Colombia: Esta es tu Música

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Cuán agradable es para todo colombiano observar a lo largo y ancho de todo el territorio patrio esa riqueza representada en diversidad de cosas invaluables: climas, montañas, agua, paisajes, gastronomía, costumbres, léxico, festividades, ríos y mares y, en fin, una serie de características particulares en este País de Regiones que amamos y defendemos, como el mejor regalo que generosamente nos fue dado por el Creador Supremo. No obstante todo lo dicho anteriormente, existe también un factor que nos hace muy especiales: El Folclor en sus matices y los aires musicales de cada una de las Regiones en las que está dividida Colombia: 1) Región Caribe, 2) Andina, 3) Pacífica, 4) Orinoquia y 5) Amazonía. En lo que respecta al Archipiélago de las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, se le tiene como un caso especial.

Desde esta Tribuna se pretende, rendir un homenaje entrañable y de manera cotidiana a compositores e intérpretes de nuestros aires musicales, dado ellos nos representan ante el Mundo entero como los Embajadores por excelencia, de nuestra cultura.

En esta ocasión, todos los lectores de esta columna, van a poder tener una visión muy general, de nuestros aires, desde la Guajira hasta Nariño y el Amazonas hasta el Urabá antioqueño y obviamente a las Islas del Archipiélago ya mencionadas.

Para que no haya discriminación, iremos mostrando por Regiones, sus aires o ritmos más conocidos y a algunos de sus exponentes más representativos:

1) REGIÓN CARIBE
MATA DE CAÑA (Porro en Acordeón)
Autor: Calixto Ochoa Campo
Intérpretes: 3 Acordeonistas: Alfredo Gutiérrez – Ever Paternina y Felipe Paternina

Un verdadero abrebocas constituyen estos fabulosos intérpretes de la música de Acordeón del Caribe colombiano. Escuchar este ritmo cadencioso por excelencia, en manos de tres (3) brillantes exponentes del Porro sabanero, es algo cuyo lujo nos podemos dar en virtud de su calidad interpretativa, su toque original y la unión o convergencia de quienes durante años han construido en muchos escenarios la identidad Caribe, es algo digno de admirar. Alfredo Gutiérrez el mejor Acordeonista de Colombia, sin lugar a dudas, tres veces Rey Vallenato y Primer puesto en un Concurso mundial para escoger al mejor ejecutante de este instrumento. Como él, no ha nacido aún otro con su calidad, digitación y creatividad para la ejecución de toda clase de ritmos. A él se suman otros dos Reyes del folclor Sabanero: Felipe y Ever Paternina (Padre e hijo), cuyas brillantes notas, hablan por sí mismas.

Es importante recalcar que el Porro que se ejecuta en Acordeón es propio de la subregión sabanera, donde ha sido cultivado bajo diferentes formatos (Bandas, Orquestas, Conjuntos de Guitarras, Gaitas, Flautas de Millo y Acordeón), y no forma parte de los aires Vallenatos.

2) REGIÓN ANDINA
LA DE ESTRATO OCHO (Carranga)
Intérpretes: Los Dotores de la Carranga

CARRANGA es un género musical y folclórico, de origen campesino que surgió en la Región Andina colombiana y específicamente en el
Departamento de Boyacá hacía los años 70, cuya autoría se atribuye al Médico Veterinario Jorge Velosa. Su origen radica en el cruce de varios estilos tales como el Merengue campesino, muy propio del altiplano Cundi-Boyacense y de los Santanderes también, la Rumba criolla, el Paseo vallenato y otros géneros como el Bambuco y el Torbellino. En su ejecución se suelen utilizar instrumentos como la Guitarra, el Tiple, el Requinto, la Guacharaca y Voces.

