CLAUDIO MENDOZA FUE UN HOMBRE ALEGRE TRABAJADOR Y BUEN AMIGO

MI CRÓNICA SABATINA

POR: JOSE JAIME DAZA HINOJOSA

Valledupar 12 de febrero del 2022

Hoy homenaje a una persona nacida en el Hatico de los indios La Guajira, criada en La Junta, pero Peñero de alma y corazón, Parrandero, Mujeriego, Trabajador, y ante todo servidor hasta los tuétanos.

CLAUDIO MENDOZA ARREDONDO

Su verdadero nombre era Wilfrido José Arredondo Mendoza, pero todo el mundo lo conocía como

Claudio Mendoza, es decir el nombre de Wilfrido solo quedó en el registro civil y en la cédula, pues se hizo conocer como Claudio en todas partes y así lo llamaba todo el mundo, nació el 11 de marzo de 1946 en el histórico caserío que lleva por nombre “El Hatico De Los Indios”. Su padre lleva por nombre Eduardo Arredondo Cuello” El Mono Arredondo” así se conocía, y su madre Otilia Mendoza Plata.

Desde niño llegó a la bella población de La Junta La Guajira, allí se crío en la casa del señor Tirso Ramírez, en esta bella tierra pasó gran parte de su infancia y adolescencia, disfrutando de sus bellos paisajes, rodeado de lomas, sabanas, y palpando las crías de ovejas, cabras, ganado bovino, montando en caballos, burros, y yeguas, fue una vivencia sana junto a uno de sus mejores amigos Sebastián Chan Ramírez, con Él compartió toda clase de travesuras y juntos aprendieron a nadar en época de invierno en los pozos que se hacían en los balnearios del salto, el guabinero, la olla, y las dos canoas, fue en verdad una experiencia feliz e inolvidable.

Su juventud Claudio la pasó en la cabecera Municipal Sanjuan del Cesar La Guajira en el barrio El Prado, pues allí tenía varios tíos, y principalmente contó con el apoyo de Julito Daza su primo quien es sobrino de Eduardo Arredondo “El mono” hijo de su hermano Luisito, con el hizo liga se entendían muy bien; vivió en la casa de Zenobia Mendoza madre de otro de sus primos queridos al que todos conocen con el seudónimo de Chachijo.

Su primera esposa se llamó Genit Mendoza hija de Andrés Mendoza hermano del gran acordeonero Nicolás Elías Colacho Mendoza; fue un matrimonio como decían antes a la fuerza pues la muchacha salió embarazada y en ese tiempo la deshonra se pagaba con el matrimonio o con la vida, nunca convivieron, de ese matrimonio nació Javier su primogénito.

En su estancia en San Juan conoció a una mujer con las cualidades que él deseaba encontrar, que fuera bonita seria y trabajadora, así sucedió una de las mujeres más bonitas de la Peña La Guajira se alojaba muy cerquita de donde Él vivía en San Juan y precisamente se fue a tomar unas fotos para su reinado en el festival folclórico del Fique de La Junta La Guajira fue elegida candidata de su tierra natal la Peña La Guajira; Nuestro homenajeado quedo flechado de una, esta muchacha es la mujer que yo buscaba, desde ese momento inició su conquista y logró su objetivo su nombre es Marlene Cuello Cuello fue elegida entre muchas representantes como la señorita Fique 1972.

Del bonito hogar que conformó con mi prima Marlene Esther Cuello Cuello (Hija de Perfecta Cuello y Ciro Cuello) nacieron cinco hijos ellos son:

Ciro Eduardo (quien lleva el nombre de sus dos abuelos) Dandi José, Nadia Rosalin, Leidys Dayana y Wilfrido José (es el menor y lleva el nombre de su Papá).

Nadia su bella hija participó en el colegio Gabriela Mistral en el concurso niña Gabrielista y salió victoriosa ósea no le perdió pisada a su madre quien también ganó el concurso en el reinado del Fique en La Junta La Guajira. Jorge Oñate saludo a Nadia en el disco el Regreso del Jilguero, que grabó con Álvaro López decía que iba a ganarse a la hija para luego ganarse al Papá que los iba a volver Oñatistas a los dos, pero Dios lo libre Claudio nunca dejó de ser Diomedista 100%.

