Emilio Oviedo, el impulsor de Rafael Orozco

Casi cuarenta años después de su primer encuentro en Aguachica, Emilio Oviedo recordó el momento en el conoció a Rafael Orozco y como impulsó su carrera musical.

Interpretando en su acordeón las notas musicales de la canción ‘Cariñito de mi vida’, grabada por Rafael Orozco, el acordeonero Emilio Oviedo Corrales recordó el inicio de su historia musical con el cantante, asesinado 27 años atrás en Barranquilla, Atlántico.

“Ay en tiempos de invierno en la montaña, las cubren las nubes en la cima y se reverdece la sabana, se colma la fauna de alegría”, dice la canción compuesta por Diomedes Díaz y que dio a conocer a Rafael Orozco con el acordeón de ‘El Comandante’, como se le conoce dentro del folclor. Sobre esta canción hay anécdotas que guarda Oviedo en su memoria.

La pieza fue incluida en el álbum ‘Adelante’ grabado en 1975, el primero de una carrera llena de éxitos para Rafael, quien era un muchacho inexperto, pero con un talento envidiable, descubierto por el maestro Emilio durante una parranda en Aguachica, Cesar.

“Esta canción impulsó a tres artistas: Diomedes Díaz como compositor, Rafael Orozco como cantante y a mí como acordeonero”, dijo emocionado el rey vallenato 1970.

LOS RECUERDOS

Emilio Oviedo, quien se ha caracterizado por descubrir a varios artistas de la música vallenata como al mismo Diomedes y por supuesto a Orozco, trajo a su memoria el día que conoció a ‘Rafa’, quien era su vecino y admirador en el barrio Sicarare de Valledupar, pero con quien por caprichos del destino nunca habían entablado una conversación.

Nostálgico rememoró ese momento cuando Rafael era un estudiante del Colegio Nacional Loperena de Valledupar y a quien decidió darle la oportunidad para apoyar su talento.

“A mí me salió un viaje para Aguachica para acompañar al gobernador Manuel Germán Cuello que iba a hacer una inauguración en ese municipio y en el camino me encontré con José Díaz Cuadro, un hombre parrandero que decidió acompañarnos. Nos embarcamos en el vagón en la camioneta y nos fuimos cantando, pero recibí mucho aire y polvo porque la carretera estaba destapada por partes y llegué afónico a Aguachica. No podía cantar, sin embargo me puse a complacer al gobernador y a tocar, pero se escuchaba muy feo”, recuerda el acordeonero.

En ese instante, según su historia, se acercó un muchacho a la puerta del salón donde estaban y le dijo: “oye mi hermano, lo veo mal de la garganta, si quiere lo acompaño en una canción”, era Rafael Orozco, quien pedía un espacio para demostrar su talento.

“Le pregunté cuál canción se sabía y me dijo que de Los Zuleta, la que sea. Decidí tocar el ‘Trovador ambulante’ y el tipo empezó a cantar, no era una voz fuerte como la que uno acostumbra a cantar, pero era una voz muy agradable, muy dulce, un color de voz diferente. Tocamos unas cinco canciones. Le pregunté donde vivía y fue cuando me enteré que era vecino mío en Valledupar y nos pusimos de acuerdo para empezar la unión musical”, puntualizó Oviedo Corrales.

CARRERA JUNTOS

Rafael Orozco y Emilio Oviedo grabaron su primera producción musical en 1975, álbum del agrado del pueblo vallenato, que en su afán por seguir escuchando más canciones nuevas de los artistas los impulsaron para que ese mismo año grabaran su segundo álbum ‘Con sentimiento’. Aunque no tuvo gran acogida como el primero sí logró cumplir con las expectativas de los amantes del folclor vallenato.

Entre risas, Emilio recordó cómo enseñaba a Rafael a saludar en las canciones y mencionó que fue él quien apodó a Diomedes Díaz como ‘El Cacique de La Junta’. “Lo bauticé así porque yo inventaba los saludos y le decía a Rafa como iba a decir en la grabación de las canciones”, cuenta.

Rafael Orozco, nacido en Becerril, Cesar, fue asesinado el 11 de junio de 1992 en Barranquilla. Su muerte estremeció a Colombia entera, en cada esquina su música era escuchada y sus canciones coreadas por sus fanáticos, quienes lloraban inconsolables la partida de su artista.

“Se conmemoran los 27 años del fallecimiento de Rafael Orozco, un hombre grande que se nos fue muy temprano. De verdad que me da mucha nostalgia recordar esos momentos, porque Rafael Orozco era una persona muy importante y muy valiosa para el folclor», dijo Emilio.

Por: Carmen Lucía Mendoza Cuello

En Fundación le rinden homenaje al ‘Comandante’ del vallenato

Durante los días 3, 4 y 5 de agosto, en el marco del primer Festival de Acordeones y Compositores ‘Jardín de Fundación’, Emilio Oviedo recibirá reconocimientos varios por su aporte a la música vallenata.

La única deuda con el folclor que tiene Emilio Oviedo Corrales es la corona del Festival Vallenato, aunque ganó en la categoría Semiprofesional, creada por Alonso Fernández Oñate en 1969.

Un golpe eterno para el acordeonero nacido en Costilla, corregimiento del municipio de Pelaya, Cesar, quien tuvo el olfato de escuchar a talentos como Jorge Oñate, Rafael Orozco, ‘Beto’ Zabaleta y Diomedes Díaz, para después llevarlos a la grabación.

Llegó en 1970 a Valledupar, después de explorar por algún tiempo zonas de La Guajira y Santander. Se casó con Laudith García, quien es la madre de sus cuatro hijos.

“Yo creía que tocaba vallenato, pero cuando escuché a ‘Emilianito’ Zuleta y a ‘Colacho’ Mendoza, me concentré a aprender bien y me presenté por primera vez en el Festival, en esa ocasión ganó Calixto Ochoa, pero yo participé fue en la categoría Semiprofesional y obtuve el primer lugar”, recordó Emilio Oviedo.

Por cariño lo bautizaron ‘El Comandante’, aunque muchos le llaman el ‘Cristóbal Colón’, teniendo en cuenta lo más de 30 intérpretes y acordeoneros que llevó a las casas disqueras para producirles un trabajo musical.

Con un estilo basado en Calixto Ochoa, Oviedo abrió el camino para que el vallenato encontrara cabida en zonas de Montería, Sincelejo, Bolívar y muchas más.

Ese trabajo por el folclor vallenato será reconocido durante los días 3, 4 y 5 de agosto, cuando se realice en Fundación, Magdalena, el primer Festival de Acordeones y Compositores ‘Jardín de Fundación’, en el que le rendirán homenaje a este gigante del acordeón.

Las categorías

El certamen incluye concursos de Acordeón Infantil, hasta los 13 años; Acordeón Juvenil, entre 14 y 17 años; Acordeón Semiprofesional, de 18 a 25 años; Canción Inédita Costumbrista; Canción Inédita Comercial, y Voz, categoría abierta.

A nivel artístico se presentarán agrupaciones como Joaco Pertuz y Horacio Escorcia; ‘Beto’ Villa, Orangel ‘El Pangue’ Maestre, Hugo Carlos Granados, Ivo Luis Díaz y Manuel Vega; y los compositores Mateo Torres, Franklin Moya, Luis Egurrola, Jacinto Leonardy Vega, Marciano Martínez, Aurelio Núñez, César Blanco e Isaac Calvo.

El presidente de la Fundación de Acordeones y Compositores ‘Jardín de Fundación’, Tomás Villarreal Rodríguez, expresó que “el festival busca resaltar y preservar los valores culturales de la región y ofrecer la cara amable de Fundación, vista desde el folclor vallenato”.

FUENTE: Carlos Mario Jiménez,

El Pilón

EMILIO OVIEDO: Todo un Caballero que ha hecho mucho por nuestro Folclor.

* Tras haberme integrado al Grupo Vallenato Clásico y Tradicional, por una cordial invitación que me hiciera el amigo Ismael Antonio Rudas Mieles, he podido sentir la solidaridad y el aprecio, de cada uno de sus miembros, tiempo este que ha sido para mi de gran edificación.

Cuán importante es para alguien que desde temprana edad, como en mi caso, se haya interesado en conocer y profundizar en las raíces y en los grandes exponentes del Folclor Vallenato, poder encontrar personas con quienes compartir inquietudes varias, ante todo por lo que ellas han venido aportando, de mucho tiempo atrás.

Hoy quiero hacer mención de alguien en particular: ÁNGEL MASSIRIS CABEZA
Agradezco su gentileza, por darme a conocer sus valiosos aportes, en este campo tan variado y extenso, como es el Folclor que admiramos, queremos y defendemos, por encima de toda condición.

En muchas ocasiones, expresamos posiciones divergentes, pero ello es precisamente, lo que nos conduce a tener una visión más universal.

Veo en Ángel Massiris, un varón inquieto por el tema que nos ocupa, con aportes que enriquecen nuestro conocimiento, y ese es el propósito común.

Cuando en una de sus breves crónicas, hace referencia a ese gran Músico, Maestro y Señor que es EMILIO OVIEDO, simple y llanamente, está obrando en justicia, con alguien que tomó a pecho, el servir de tiempo completo, a descubrir talentos, que quizás, si EL no lo hubiera hecho, estarían aún en el anonimato.

Mi apreciado Ángel Massiris, que bueno que usted se ocupe en dar un lugar especial, a aquellos artistas, que calladamente han trabajado por enaltecer el folclor, de manera humilde y pensando en grande, en pro de lo más grande que hasta ahora haya dado Colombia en materia musical.

Debo expresar, que hace más de 50 años que veía a EMILIO OVIEDO, llegar con su Conjunto a los Carnavales de Ocaña (mi tierra natal), alegrando con sus notas y los temas de moda, abriendo paso a las generaciones que habrían de llegar posteriormente, y que hoy día saborean los frutos, pero se ha echado en el olvido, a esos ingenieros, que abrieron el camino, como EMILIO OVIEDO, a quienes se les ha desconocido, como valores importantes, dignos de destacar.

Adelante compañero ÁNGEL MASSIRIS, pues aportes como el suyo, queremos ver y destacar, algo parecido a lo hecho también, por el compañero y amigo RAMIRO ELÍAS ÁLVAREZ MERCADO, al recordarnos hoy, el aporte dado al Folclor, por esa Dupla maravillosa, cual fue la integrada por Diomedes Díaz y Colacho Mendoza.

Bendiciones mil para todos Ustedes, apreciados amigos y amigas, y sigan la ruta que nos indica la importancia de valorar  a quienes han luchado denodadamente por defender y exaltar esta causa común.

Fraternalmente,
Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi.

alejandro_gutierrez_250BLOG DELAUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Artículo Relacionado:

Emilio Oviedo el acordeonero con mayor número de cantantes de la historia del vallenato