Este estilo musical se destaca comúnmente por la “jocosidad” de los versos interpretados por los artistas, en donde comúnmente se encuentran frases con doble intención, o de consciencia ecológica.
La característica de este género consiste en una trama que identifica, una narrativa que divierte y propone, y unos ritmos básicos que se van consolidando como rumbas y merengues, con muchas variantes cada una.
LOS DOTORES DE LA CARRANGA se llama este Grupo intérprete del tema en mención. Oriundos de La Esperanza, Municipio del Norte de Santander, en la frontera con el Cesar, a tres horas de Bucaramanga. Iniciaron su carrera hace aproximadamente doce años, integrando desde el principio el Bajo eléctrico, la Guacharaca merenguera y las Congas, sin dejar de lado la Carranga del Maestro Jorge Velosa Ruíz, quien es su referente principal.

3) REGIÓN PACÍFICA
MI PUEBLO NATAL
Autor: Jairo Varela
Interpreta: Grupo “Herencia de Timbiquí”

Jairo de Fátima Varela Martínez (Quibdó, 9 de diciembre de 1949 – Cali, 8 de agosto de 2012), fue un compositor colombiano, fundador y Director del Grupo Niche, del que también fue Vocalista. Su primer contacto con la música se produce a los nueve años de edad, en su ciudad natal Quibdó, en donde conformó la agrupación La Timba que en esencia era una dulzaina, un bongó, unas maracas y un güiro.
Gran parte de su vida transcurrió en Quibdó. Hacia la década de 1970, con su madre y su familia, Varela decide cambiar su ambiente y se traslada a Bogotá en busca de nuevos y más sólidos rumbos. Fue Cali la ciudad que finalmente lo acogió como hijo suyo y desde donde se proyectó con su Grupo Niche y su vena de compositor.

Interrogado en una ocasión acerca de la historia que le condujo a la composición de su canción “Mi Pueblo natal”, expresó: “Una vez iba para el Chocó con mi hermano Enrique, a quien prácticamente le debo todo lo que soy, él murió hace dos años, y más allá del Carmen de Atrato, desde la cual se ve la llanura selvática y se alcanza a divisar Quibdó, me vino a la mente esta composición: “A lo lejos se ve mi pueblo natal, no veo la santa hora de estar allá. Se vienen a mi mente bellos recuerdos de infancia alegre, que yo nunca olvidaré, luces de espermas que al fondo se divisan, titilantes igual que estrellas en el cielo, y el ruido incesante del viejo trapiche, sustento eterno de todos mis abuelos”. Después entra un estribillo que dice: “Ya vamos llegando, me estoy acercando, no puedo evitar que los ojos se me agüen.

HERENCIA DE TIMBIQUÍ es una formación de once (11) músicos colombianos, oriundos del pueblo de Timbiquí (Cauca), que fusiona sonidos de la Marimba de Chonta, los Cununos y el Bombo folclórico, junto al resto de una Orquesta y Cantantes. Sus inicios fueron en el año dos mil y se integró por músicos afro-descendientes, quienes se dieron a la tarea de retomar el conocimiento musical empírico del Pacífico colombiano y fusionarlo con elementos de la música urbana contemporánea, para así producir una sonoridad centrada en la raíz negra del litoral pacífico colombiano.

4) REGIÓN DE LA ORINOQUIA
YO SOY EL ALMA LLANERA (Joropo)
Autora e Intérprete: Elda Flórez

En la inmensa llanura del Casanare, en la población de Maní, nació en 1969, Elda Flórez, reconocida como” La Voz Recia del Llano”, flor sabanera que perfuma los caminos con su canto.
La canción “Yo soy el Alma Llanera” es un himno de libertad en una Nación donde existe un amplio abanico de opciones musicales, hace sentir que el Llano también es patria; es un canto a la vida que defiende con ardor el derecho a la misma, que exige respeto para las etnias y denuncia adolorida los atropellos a sus semejantes y al paisaje.

ELDA FLÓREZ se dio a conocer a muy temprana edad, en Colombia y Venezuela como intérprete de sus propias composiciones y, desde entonces, goza de la admiración y el respeto en ambos países donde ha obtenido infinidad de galardones. Ha producido cuatro discos de larga duración, con Joropos, Pajarillos y Pasajes de su inspiración.

