Tras las huellas de Cirino

Por Julio Oñate Martínez

Muy joven se fue Cirino Castilla Martínez de su natal Valledupar y tras una vida de trashumancia por el litoral Caribe y los pueblos del rio magdalena solo más de 20 años después regresó a su patria chica.

Inicialmente se quedo en la zona bananera aprovechando la bonanza del oro verde y después de merodear por Barranquilla llegó hasta el hoy nostálgico Puerto Colombia en su época de mayor ebullición turística y naviera. Allí en el muelle combinaba su trabajo diario de Guinchero con la actividad musical que a través de su vida le dio fama y distinción. Por las noches en el puerto la normalidad era el jolgorio y Cirino tocaba el marconte (Tuba) en la banda del pueblo, instrumento que allá en el valle le enseño a insuflar el veterano Juan Villero.

Seguir leyendo «Tras las huellas de Cirino»

Música sin fronteras

JULIO C. OÑATE M.

Una de las frases célebres de Gabriel García Márquez que ponía de manifiesto su condición de melómano fue: “lo único mejor que la música, es hablar sobre música”, consciente quizás que la literatura ha venido descubriendo la importancia de la música popular como vehículo de comunicación social.

El reconocido crítico literario Ariel Castillo Mier coordinador de la catedra del caribe colombiano me ilustra que: El arte no es un trabajo individual, sino, en cierta medida colectivo; el existe cuando hay la respuesta, cuando alguien dice o comenta algo sobre la obra, de lo contrario, es como si no existiera.

El como miembro de nuestro grupo Música Sin Fronteras, que desde marzo del 2017 es liderado por su creador doctor Ricardo Gutiérrez, aprecia que es un verdadero arte la forma de disfrutar la música que a través del chat muestran todos los integrantes de esta hermandad musical, al considerar, que esta manifestación cultural es de tal importancia que amerita el estudio y la divulgación seria.

Ellos, los miembros no se limitan solamente a oír y comentar, si es el caso al calor de una copa, sino que con el análisis e investigación se le está dando un nivel más alto a la apreciación musical observando los aportes, los cambios y relaciones hasta tratar de entenderlos con claridad.

Si bien es cierto que en los inicios del grupo MSF por haber nacido aquí en Valledupar, las primeras inquietudes fueron sobre el folclor vallenato, en su constante crecimiento se ha dado una apertura para manejar un criterio musical mucho más libre no limitándose a un solo género y fue época determinada, ya que en el espectro sonoro que le da ritmo y sabor hemos podido apreciar a placer música en todos los idiomas, francés, inglés, italiano, chino y hasta música clásica.

Esto le confiere a nuestro chat un carácter muy interesante pues al que verdaderamente le gusta la música puede disfrutarla plenamente y así nos hemos informado en el chat que cien años después de que el gran tenor italiano Enrico Caruso vendió en todo el mundo un millón de copias de discos de 78 r.p.m. de la canción napolitana “O sole mio”, en Colombia durante un año Diomedes Díaz logro igualar esta cifra con el álbum titulado Experiencias Vividas al lado de franco arguelles.

Igualmente hemos podido conocer canciones inéditas de un sin número de compositores de todo el caribe, en diferentes géneros y valorar una de las mayores fortalezas que tiene MSF; contamos con músicos, musicólogos, juglares del acordeón, escritores, investigadores musicales, gente de la radio y gestores culturales en áreas diversas, esto sumado a la calidad humana de sus miembros nos explica que de los cinco que iniciaron el recorrido hoy ya suman mucho más de doscientos.

Creemos que la música, esa conjunción armónica de verso y melodía, es un excelente medio de unión entre los pueblos y la gente. Sin ninguna presunción hemos evidenciado que estamos realizando grandes aportes en enfoques, opiniones, ideas y evaluaciones honestas de gran riqueza intelectual en un ambiente de respeto, cordialidad y tolerancia.

Es realmente admirable que en este grupo haya tantas personas que se han dedicado a estudiar y escrudiñar la historia y vida de las canciones, las circunstancias en las que se producen y el sentimiento que transmiten, lo que sin duda enriquece el sistema de valorar la música.

Música Sin Fronteras tiene la firme intención de conservar para nosotros y la posteridad la gran riqueza del cancionero popular de todas las épocas y todos los géneros, lo que nos permitirá aprender compartiendo y enseñando.

En esta primera reunión de primero de febrero de 2020 en la real casa en el aire del doctor Ricardo Gutiérrez, le haremos eco al pensamiento garciamarqueano cuando nos dijo: “Lo único mejor que la música, es hablar sobre música”

BLOG DEL AUTOR: JULIO OÑATE MARTINEZ

Así nació el libro de los Hermanos Zuleta

ramon_davila_julio_onate_sergio_moya_poncho_zuletaRamón Dávila, Julio Oñate, Sergio Moya, Poncho Zuleta.

La presentación del libro se hizo por parte del periodista Óscar Montes.
Sin intención alguna, cuenta el investigador Julio Oñate Martínez, fue recopilando las entrevistas que hacía a los miembros de la Dinastía Zuleta, “Soy investigador musical, y desde hace mucho tiempo he estado entrevistándolos a ellos, conociendo de su vida, desde el viejo Emiliano hasta personas cercanas como parientes y amigos…”. Seguir leyendo «Así nació el libro de los Hermanos Zuleta»

La charanga

julio_onate_martinez_1Por Julio Oñate Martínez

Los primeros contactos del caribe Colombiano con el término charanga que identifica una banda musical pequeña de origen cubano ocurre hacia finales de los años veinte del siglo anterior, con la orquesta del maestro Antonio María Romeu y que básicamente era integrada por violines, flauta, piano, bajo y percusión. A partir de la décadas del treinta y cuarenta, este formato toma fuerza y surgen algunas Charangas que ganan fama como la de Belisario López, Arcaño y sus maravillas, Cheo Belén Puig y la de Orestes Aragón que a comienzos de 1950 bajo la dirección de Rafael Lay se convierte prestigiosamente en ¡cono de la música Cubana. Seguir leyendo «La charanga»

El acordeón más antiguo del mundo está en Valledupar

julio-onateEste acordeón tenía más de cien años que no funcionaba y todavía está intacta.

Después de una gran travesía, el acordeón más antiguo del mundo llegó a Valledupar con el propósito de hacer parte del Museo Musical Vallenato que se realizará en esta ciudad, para ello el compositor Julio Oñate Martínez gestionando este proyecto que promete ser un espacio cultural y simbólico donde se puedan exponer los acordeones y demás elementos musicales antiguos que se utilizan en el género vallenato. Esta noticia se dio a conocer en medio de las celebraciones del Festival de la Leyenda Vallenata. Seguir leyendo «El acordeón más antiguo del mundo está en Valledupar»