DE DICHOS, REFRANES Y PROVERBIOS – II

Por: Donaldo Mendoza

Si alguien quisiera ahondar en aspectos como origen y filosofía de los dichos, refranes y proverbios, el maestro José Óliver Aponzá aporta el nombre de la ciencia que trata de ellos: la Paremiología. Porque un propósito de este escrito es mostrar solo la intencionalidad de esos breves enunciados, de carácter sentencioso, que transmiten un conocimiento tradicional cuyo fundamento es la experiencia.

En otro artículo sobre el tema, basado en la fuente bíblica de Proverbios, hice la propuesta un tanto temeraria de reconocerles a estos breves discursos la condición de «género literario», en razón de su milenaria existencia, el simbolismo de sus sentencias, y su búsqueda siempre de mentes despiertas, como lo sugiere el libro bíblico: «Como las piernas vacilantes del cojo, es el proverbio en boca de los necios. (Pr. 26,7)». Y en cuanto a la estructura de forma y contenido, la analogía de estas sentencias con la narración corta (apólogo, cuento, fábula, etc.) sin duda, es evidente.

Como aporte a su eventual condición de «género literario», el sapiente libro trae una bella alegoría sobre la Pereza, que les comparto:

«Vete donde la hormiga, perezoso, mira sus andanzas y te harás sabio. Ella no tiene jefe, ni capataz, ni amo; asegura en el verano su sustento, recoge su comida al tiempo de la mies. ¿Hasta cuándo, perezoso, estarás acostado? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco dormir, otro poco dormitar, otro poco tumbarse con los brazos cruzados; y llegará como vagabundo tu miseria y como un mendigo tu pobreza. (Pr. 6, 6-11)».

Y como otro propósito del artículo es traer a la memoria de los lectores algunos de los “dichos y refranes oídos en Colombia”, acerquémonos al fin de este breve texto con la segunda muestra de estas sentencias, que tanto brillo y vivacidad dan a nuestras conversaciones.

 •El poeta nace y el escritor se hace.
 •Se casan más moscas con una gota de miel que con un barril de hiel.
 •El que no conoce a Dios, a cualquier santo se le hinca.
 •Tan contenta va una gallina con un pollo que otra con ocho.
 •El que quiere dar nunca pregunta si uno quiere recibir.
 •Es mejor tener amigos que dinero en el bolsillo.
 •Tu mejor hermano es tu vecino más cercano.
 •Ira de hermanos, ira de diablos.
 •Tristeza y melancolía, lejos de la casa mía.
 •La educación es la mejor herencia.
 •La palabra es plata, el silencio es oro.
 •Una cosa es cacarear y otra es poner el huevo.
 •La verdad es amarga; quien te la dice te aprecia, quien te la niega te agravia.
 •Una mano lava la otra y ambas lavan la casa.
 •Libro cerrado no saca provecho.
 •Un tonto encuentra siempre otro que lo alabe.
 •Vísteme despacio que estoy de afán.
 •Todo el mundo es Popayán.

Y cerremos con este buen consejo del libro Eclesiástico: «No desdeñes lo que narran los sabios, vuelve a menudo a sus proverbios, que de ellos aprenderás doctrina… De ellos aprenderás prudencia y a dar respuesta en el momento justo». (Ecle, 8, 8-9).

♦♦

Donaldo Mendoza

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.