5) REGIÓN DE LA AMAZONÍA
MADRE SELVA
Autor: Sandro Piaguaje
Interpreta: Grupo Putumayo

êtmayoy (Pronunciación: Butmayoy) significa “lugar donde se bebe agua”. De esta palabra nace el nombre “Putumayo”. Esta Agrupación musical de la Región Amazónica colombiana, se fundó en 1985 con el propósito de eternizar melodías de su entorno, a través del sonido mágico producido por instrumentos autóctonos.
Su música recrea melodías de la selva, aires colombianos y música andina, muestra clara de diversas influencias musicales que no se apartan del compromiso social con nuestro país y de la realidad Latinoamericana.
El sonido del Grupo Putumayo ha establecido un lazo con la fabulosa obra del Maestro Al. Vivero, un destacado pintor del Arte indígena colombiano, que se traduce en un espacio de convergencia artística y cultural a través de diferentes lenguajes sonoros y visuales.

6) ARCHIPIÉLAGO DE SAN ANDRÉS
INSIDE
Interpreta: Creole Group

La influencia Africana y las sonoridades de las Antillas han incidido para que los géneros musicales que se interpretan en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, se hayan estructurado con base en una mezcla de ritmos y aires musicales variados como lo son el Reggae, la Socca, y otros más. A todo ello, podemos agregar una serie de instrumentos autóctonos muy curiosos como la Quijada de Caballo y la percusión que se realiza con Tinajas y Contrabajos artesanales de una sola cuerda, los cuales han venido a hacer de esta música insular algo llamativo, por su sonoridad y su alegría, que saben transmitir con voces e instrumentos típicos, que a su manera saben ejecutar Agrupaciones como THE CREOLE GROUP, quien en su lengua alternativa, sea en Inglés o Creole, muestra el encanto de su folclor.

Al igual que la mayoría de las Islas del Caribe, este fenómeno o cruce de sonidos, no hizo excepción en nuestras Islas colombianas, de tal modo que San Andrés, Providencia y Santa Catalina, recibieron ese impacto de las expresiones negras o música neo-africana, es decir, la transformación y vuelta a los fundamentos de la música primitiva de África. Estos elementos fueron los mismos, ritos, cantos, tambores, formas musicales, las cuales produjeron también expresiones muy interesantes, como lo hemos de ver y escuchar.

Pero a lo anterior debemos sumar igualmente la adopción de formas y hasta de melodías europeas, coadyuvando en la formación del carácter Isleño, el cual se refleja en ciertas inflexiones melódicas, cierta suavidad y hasta nueva elegancia. También se aceptaron otras formas caribeñas y norteamericanas, o mejor, afronorteamericanas como el Calypso y el Mento por una parte, y el Foxtrot que en otro tiempo llegó a tantos lugares y se bailó tanto, con pasión y fervor. Otros instrumentos usados en nuestras bellas islas son de origen europeo, tales como en el caso de la Guitarra y la Mandolina.

7) REGIÓN CARIBE
LA PIÑA MADURA (Paseo) – Autor: Eulalio Meléndez
Interpreta: Guillermo Buitrago y sus Muchachos

Guillermo de Jesús Buitrago Henríquez (Ciénaga, Magdalena; 1 de abril de 1920 – 19 de abril de 1949), conocido como “El jilguero de la Sierra Nevada de Santa Marta”, fue un compositor, músico y cantante colombiano. Es además considerado uno de los principales pioneros de la popularización del Vallenato. Al lado de Julio Bovea fue uno de los primeros intérpretes de las canciones de Rafael Escalona. Se le considera la primera estrella de la música popular colombiana. También fue una especie de mecenas de muchos compositores sin los que hoy no podría ser concebido el folclor del país. Sacó del anonimato a Rafael Escalona, a Emiliano Zuleta, a Abel Antonio Villa, a Tobías Enrique Pumarejo, a Chema Gómez, a Luis Pitre y a Eulalio Meléndez, el compositor de “La Piña Madura”.

Buitrago murió muy joven, de 29 años, pero más de sesenta años después de su fallecimiento, es uno de los cantantes que más vende discos en Colombia. Por esas paradojas del destino, el mismo día cuando falleció, llegó de La Habana el propietario de Discos Fuentes. Traía un contrato para que Buitrago hiciera algunas grabaciones con la Orquesta Casino de la Playa, dirigida por el Maestro y Pianista Anselmo Sacasas.

