ciudades de un fenómeno musical que cada día iba cobrando mayor fuerza: los llamados Acordeoneros (*Acordeonista es el término indicado por la Real Academia de la Lengua).

Son múltiples los escritos de muchos investigadores que hoy en día, se han dado a la tarea de escudriñar los orígenes y evolución de estas expresiones musicales, que paulatinamente se fueron expandiendo por todos los Departamentos del Caribe colombiano, siguiendo luego por Colombia entera y, hoy en día, cruzando con éxito las fronteras.

No obstante lo anterior, mucho va de aquellos sencillos pioneros del ayer a lo que se está registrando en la actualidad. De un tiempo que podemos estimar en unas 4 décadas, por la influencia nefasta de muchas casas discográficas, se gestó una tendencia llorona y ajena, a la idiosincracia caribeña, más bien propia de la zona andina, con melodías y gemidos de tipo arrabalero, a lo cual le pusieron el mote de canciones románticas, que transformaron la esencia de un folclor autóctono y muy alegre, picante y bullanguero.

Para mayor desgracia del folclor, entraron en acción los mercaderes de las Emisoras, que sin conocimiento de lo que representa la autenticidad de una expresión musical genuina, comenzaron a pasar solo canciones que poco o nada representaban a los verdaderos cultores y maestros.

Solo aquellas Agrupaciones musicales, con “manager” o representantes que negociaban con programadores de las Radiodifusoras, acudiendo a la figura de la denominada “Payola”, podrían ser escuchados a través de las ondas sonoras. Se produjo una invasión tal de presuntos exponentes del folclor Vallenato y Sabanero, que los verdaderos representantes de este género, fueron totalmente desplazados. Para mayor confusión, esos Conjuntos especializados dizque solo la hacían porque era el boom del momento que les generaba los suficientes ingresos. La brújula comenzó a perderse. Era notorio, por ejemplo, como en diversos eventos o en los llamados “Festivales” que afloraron por doquier, gran parte de los participantes, se limitaban a preparar un puñado de temas, exclusivamente para tocarlos allí, sin embargo poco tiempo después de ello se olvidaban.
Muchos que se coronaron “Reyes” u ocuparon lugares de preponderancia, con el tiempo decayeron, porque en la realidad solo les interesaba promocionarse o darse pantalla, acudiendo para ello a buenos padrinos.

Para fortuna del folclor Vallenato y Sabanero, se está dando un resurgimiento de ese estilo clásico esencial que distinguió a los pioneros. Era nada más escuchar el sonido de un Acordeón para uno distinguir de quien se trataba. Hoy en día no existen estilos propios que uno pueda con precisión identificar, pues muchos entraron en la onda del “lloronato” y allí se quedaron y otros se introdujeron dentro de una carrera desenfrenada a la que llaman “nueva ola”, que tiene más bien visos de “raspacanillas”. Estas nuevas agrupaciones que se han inclinado por esos nuevos estilos, y tiene un buen número de seguidores, hay que reconocerlo, que no se llamen así mismas intérpretes de aires folclóricos tradicionales,sino creadores de nuevos ritmos o géneros, y que realicen sus propias competencias musicales.

Por tales motivos es digno de aplaudir los trabajos muy bien elaborados que este par de músicos, anteriormente mencionados, Felipe Paternina y “Mañe” Bustillo, de tiempo atrás comenzaron, en aras de rescatar a los verdaderos exponentes de la música de Acordeón de la región Vallenata y la Sabanera, para lo cual escogieron a reconocidos cantautores.

Un total de siete (7) trabajos discográficos han puesto en marcha, la citada dupla, todos ellos con gran acogida en ese público que de verdad ama y apoya lo vernáculo y lo criollo. Estos trabajos de selección de autores y sus mejores canciones incluyen hasta el momento a los siguientes Maestros:

Volumen 1.
* Canciones del compositor oriundo de San Pedro en el Departamento de Sucre, Adriano Salas

Volumen 2.
* Canciones del músico oriundo del Corregimiento El Hatico, municipio de Fonseca (Guajira), Luis Enrique Martínez

Volumen 3.
* Canciones del músico oriundo del Corregimiento de Chochó, municipio de Sincelejo (Sucre), Julio De la Ossa

Volumen 4.
*Canciones del músico oriundo de San Jacinto (Bolívar), Andrés Landero

Volumen 5.
*Canciones del músico oriundo del Municipio de María la Baja (Bolívar), Enrique Díaz

Volumen 6.
*Canciones todas en ritmo de Porro, que constituyen una selección de temas de este género sabanero, de diversos compositores.

Volumen 7.
*Canciones del músico oriundo del Corregimiento Valencia de Jesús, municipio de Valledupar (Cesar), Calixto Ochoa

Para hablar de cada uno de los Maestros mencionados, habría que elaborar un artículo especial por separado, porque muchos fueron sus aportes y su legado musical.
Lo más importante en este momento, es destacar de forma amplia y generosa, el talento de estos brillantes músicos sabaneros, pues Felipe Paternina, con una habilidad asombrosa saca notas clásicas y maravillosas del Acordeón, a lo cual se une la una voz recia y melodiosa de Manuel “Mañe” Bustillo, quienes realizan la combinación perfecta en cada uno de los trabajos señalados.

Como una muestra fehaciente de lo expresado, les invito a escuchar detenidamente uno de los tantos temas ya grabados en los volúmenes descritos, el cual fue titulado por su autor, Julio De la Ossa, como: La Margentina, dedicado a una dama que robó su corazón llamada Rosalba Villa en la población de Margento.

Haga clic en el siguiente enlace:

Acerca de portalvallenato (15584 Artículos)
Gestor Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: