Las mochilas vacías.

Por Nico Duba.

En un furtivo encuentro con mi admirado pintor y amigo, Chicho Ruíz (q.e.p.d), sucedido en las cercanías de la población ecuatoriana de Otávalo, en la que se había refugiado para mitigar su dolorosa experiencia, recibí de sus manos una valiosa colección de plumillas ; unas hermosas mochilas arhuacas dibujadas al detalle y en sus colores originales.

Conversamos sobre nuestro amado valle. El amplio ventanal de vidrio del hotel Medina del Lago, nos permitia una hermosa vista del volcan Imbabura. Chicho con lagrimas en los ojos me dijo : “así se contempla la nevada desde Nabusímake”. Yo, para disipar su tristeza, cambié el tema de la conversación y le pregunté…cómo bautizamos ésta hermosa colección?. Chicho, apesumbrado me dijo :”llámala, Las Mochilas Vacias…..”. Fué la última vez que lo ví.

Un vallenato burlón que una vez visitaba mi oficina de abogado en Bogotá, en la que exhibo orgullosamente mi colección, al ver el nombre de la misma exclamó : ” compadre, mochilas vacias es lo que hay en el valle”. Me explicó el significado popular de éste término y finalizamos riendo y haciendo una selección de esas mochilas vacias.

Las mochilas vacias, en lenguaje popular, son aquellos hombres y mujeres que buscando fortuna se casaron con fulano o fulana para despues encontrarse con la terrible realidad de un suegro mas quebrado que un bulto de canela. Las mochilas vacias del valle tienen diferentes matices y colores,según el personaje que seleccionemos; hoy me referiré a pocos de ellos, por limitación de espacio.

El caso mas emblemático es el de Victor Martinez, quién buscando aristocracia y riqueza lleva más de dos décadas soportando a Mayito Arregoces , y cuando casi alcanzaba la meta resulta que al gran Chide Arregoces le llegó el verdadero dueño de sus bienes y lo ha dejado arruinado.

Le sucedió igualmente y hace muchos años a Ricardo Gutierrez. Después de la ruina de sus padres buscó refugio en la casa Dangond, casándose con una de sus meninas, con tan mala suerte que al poco tiempo don Jorge se declaró en ruina total. No supimos si fueron los bancos o el personaje de la bola de candela reclamando lo suyo. Lo cierto es que Ricardo se quedó con la mochila vacía.

El folclor no se escapa. Omar Geles, cansado de tanto tocarle a los marimberos de Codazzí, terminó en una parranda en la casa de uno de ellos en el Rodadero. Hablamos de Jairo Carrillo. Allí conoció a una de sus hijas con quién se casó inmediatamente. El diablito ostentaba la riqueza de su suegro en un vehículo descapotado en el que zapateaba el valle dejando a su esposa sola en la bahía. Este descuido le valió que la jóven se enamorara de otro y el músico terminó desconsolado, botado y con la mochila vacía.

Otro caso es el del profesor Alfredo Daza Suarez. Estaban de moda las hermanas Gnecco. Eran buen partido para muchos personajes por la ostentosa riqueza de la familia. Fello se decidió por Yina. Con quién terminó casado. La mala suerte de Daza es que no le simpatizó a Jorgito, quien a la postre era el dueño de la riqueza. Yina fué apartada de toda forma de riqueza familiar y Alfredo, desconsolado por su mal tino, terminó en la puerta de la casa en la que vivía,con la maleta con la que había llegado y con la mochila vacía esperando un transporte que lo llevara de regreso a San Juan.

Fuera de contexto porque no se si cabe en esta columna es el de Poncho Márquez. En amoríos con una de las simpáticas hermanas Gutierrez Pineda, fué invitado por ella a conocer a Valledupar, y a sus amigas. Asombrados terminamos asistiendo al matrimonio de Poncho, pero no con la Gutierrez . Se casó ,luego de un noviazgo efímero ,con una de las vecinas de su anterior novia; la hija de Lucho Ustáriz, un rico ganadero de la región. El personaje llenó así su mochila y la de sus hermanos en Ayapel, de donde provenía.

Los despido con el caso de Catalino Daza, y su matrimonio con la poco agraciada Yolanda Mattos, todo por la mochila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.