GILBERTO ALEJANDRO DURAN DÍAZ : PRIMER REY VALLENATO (1968)

Por: Alejandro Gutiérrez de Piñeres

Fue en 1954 cuando surgió a la popularidad un tema bailable que tuvo una acogida impresionante: “039” era su título. Y supimos entonces que su autor era Alejandro Durán Díaz…Alejo Durán…el negro Durán…

“Cuando yo venía viajando
viajaba con mi morena
y al llegar a la carretera
se fue y me dejó llorando….”

Pero si recordamos a Alejo como compositor creo que su importancia mayor la tuvo como ejecutante del acordeón. Y aunque en su casa siempre hubo uno, curiosamente aprendió a tocarlo en el año 1943 cuando tenía 26 años de edad.

En El Paso, Magdalena (hoy Cesar) nació Alejo el 9 de febrero de 1919, hijo del músico Náffer Durán y Juana Díaz que tuvieron tres hijos más: Luis Felipe, Náffer, que además fueron excelentes acordeoneros y Sabina. Los primeros 24 años de la vida de Alejo los vivió trabajando como peón en fincas ganaderas de la región. Con su tío Octavio Mendoza y con Víctor Silva que trabajaban en las mismas haciendas, aprendió a tocar el acordeón desarrollando un estilo muy personal de ejecución. En 1948 decidió dedicarse a la música y especialmente al acordeón y se fue para Barranquilla.

ALEJO DURAN -JOSELINA DAZA

En la grabadora de acetatos de Víctor Amórtegui grabó sus primeros discos en el año 1949 y los vendía directamente entre las personas que tenían contacto con él. Con Carlos Vélez en la guacharaca, Rafael Mojica en la caja, Juan Madrid en la guitarra y él en el acordeón organizaron un conjunto y comenzaron a llevar su música por todas las poblaciones de la región. Y con Josefina Salas, que fue su primera compañera se instalaron en Magangué.

En una de esas correrías conoció a Irene Rojas y después de acompañarla en lancha por el río San Jorge se despidió de ella que iba para la población de Buenavista. La vio subir al bus de placas 039 en el que viajaba. Ese último recuerdo fue el que plasmó en la canción que más popularidad tuvo de su repertorio. Tres años vivió en Magangué, luego en Montería y posteriormente en Sahagún donde se estableció varios años.

Se vinculó con el sello Atlantic y grabó su primer disco “El entusiasmo de las mujeres” con “Güepaje” y “La trampa” con “Se acabó la fiesta”. Grabó para Discos Tropical, Fuentes, Philips y Victoria. Las ventas de sus discos fueron excelentes y los temas que más éxito tuvieron de su repertorio fueron “Pedazo de acordeón”, “La cachucha bacana”, “Alicia adorada” de Juancho Polo Valencia, “Altos del Rosario”, “La mujer y la primavera”, “Joselina Daza”, “El verano” y por supuesto el “039”…

Alejandro Duran en parranda puya pedazo de acordeón

A Planeta Rica se fue a vivir definitivamente. Desde allí continuó sus desplazamientos artísticos por toda la región. En 1968 quiso participar en el Primer Festival de la Leyenda Vallenata que organizó el primer Gobernador del departamento del Cesar, el Dr. Alfonso López Michelsen y se coronó como el Primer Rey Vallenato. Concursó con la puya “Mi pedazo de acordeón”, el son “Alicia adorada”, el merengue “Elvirita” y el paseo “La cachucha bacana”. Recordamos también a Emiliano Zuleta que prefirió que lo descalificaran antes que declararse perdedor ante los finalistas que fueron Ovidio Granados y Luis Enrique Martínez. . En ese mismo año fue invitado a formar parte de la delegación artística que iba a México a las Olimpíadas. Y premiaron su actuación con una medalla de plata, trofeo que ni siquiera consiguió Cochise Rodríguez en ciclismo o Alvaro Mejía en atletismo.

Detalles muy curiosos rodearon su vida. No le gustaba que le tomaran fotografías sin sombrero. Nunca se tomó un trago de licor. No fumaba. En entrevista que le hizo Alberto Salcedo Ramos le preguntó: ¿Cuántos hijos tiene? 25 le respondió Durán… ¿Y con la misma?.. Claro… responde Durán, con la misma, pero con diferentes mujeres…Se le conocieron 18 romances…La última fue Gloria Dussán a la que llamaba cariñosamente Goya… y decía que si se volviera a enamorar de otra mujer, esa sería Goya…

Con el pasar de los años y llevando una vida muy sana, su salud comenzó a deteriorarse. Exámenes médicos le diagnosticaron que padecía diabetes y con las complicaciones que genera esta enfermedad, si no se cuida debidamente, su salud se deterioró tanto que fue llevado a Montería. En esos años no había las medicinas que hoy existen con las cuales se puede controlar la enfermedad. Estando en la clínica le sobrevino un infarto que acabó con su vida el 15 de noviembre de 1989…

Alejo Duran nos canta el “039”

BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez de Piñeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.