Su amistad con el cacique de La Junta Diomedes Díaz Maestre se inició desde sus primeros años en las sabanas bonitas entre Carrizal y la Junta, La Guajira, existía mucha empatía entre los dos, compartían los juegos de trompos, volaron cometas juntos, cazaron pájaros, lo cierto fue que vivieron momentos de mucho entretenimiento y felicidad; de ahí que cuando Diomedes se hizo famoso lo saludo catorce veces a lo largo de su exitosa carrera artística. Lo mencionaron también en grabación Farid Ortiz, Javier Vega, el papi Díaz y en presentaciones en cacetas y conciertos populares en varias oportunidades lo saludaron Rafael Orozco, Poncho Zuleta, Jorge Oñate y muchos más, Claudio era realmente muy conocido en la farándula vallenata, mantuvo amistad con Rafael Orozco cuando el Binomio de Oro estaba en la cima, cuenta su hijo Ciro, que en una ocasión parrandeo en la Junta con Él en la casa de Luis Manuel Hinojosa Sierra ( Mi tío) y quien lo invitó que asistiera a la caseta comunal que iba a tocar esa noche, más Claudio no asistió pues su verdadero ídolo y compadre fue Diomedes Díaz y no quería que le fueran con chismes al Cacique, que estaba siendo saludado y atendido por su rival del momento el cantante Rafael Orozco.

Fue admirador del estilo de tocar el acordeón de Emilianito Zuleta Díaz era su ídolo en el acordeón, murió con las ganas que Diomedes hiciera unión con él, decía que ese si hubiera sido un gran disco, una agrupación vallenata de ensueño; el intérprete de acordeón que se hizo amigo personal de Claudio fue Emilio Oviedo se visitaban, permanecían largas horas dialogando y discutiendo temas del folclor Vallenato.

Claudio fue un gran parrandero casi todas las semanas hacía una fiesta; tenía tres acordeoneros a los que siempre invitaban, ellos eran; Mauro Milian, William Fuentes de San Juan del Cesar, La Guajira y Julio García de Patillal Cesar, esas parrandas eran de amanecida y de mucho Whisky puro Old Parr y Buchana’s.

Asegura su hijo Ciro que su padre nunca fue al colegio, que solo sabía escribir su firma, pero lo cierto es que aprendió a trabajar como los buenos se involucró en el mundo del comercio, de los negocios y progreso mucho, vivió a plenitud el negocio de la bonanza marimbera, compró varias fincas, mandó a construir la casa más grande de la Peña La Guajira, tenía un patio tan grande que llegó a guardar más de 15 vehículos y varios tractores de su propiedad pues también sembró algodón, sorgo, arroz, le fascinaba la agricultura y la ganadería.

Claudio fue desde niño y hasta el día de su muerte, una persona “trabajadora” se acostaba temprano, esperaba todas las noches el programa de Jaime Pérez Parodi por Radio Guatapurí, escuchaba el programa en una grabadora roja que le trajo su compadre Diomedes de Venezuela allí se quedaba dormido y a las 3 am se levantaba a camellar como se dice por ahí, todos los días tenía muchas cosas que hacer era un verdadero incansable trabajador de sus fincas y sus negocios.

Otros hijos de Claudio son; Javier que es el mayor, Claudia, Zaira, Nasser, Yaneiri, el menor se llama Eduardo; el segundo nombre de su hijo Nasser es Elías, pues el familiar que Claudio más admiraba era Elías Mendoza hermano de su madre, cuando conversaba siempre lo mencionaba, le tenía una alta estima; en total engendro 11 hijos con la misma, pero con cinco mujeres diferentes.

Conoció Venezuela, visitaba constantemente a su madre y a varios hijos que residían en la vecina república.