Al desintegrarse el Conjunto de Guillermo Buitrago, por su deceso, otro músico oriundo de Ciénaga (Magdalena), Julio Bovea vino a reemplazarlo. Este, a su vez convoca al Guitarrista Ángel Fontanilla y a Alberto Fernández de Atánquez, Cantante y Guacharaquero, para conformar el más famoso Conjunto de música costeña: “Bovea y sus Vallenatos”.

8) REGIÓN ANDINA
VIVA LA FIESTA (Torbellino) – Autor: Luis María Carvajal
Intérpretes: Trío Instrumental “Nuestra Herencia”

El Torbellino es una de las danzas y de los cantos folclóricos más representativos del Departamento de Santander, al igual que de Boyacá y Cundinamarca. Es considerada la tonada a través de la cual los campesinos expresan en coplas la sencillez de sus reacciones ante el amor, la desilusión, sus sentimientos, utilizando para ello ese lenguaje castellano antiguo, haciendo que estos aires típicos de ascendencia hispano-colonial, una muestra muy particular. Se han distinguido variedades del Torbellino, destacándose el triste o melancólico del altiplano y el festivo de las zonas cálidas.

El Trío Instrumental “Nuestra Herencia” es una Agrupación que se inclina por el rescate de aires musicales tradicionales de la Región Andina, con instrumentos como la Bandola, el Tiple, el Requinto, la Guitarra y Bajo Eléctrico. Está integrado por los siguientes músicos:
1) Jesús Alejandro Sánchez Peña, quien a sus 13 años de edad, es un virtuoso del Requinto andino colombiano. Desde pequeño exploró la música andina colombiana, bajo la dirección de sus hermanos Juan Pablo y Felipe Andrés, integrantes del Trio Nuestra Herencia. Por su amor, dedicación y disciplina en sus estudios musicales, ha sido invitado especial y ha incursionado en un gran número de eventos y festivales nacionales e internacionales.
2) Juan Pablo Sánchez Peña (Tiplista y Director)
3) Felipe Andrés Sánchez Peña (Requintista y Bandolista)
Estos últimos Maestros en Investigación Musical de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), e igualmente fungen como los fundadores y arreglistas de la Agrupación desde el año 2001.

9) REGIÓN PACÍFICA
EL VACILE DE MANOLO (Bunde)
Interpreta: Chirimía “Rancho Aparte”

Las Chirimías constituyen un formato de Agrupación musical muy comunes en un el centro-norte del Departamento del Chocó, arriba del río San Juan. Generalmente están conformadas por Clarinete, Redoblante, Bombardino, Tambora, Platillos, incluso algunos suelen introducir nuevos instrumentos como el Saxofón, la Trompeta y el Trombón, pero siempre conservando su esencia. Algunas Chirimías muy a la moda, han decidido incluir en sus formatos instrumentos como Bajo eléctrico, Piano y Congas, haciendo el grupo más de baile.

Este formato alegre nacido en el campo, ya no solo se disfruta y se celebra por todos los pueblos de la Región, comenzando por Quibdó, Buenaventura, Tumaco, Cali hasta llegar a Bogotá. Para dar inicio a toda presentación, en las Chirimías suelen entrar con los Platillos y continúa luego con la Tambora y el Redoblante, salta al Clarinete y de allí el resto de los integrantes. Dado el auge que han venido tomando ritmos foráneos, muy populares en las etnias afros, se ha venido introduciendo fragmentos de Reggaetón y otros similares.

‘El vacile de Manolo’, es una de las muestras de Bunde chocoano más populares de los últimos tiempos, el cual es interpretado por parte de la Chirimía “Rancho Aparte”, de Quibdó. Partiendo del centro del Chocó y hasta llegar al Pacífico Sur de Colombia, las comunidades afros bailan con demasiada euforia por considerar este género como uno de los más representativos a la hora de toda las fiestas más importantes, exhibiendo la alegría de esta gran cultura: El Bunde Chocoano, también llamado por muchos como El Canto Llamador, por ser el sonido que lleva al éxtasis a quienes se integran a las grandes fiestas del litoral.

