Nuevas!

RECORDANDO AL PROFESOR CÉSAR POMPEYO, 15 AÑOS DE SU PARTIDA

12 de septiembre de 2003 – 12 de septiembre de 2018. Aniversario 15

 Por José Atuesta Mindiola

La Institución Educativa Cesar Pompeyo Mendoza Hinojosa de Valledupar (barrio Francisco de Paula), este miércoles 12 de septiembre le rendirá un homenaje a partir de la 6:30 de la mañana.    

Comparto con los lectores del Portal Vallenato estas palabras que escribí en gratitud a mi profesor y amigo: 

Desde muy temprana edad el ala de su padre se abraza con la suya y lo inicia por las ramas frondosas de la lectura y de pronto comienza a volar por el cielo de la pedagogía, la historia y la literatura. Por eso es factible afirmar que todos y cada uno de nosotros somos ángeles de una sola ala y únicamente podemos volar abrazándonos los unos a los otros.

Su primera instancia terrenal fue La Sierrita, bello remanso guajiro, ‘paraíso de la fe’ como le llamara el sacerdote Francisco de Orihuela; allí Juvenal Mendoza y Antonia Hinojosa le conceden el milagro de la vida. También son primaveras de su infancia los verdes caminos de Patillal, la tradición milenaria de la cultura Kankuama de Atánquez y el edén de las flores amarillas de los cañaguates en Valledupar.

Fue fiel al precepto pedagógico: “conoce tu aldea y serás universal”. César Pompeyo conocía como la palma de su mano la geografía, el pensamiento y la cultura popular de nuestros pueblos; pero también hablaba de las tradiciones, leyendas y personajes de la historia y cultura internacional. Estas virtudes lo convierten en un hombre universal, adelantado en el tiempo.

Conocía como Teseo (personaje de la mitología griega), los secretos para entrar al laberinto y encontrar el hilo del regreso. Por este gran maestro nunca perdía el rastro a sus alumnos, en cada pueblo donde vivía uno de ellos, el día menos pensado iba a visitarlo. No era extraño verlo en Becerril con el historiador Tomás Darío Gutiérrez, unos de sus alumnos destacados, trazando la ruta de los conquistadores por el imperio Chimila y hablando de los indígenas Yukpas; en Valencia conversando con William Rosado del origen de las fiestas de nazarenos; en Mariangola indagando  las tradiciones religiosas; en Patillal dibujando las travesías que anduvo con su padre en el anca del caballo; en Atánquez conversando de los primeros cafetales del viejo José Antonio Mindiola, de la música del primer acordeonero vallenato, José León Carrillo, y de los cantos de Alberto Fernández; pero otro día estaba en Bogotá, en Cali o en cualquier capital de América Latina invitado para hablar de pedagogía y alternativas de desarrollo humano.

colegio-cesar-pompeyo-medoza-hinojosaCOLEGIO CESAR POMPEYO MENDOZA HINOJOSA

Al maestro César Pompeyo, cuando era su alumno, le manifesté mi admiración por sus dones de sabiduría. Y muchas años después, al iniciar mi carrera docente, siempre lo tuve de tutor, de maestro y de amigo. A él le debo mucho en mi experiencia docente y en mi trabajo literario. Estuvo muy cerca acompañándome en recitales, en presentaciones de libros y en jornadas académicas.

Con su visión didáctica, fortaleció lo que mis padres me habían enseñado: el respeto y la gratitud. Compartí varias lecturas, entre ellas de José Martí y nos impactó esta hondura poética: “El sol alumbra con la misma luz que quema, los agradecidos hablan de la luz, los resentidos hablan de las quemaduras”. O esta máxima del maestro Leandro Diaz: “yo sólo canto, después que logro pensar”.

En mi alma hay un jardín de gratitud por este gran maestro, gran amigo, gran ciudadano universal, que vivo abrazado a alas de sus padres, de su esposa Lily Vargas, de sus hijos, de sus hermanos y de todos los suyos para volar siempre con seguridad y honestidad entre nosotros.

♦♦♦

cesar_pompeyo_mendoza_hinojosa

 CÉSAR MENDOZA HINOJOSA

I

Este es mi humilde homenaje
Maestro César Mendoza,
de manera talentosa
describe los personajes.
Muy fácil pinta el paisaje
sin salirse de las ramas,
los señores y las damas
le escuchan con atención;
su poder de convicción
en el verbo tiene fama.

II

Habla muy bien de las aves
por ser un hombre ilustrado.
Es un mandato sagrado
enseñar al que no sabe:
Habla de yuca y cazabe,
del maíz y el algodón;
el tema de educación
es el primero en su agenda,
que conoce las leyendas
de pueblos de la región.

III

César Mendoza Hinojosa,
La Sierrita y Patillal
son el puente umbilical
de su infancia primorosa.
A las tierras milagrosas
de Atánquez y Valledupar,
conoce de par en par
el historial de su arcano.
Y Lily Varga es la mano
que le acompaña en su andar.

jose_atuesta_250BLOG DEL AITOR: José Atuesta Mindiola


 

INVITACION:  invitacion-cesar-pompeyo

Acerca de portalvallenato (16230 Artículos)
Gestor Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: