Parrandas y Acordeones Vallenatos: No hacen diferencia de estratos

Por: Alejandro Gutiérrez  De Piñeres  y Grimaldi

De las vainas buenas y sabrosas, que en la Región Caribe colombiana se disfrutan plenamente, las Parrandas con Acordeón y Guitarras, ocupan sin lugar a dudas una posición de privilegio. Involucrarse en ellas, es hacerse partícipe de momentos indescriptibles de gozo, donde además de la música en vivo, con formatos típicos tradicionales, con aires muy familiares, bien sea en un salón amplio, en el ancho patio de la casa  o debajo de un palo de mango, el alma de los presentes se transporta cuando el tiempo transcurre en medio de la risa, el apunte jocoso, la habilidad interpretativa de cada uno de los músicos y, obviamente cuando entran en acción los repentistas que, al calor de la fiesta, improvisan versos o décimas que expresan un sentimiento en particular hacía alguno de los presentes.

Algo que de tiempo atrás ha llamado mucho la atención, a los habitantes del interior del País ha sido precisamente esta forma de gozo, en donde no hay discriminación en razón al estrato social de donde se proviene, sino por el contrario la Parranda es hoy por hoy, una forma de integración. De allí el papel importante que cumple nuestro folclor, puesto que ante Su Majestad, el glorioso y bendito Acordeón todos tributan loor.

El Ex-presidente de Colombia Alfonso López Michelsen, varón de ancestros Vallenatos, en una carta prólogo que sirvió de abrebocas al libro escrito por Doña Consuelo Araújo Noguera titulado “Vallenatología”, haciendo una referencia a los antecedentes que dieron origen a la Parranda en el Valle de Upar, fue contundente al afirmar: “La familiaridad entre las distintas clase sociales dio origen a lo que se llamaban las colitas. Era el final de las fiestas cuando juntos el señor y su servidumbre bailaban y celebraban. Las colitas son el ancestro directo del vallenato moderno, porque fue al compás de las dos músicas, la europea y la criolla, que nació ese híbrido tan típicamente vallenato como es el paseo”.

Julio César Oñate Martínez, uno de los grandes investigadores que tiene el folclor vallenato indica “que las colitas surgieron con el acordeón, pues nunca se bailaron antes de su llegada. Tuvieron como epicentro principal la región de Fonseca y pueblos satélites, aunque también se afincaron en Valledupar y su entorno”  (Los secretos del vallenato, página 46).

No obstante lo anterior, sería injusto atribuir exclusivamente la parranda como algo exclusivo de la Subregión Vallenata, porque si nos ubicamos en la Subregión Sabanera se produjo un fenómeno similar “desde los pueblos ribereños del Atlántico hasta Sincelejo y su entorno, en las sabanas del viejo Bolívar, incluyendo lo que es hoy el país sinuano” (J.C.O Pág. 47). En esta Subregión no se aludía a “colitas” sino que se les denominó Jaranitas y utilizaban un formato musical idéntico: Acordeón, bombo, redoblante y maracas, siendo uno de sus protagonistas Alcides Paternina, padre del Rey Sabanero del Acordeón Felipe Paternina Payares.

Uno de los lugares célebres de Valledupar, donde se han efectuado unas parrandas fenomenales ha sido la residencia de la familia Pavajeau, como esta que veremos a continuación:

MARTHA ELENA (Paseo)  – Autor: Luis Enrique Martínez

Intérprete: Luis Gabriel “El Negrito” Villa y su conjunto típico

Este es el ambiente alegre y parrandero, al fragor de un buena música, con la maestría y el encanto en sus notas que saben poner los integrantes que animan con sus instrumentos, voces y hacen las delicias para propios y extraños que llegan de otros lugares, especialmente para la época en la cual se lleva a cabo el Festival de la Leyenda Vallenata.

Según el reconocido compositor, cantante y escritor Santander Durán, la parranda tiene raíces de muy lejana data. No voy a entrar en un estudio a fondo acerca de los orígenes ancestrales de este fenómeno social, del cual el escritor en mención ha hecho un análisis pormenorizado en cada una de las páginas de su libro: “La Parranda Vallenata”, quizás lo más completo que hasta el momento se ha publicado. Si quiero enfatizar un aparte del mismo (página 56), el cual reza textualmente:

“La parranda vallenata es el más importante ritual para la exaltación de la amistad, entre las comunidades del Caribe colombiano.

Es una convocatoria fraternal, alegre y fiestera para disfrutar de un espacio dedicado a la socialización y a la fraternidad”.