10) REGIÓN DE LA ORINOQUIA
HOMBRE DE MIL CAMINOS (Pasaje llanero)
Autor e Intérprete: Juan Farfán y su Grupo

Juan Fernando Farfán Carrillo, (Arauca, 2 de noviembre de 1947), más conocido como Juan Farfán, luego de terminar la educación primaria se dedicó como compositor e intérprete, a la difusión de los aires musicales del Llano colombiano. Ha grabado hasta la presente más de 30 álbumes y en cerca de 5 décadas ha incursionado en un estilo particular como es la canción social, con composiciones como “El bagre rayado” y “El juego de la paz”, en las cuales canta contra la violencia que azota al país en general y a su región araucana en particular. Es conocido como “El coplero sentimental”.

Hace cerca de 50 años que se subió Juan Farfán a una tarima en Arauca a cantar, y desde entonces no ha descendido de ellas porque su fama se aquilata con los años, y el timbre sentimental de su voz parece que cobrara nuevos y más profundos acentos. Juan Farfán es ya una institución en todos los llanos de Colombia y Venezuela.

Estando muchacho se dedicó al aprendizaje de las primeras letras y a las faenas propias del llanero. Desde estos tiempos todos notaron en el escuelante una facilidad pasmosa para componer coplas, cosa que no es extraña en su lugar de nacimiento, de donde han surgido notables músicos y compositores. Juan Fernando Farfán un ícono del folclor llanero de Colombia y Venezuela, es uno de los 10 mejores cantores de Joropo de todos los tiempos en las dos llanuras. Son 30 producciones discográficas las que atesora éste baluarte del folclor llanero orgullo de los araucanos.

11) REGIÓN DE LA AMAZONÍA
DANZA INDIA (San Juanito)
Interpreta: SUMMA INTI

En el Departamento del Putumayo se reconoce la contribución de la Danza en el desarrollo de la formación integral de los estudiantes, identificando sus propias raíces y desarrollando una expresión auténtica que fomenta el folclor propio de su lugar de origen.
Putumayo es un Departamento joven, formado bajo la influencia del fenómeno de colonización, identificándose en sus manifestaciones dancísticas con una base pluricultural multiétnica, que recibe los sonidos propios de la Región Andina, así como cierta influencia del vecino Departamento de Nariño y de la República de Ecuador.

El sanjuanito es un género musical muy popular a inicios del siglo XX, originario de la provincia de Imbabura. El “sanjuanito” tiene origen preincaico; es decir, existe antes de la conquista española. A diferencia del Pasillo, es un género alegre y bailable que se ejecuta en las festividades de la cultura mestiza e indígena, como el que se lleva a cabo anualmente en la población de Sibundoy.

12) ARCHIPIÉLAGO DE SAN ANDRÉS

CALYPSO Y MENTO
Intérpretes: Banda Única de San Andrés

CALYPSO: Nombre de un género musical originario de Venezuela, Trinidad y Tobago, muy popular en las Antillas, las islas de San Andrés y Providencia en Colombia, Panamá y gran parte de la costa caribeña centroamericana. Es tanto anglófono como francófono. En los países de habla mayoritariamente hispana, donde lo practican también se incluyen letras en español.

El Calypso que se canta en San Andrés y Providencia se realiza en lengua Inglesa o en Creole y se ejecuta con instrumentos como el Violín, la Mandolina, la Guitarra, la Quijada de caballo, las Maracas y el Tinajón fabricado a partir de barriles de petróleo, llamados steel drums (‘tambores de acero’) o simplemente tambores metálicos.

Esos tambores se crearon por la necesidad de percutir que tenían los descendientes de los africanos en estas islas y, dado que no poseían ningún instrumento, empezaron a percutir los barriles, los cuales se fueron abollando y luego estableciéndose alturas definidas, lo que haría que en el futuro, el instrumento se pudiera templar con una escala cromática.

BLOG DEL AAUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.