De Claudio podemos decir que fue una persona muy desprendida de las cosas materiales, le gustaba compartir sus carros, su dinero, era feliz ayudando a las demás personas a solucionar problemas, le satisfacía que la gente progresara, que los jóvenes estudiaran, por ejemplo, al periodista Luis Mendoza Sierra orgullo Peñero, le ayudó e impulsó para que se hiciera profesional, a muchos amigos le daba ganado al partir, les prestaba dinero, todo lo hacía solo con el ánimo de servir era su vocación, si alguien iba a sembrar una tierra le prestaba el tractor, tome échele el combustible y siembre su lote, jamás cobró pasaje a los Peñeros, todos los días visitaba a San Juan del Cesar La Guajira en plan de negocios y de diligencias de toda índole; siempre viajaban con Él de ida o de venida, sus hijos tenían un vehículo exclusivo para ir al colegio con su respectivo conductor, en su casa trabajaban hasta siete choferes, pues Claudio en una época vivió lo que llaman una verdadera bonanza económica; permanecía en son de la producción y el trabajo, no le gustaban los problemas, su objetivo era echar pa lante.

Sus mejores amigos fueron; Sebastián Ramírez, Diomedes Díaz, Elías Mendoza (su ídolo), Nefer Ariza padrino de su hijo Dandy, en La Peña el primo Borre, Ciro Luis, el primo Masa, Silvano Cárdenas y Chele. Las personas de su entera confianza fueron el pelao Cárdenas y José Alfredo Arocha, los quería mucho le ayudaban hasta hacer las cuentas, liquidaciones y a pagar lo justo a sus trabajadores, eran su mano derecha.

Sus aficiones principales fueron las riñas de gallo, pues no fue amante a los juegos de azar, pero amaba la agricultura, los negocios, la ganadería en estas actividades dedicó gran parte de su vida, disfrutaba que le contaran chistes y que lo mantuvieran al día de todo lo que acontecía en el pueblo, a su casa iban personas exclusivamente hacerlo reír, el los picaba y reía a carcajadas, era un mamador de gallo empedernido. Era reacio a las fotografías es por esta razón que dé el existen pocas fotos, jamás uso desodorante (nunca tuvo mal olor) se afeitaba con Gillette, no le gustaban las presto barbas.

En una ocasión que coincidió la fecha del festival del Fique y el festival de la Patilla, estuvo un rato en la Junta que tocaba Jorge Oñate con Juancho, Rois y otro en la Peña donde actuaba Farid Ortiz con Emilio Oviedo para complacerlos a los dos. Le gustaba usar sombreros compraba y le regalaban muchos, Diomedes varias veces le obsequio algunos, de la misma calidad de los que utilizaba Colacho Mendoza.

El Cacique siempre quiso bautizarle a su hijo Dandy, pero nunca se concretó el sacramento; pero cuando este estudiaba en Medellín, la carrera de medicina le dio una orden escrita a su representante Idelciro Zabaleta para que cualquier cosa que necesitara el muchacho los socorriera, que por favor cumpliera esta solicitud al pie de la letra, apropósito Dandy se especializó en otorrinolaringología, la mayoría de sus hijos estudiaron y son personas útiles a la sociedad; Él se preocupó siempre por ellos, les inculcaba que se superaran para que se convirtieran en profesionales al servicio de la humanidad

El 11 de marzo de 1997 se ganó una rifa, estaba muy contento y a los cinco días de ese grato momento, fue vil mente asesinado en el Municipio de Distracción la Guajira el 16 de marzo del mismo año; víctima de un atraco que le hicieran a la buseta que era de su propiedad.

Una apasionante historia de vida la del gran Claudio Mendoza, uno de los personajes más saludado por el Cacique de La Junta, Diomedes Díaz, tuve la oportunidad de conocerlo, fue una gran persona, trabajador y muy servicial en la Peña La Guajira cuando inició el festival de la Patilla, a la tarima de dicho pueblo la bautizaron Claudio Mendoza, se hizo querer de sus habitantes, allí era un verdadero Don Juan, disfruto del cariño y afecto de sus bellas mujeres y era el padrino apetecido por un centenar de ahijados que lo adoraban.

Paz en la tumba del gran Claudio Mendoza, allá en la peña como decía el Cacique de la Junta, un abrazo grande para su hijo Ciro (folclorista) mi primo querido, gracias por su apoyo para la realización exitosa de esta Crónica.

Escribió y narró para todos: Dr. José Jaime Daza Hinojosa

«El Juntero Futurista»

BLOG DEL AUTOR: JOSE JAIME DAZA HINOJOSA

«

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.