EL FUTBOLISTA JOSE ABRAHAM ATUESTA ZULETA.

POR JOSÉ ATUESTA MINDIOLA

Los años de 1960 fueron los tiempos dorados de futbol en La Paz. Los jóvenes vivían la ilusión de pertenecer al equipo oficial del Municipio para participar de los campeonatos que se organizaban en Valledupar o para viajar a otras ciudades invitados a encuentros amistosos. Los fines de semana no eran las parrandas, las casetas, ni los billares que concentraban la atención de los jóvenes, era la fiesta del futbol. La juventud se deleitaba en el adagio: mente sana en cuerpo sano.

Algunos aficionados iban a ver los entrenamientos. Uno de los jugadores de mayor atracción era Desiderio López, quien se había ido a estudiar a Argentina y regresó fue hablando y jugando futbol; pero también tenían sus fanaticadas, entre otros, José Francisco ‘Pachito’ Mejía, Abad ‘Popo’ Zuleta, Alcides Araujo, Gustavo González, Joaquito Araujo, Javier López y José Abraham Atuesta Zuleta, conocido como Atuestica.

JOSE ABRAHAM ATUESTA ZULETA

Atuestica, de baja estatura, de gran habilidad para la gambeta y sutileza para cabecear; era el armador del equipo. Un David de la cancha. De pocas palabras, pero habla con el balón en los pies. En aquella tarde del diez de julio de 1965, el equipo Deportivo Robles de La Paz practicó con el entusiasmo de siempre porque el fin de semana le tocaba jugar en Valledupar con la selección del Colegio Nacional Loperena; al borde de la dieciocho, cuando Atuestica buscaba un remate de gol, recibió de un defensa un fuerte balonazo en el pecho, que lo dejó sin aire. Por causas del golpe se retiró del partido, silencioso se fue y se acostó en la casa de su abuela y jamás despertó. El profesor del Colegio Loperena, Miguel Maldonado Manjarrez, lo despidió con unas hermosas palabras exaltando sus virtudes futbolísticas. En honor a su memoria, los jugadores y la dirigencia deportiva de La Paz decidieron bautizar el campo de fútbol con su nombre y hoy es el “POLIDEPORTIVO JOSÉ ABRAHAM ATUESTA”.

Evocando esos hermosos tiempos, Eduyar Guerra Zuleta, primo y hermano de crianza de Atuestica, comenta: “La Paz era un pueblo tranquilo, el futbol era una pasión. Los habitantes tenían como sustento básico la agricultura y la ganadería. Y por supuesto, ya eran famosas las almojábanas. Pero el pueblo, además del crecimiento normal, su población aumentó por la llegada de gente de otros lugares, y los dirigentes políticos no crecieron en su visión futurista de crear nuevas fuentes de trabajo; y este creciente desempleo produjo el arriesgado negocio de los pimpineros vendiendo gasolina venezolana en casi todas las calles del pueblo, y ahora con la crisis en Venezuela no venden gasolina, pero sigue la escasez de fuentes de trabajo”.

POLIDERPOTIVO JOSE ABRAHAM ATUESTA, LA PAZ

DÉCIMAS A ATUESTICA, EL FUTBOLISTA

I
José Atuestica Zuleta
era mi hermano mayor,
de su equipo el armador
diestro para la gambeta.
Siempre el arco fue su meta
para meter el balón;
atleta por vocación
con resistencia tenaz,
y en ese tiempo en La Paz
el futbol era pasión

II
Jugadas de sutileza
con el balón en los pies,
y muchas veces lo fue
artista con la cabeza.
Con singular fortaleza
él siempre se destacó;
tal vez mi hermano soñó
con el partido siguiente,
pero se quedó pendiente
porque jamás despertó.

III
En esas tardes de sol
hubo bonitos encuentros,
Atuestica hacia el centro
y Pachito metía el gol.
Tiempos de ayer de arrebol,
ya se fueron esos días,
de fiesta de algarabía,
se juagaba con pasión,
y para ser campeón
nunca se hizo picardía.

BLOG DEL AUTOR: JOSÉ ATUESTA MINDIOLA

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.