Uno de los sitios en donde constantemente se realizan parrandas de mucho vuelo en Valledupar, dado que allí convergen artistas de gran calidad, es la residencia de Wenceslao Parody en asocio de su señora Miryam Zuleta en el Barrio Obrero. Wenceslao, concuñado de “Colacho” Mendoza y vecino igualmente, tomó la decisión de construir un sitio en el amplio espacio que había en su huerta, al que denominó: “Kiosco Colacho Mendoza”. Allí se han dado cita grandes juglares, cantantes y acordeonistas, dignos exponentes del folclor, pero de igual manera cotizadas estrellas de otros géneros, tal como veremos a continuación, donde el más famoso Violinista de la Salsa, el cubano Alfredo De la Fe, se presenta en una parranda organizada por el Rey Vallenato Profesional Wilbert Mendoza (hijo de Colacho), y haciendo una mezcla de Salsa con Vallenato nos entregan esta magistral y clásica pieza:

CALLATE CORAZON  (Paseo)  – Autor: Tobias Enrique Pumarejo

Intérpretes: Wilbert Mendoza (Acordeón) & Alfredo De la Fe  (Violín)

Voz líder: Alex Manga

Parranda con todos los ingredientes que ello demanda, es el escenario más propicio para de muchas penas escapar. Que discotecas ni que bailes de salón, como la parranda con su gozo indescriptible no existe algo similar. La música hierve y entra por los poros, el espíritu se regocija, se transporta hacía lugares donde nos reencontramos consigo mismos, si de verdad es que valoramos lo nuestro, si llevamos por dentro esas raíces de profundad identidad.

Cuando se ignora lo que tiene o no se sabe valorar, la gente se deja llevar por causas ajenas o quizás por pena, que alguien pueda hacer burla de lo que no tienen y quizás se creen superiores. A través de décadas se le ha tratado de menospreciar a este bello ritual, como lo es la parranda, por la envidia de no poseer algo propio, lo cual buscan llenar con música y con costumbres de otros países.

Cuán bello e imponente se ve un acordeón en las manos de un Maestro, de esos que arrancan notas mágicas y celestiales, que hasta nuestra piel la hacen erizar (como diría Amparo Grisales). El mejor de todos los regalos que la Región Caribe colombiana ha recibido en toda sus existencia se llama: Acordeón, el cual ha sido el complemento ideal para poder ejecutar los cantos ya existentes y dar vía libre al ingenio y a la chispa de grandes artistas, dotados de condiciones para extraer de esos fuelles, los mejores sonidos para el goce y la alegría de quienes estén presentes, en lugares como este, al lado de Iván Villazón:

OYE  (Paseo)  – Autor: Adolfo Pacheco Anillo

Acordeón: José María “Chema” Ramos  – Voz líder: Iván Villazón Aponte

La parranda, además de punto de convergencia de personas con un gusto común, también es sitio de encuentro donde confluyen hombres y mujeres, motivados por el deseo de esparcimiento y diversión, donde han surgido grandes romances, donde se improvisan versos y se dejan escapar notas imprevistas, que luego se han de incorporar como elementos para nuevas melodías, fuera de lo común. Y es que la parranda por sí misma contagia y despierta sentimientos que más tarde se vuelven canciones. Es el espacio más apropiado para decirle a un amigo en tiempo otoñal, todo lo que se le aprecia, como lo ocurrido con el Maestro Rafael Escalona, a quien se le rindió una parranda fenomenal en la capital del País, con la presencia de altas personalidades como ex – presidentes de la República, Embajadores, Ministros, Parlamentarios, Periodistas y un elenco de artistas de primera línea.

LA ÚLTIMA PARRANDA DE RAFAEL ESCALONA.

Canciones varias de la autoría de Rafael Escalona

Intérpretes: Iván Villazón   (Voz líder) – Iván Zuleta  (Acordeón)

La parranda suele ser en muchos casos improvisada y reúne rápidamente a una serie de contertulios y allegados, pero en otra situaciones se organiza debidamente, tal como hizo un opita grande llamado Luis Ignacio Andrade, amigo entrañable de Gabo, quien notando que el paso de los años estaban haciendo mella en el cuerpo de nuestro Nobel de Literatura, y a sabiendas que Gabriel García Márquez llevaba la música de Acordeón por sus venas, organizó la última parranda vallenata, que tal como lo veremos, fue una fiesta de gran magnitud en la ciudad de Cartagena.

Gabo, como el mismo lo sostuvo, comparó su obra máxima “Cien años de Soledad” con una canción vallenata, al decir que su novela era un tema de 365 páginas. Fueron tantas las parrandas que en su juventud le alegraron su corazón, que la mejor despedida era revivir grandes recuerdos, como por ejemplo llevarle al Maestro Compositor Leandro Díaz, para que cantase la obra titulada “La Diosa Coronada”, para Gabo la mejor canción de este género. Leandro, con las dificultades que conlleva el correr del tiempo, se atrevió a cantarle ese día con sus limitaciones.

Posteriormente, los artistas invitados, tres (3) Reyes profesionales: Saul Lallemand, Wilbert Mendoza y Fernando Rangel en los acordeones, Pablo López en la Caja y la voz líder de Ivo Díaz, se dieron a la tarea de poner picante el ambiente, el escenario más adecuado para que un sinnúmero de admiradoras del Nobel le sacasen a bailar, mientras que era inocultable el regocijo reflejado en su rostro.

Fue esta la despedida para siempre al Maestro de las letras, que se atrevió a llevar hasta Estocolmo grandes figuras del folclor vallenato, para que le mostrasen al mundo, cuán grande y maravilloso es una parranda con el Acordeón y sus sonidos mágicos.

LA ÚLTIMA PARRANDA DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ.

BLOG DEL AUTOR:
Alejandro Gutiérrez  De Piñeres  y Grimaldi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.