DÉCIMAS A WILLIAM ROSADO RINCONES

Por José Atuesta Mindiola

I

Todo el amor por Valencia
William lo llevó en la piel,
fue un caballero fiel
con la luz de su existencia.
El edén de su querencia,
Valencia su pueblo amado,
porque allí fue bautizado
como hermano Nazareno,
en la fe hombre sereno,
cariñoso y recatado.

II

En la amistad y el amor
siempre fue un hombre listo;
de los cantos de Calixto
un amante seguidor.
Estudioso del folclor
de esta tierra de cantores,
conoció los albores
de juglares repentista;
un grande folclorista
con merecidos honores.

III

De tristeza y de pesar
acordeones en conciertos,
en el alma hay un desierto
la muerte nos hace llorar.
Valencia, Valledupar,
todos los corregimientos
expresan sus sentimientos
igual que sus amistades;
grandes fueron tus bondades
faroles del pensamiento.

IV

El dolor de su partida
en un gris amanecer,
por la ausencia de su ser
la familia adolorida.
En el fondo de la vida
la muerte luce su velo,
porque somos de este suelo
los humildes peregrinos;
para el cristiano el destino
es habitar en el cielo.


BLOG DEL AUTOR: José Antonio Atuesta Mendiola
Cel: 3015734205

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .