Servicio digno de salud reclaman los maestros del Cesar

Por José Atuesta Mindiola

La vulneración de los derechos a la salud es un problema endémico en el país. Los diferentes informes de la Defensoría del Pueblo, Secretarías de salud y la Superintendencia de Salud son planas repetidas de quejas y reclamos de los usuarios: “Dificultades para acceder a las órdenes en la realización de procedimientos y exámenes especializados, retrasos en la entrega de medicamentos y viáticos para pacientes y sus familiares cuando son remitidos a otra ciudad por los niveles de complejidad de su tratamiento.”

De esta crítica situación que pone en riesgos la salud de los pacientes, el departamento del Cesar no es la excepción, también las quejas y protestas son frecuentes. Los usuarios de Coomeva varias veces se han encadenado reclamando calidad en los servicios de salud, y los docentes han hecho plantones y mítines frente a sede de la Fundación Medicina Preventiva, hoy Unión Temporal de Oriente. 

La semana anterior que estuve en una cita de control en la Unión Temporal de Oriente, y presencié las anomalías por la ausencia de medicamentos. Las funcionarias de farmacia al recibir las fórmulas estampaban el sello pendiente. Ellas son subalternas, y no tienen ninguna responsabilidad, pero son las primeras en recibir los reclamos de los pacientes. Es insólito, que no existan las drogas básicas para la fiebre y el resfriado común, ni para el control de la hipertensión, la diabetes, gastritis, hipercolesterolemia, hiperplasia prostática y la rinitis. 

Varios docentes manifestaron que este año no les han entregado la droga de control de la hipertensión, y tienen que comprarlas porque no pueden suspender el procedimiento. Igual dijeron varios pacientes diabéticos, en farmacia no hay insulina ni las agujas para su aplicación. Un paciente con hiperplasia prostática a quien el urólogo le recetó un medicamento por seis meses y apenas le entregaron una caja en diciembre, y la caja tiene un valor superior a cien mil pesos. 

Con el sistemático aplazamiento de la entrega de los medicamentos: vuelva la otra semana, y después, todavía no ha llegado, tiene que seguir viniendo. Además del estrés de hacer cola para esperar el turno y pedir permiso en el colegio, la salud se deteriora. Alguien dijo- “esta demora para entregar los medicamentos es otra forma del paseo de la muerte. La directiva de Aducesar tiene que liderar la defensa de los derechos a la salud de los docentes”. -.  

BLOG DEL AUTOR:
José Atuesta Mindiola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.